Arcu la vieya

MATANZA DE LOS OTEROS / ARCO IRIS / METEOROLOGÍA

ARCU LA VIEYA EN MATANZA DE LOS OTEROS. Norberto

El hermoso fenómeno atmosférico del arco iris recibe en leonés nombres curiosísimos con evidentes connotaciones mitológicas

En el noroccidente de la provincia de León el arco iris es conocido en la variedad leonesa local, el pal.luezu, como arcu la viecha; en cabreirés tenemos arcu la vieya y arcu de vieya; cinta la viella y a cinta (la) viella (el cinturón de la vieja) en cabreirés y en pachuocu, el habla leonesa de la Sanabria zamorana; puntón da viella (pontón de la vieja) es forma propia del leonés de Sanabria, como también lo es cercu, con seguridad una reducción de cercu la viella (cerco o marco de la vieja). Otras designaciones leonesas son arcu mayuelu y arcu meiruelu, ambas de Omaña, que parecen ser nombres locales. En Fornela se registra la forma castellanizada arco de la vieja. En el gallego de León hay arco da vella, propio de la zona más occidental de El Bierzo; circo da vella y cinta da vella se documentan en la zona de habla gallega de Sanabria.

Los nombres leoneses de este fenómeno en los que aparece esta misteriosa vieja que quizá esté vinculada al mito leonés de la Vieja del Monte, aparecen así mismo en otras regiones como Asturias arcu la vieya; Galicia, arco da vella; o Portugal, arco da velha. En las islas Canarias tenemos arco de la vieja, nombre de probable origen portugués; en Normandía (Francia) aparece un marque de la vieille (marco de la vieja); en Gales, bwa y wrach (arco de la vieja); e incluso en las islas griegas de Cefalonia y Creta las denominaciones en el griego local se pueden traducir respectivamente como arco de la vieja y cinturón de la vieja.

Si se observa la distribución de los nombres del meteoro del tipo arcu la vieya, éstos sólo se encuentran en la periferia europea: en el arco atlántico, desde el archipiélago canario hasta Gales, pasando por el occidente de la Península Ibérica y norte de Francia; y en Grecia, en el otro extremo de Europa, aunque es difícil extraer conclusiones de tal distribución.

Un mito pagano

El arco iris se relacionó con lo sagrado o con el Otro Mundo en muchas tradiciones, culturas y religiones antiguas. Seguramente estamos ante la cristianización de un mito pagano, como lo demuestra la comparación de los nombres leoneses del meteoro con otras designaciones parecidas pero cristianizadas sustituyendo el segundo elemento, el referido a la vieja, por el nombre de Dios, de la Virgen, de un santo o por otros nombres cristianos. Así, vinculadas a la forma arcu la vieya y sus variantes tenemos: arco de Dios, en la comarca zamorana de Sayago; arco del Señor y arco de San Antonio, en Salamanca; arco de Santiago, en Extremadura; arco de San Chuan, en Aragón; arc de San Martí, en Cataluña; arc de Sèn Marti, en Gascuña (Francia); arc de Saint Jean, en Picardía y en Normandía (Francia); arcovergine (arco de la Virgen), en las regiones italianas de Umbría y Abruzzos.

La denominación de la cinta la viella y sus variantes tienen también correspondencias en otras zonas: cinta de la bielha, en la Tierra de Miranda (Portugal); faja de Dios, en Navarra; Jainkoampaxa (faja de Dios), en el País Vasco; cinta de San Juan, en Aragón; cinturón de la Virgen, en la isla griega de Zante.

Por otra parte, y ligada a la designación puntón de la viella, se registran: Erromako zubie (el puente de Roma) y Jaungoikoaren zubia (el puente de Dios), las dos formas del País Vasco; pont de Saint Martin, point de Saint Pierre y point de Saint Bernard, en Francia. Esta noción del arco iris como puente es destacable ya que muchos pueblos vieron en este meteoro el puente que une que la Tierra con el Cielo, y especialmente el puente de los dioses y el camino que permite a las almas alcanzar el Otro Mundo, concepciones éstas presentes en las lenguas turcas, donde el arco iris significa “puente”. En la cultura japonesa y en las antiguas creencias mitológicas mesopotámicas y escandinavas se halla idéntica relación.

La lista de nombres que recibe el arco iris en lengua leonesa tiene una interesante variedad que guarda paralelos con las denominaciones del arco iris en numerosos idiomas europeos, pero con la particularidad de que los nombres leoneses del arco iris llegaron hasta la actualidad sin cristianizar conservando el recuerdo de un mito arcaico, a diferencia de lo que ocurrió en otros muchos lugares.

Nicolás Bartolomé Pérez, Diario de León, 1 de mayo de 2016

La protección del leonés

Conseyu d'Europa

 

España se proclama como un Estado de Derecho en el artículo 1 de la Constitución, lo que significa que tanto los ciudadanos como los poderes públicos están sometidos a las leyes vigentes. Es decir, el Gobierno de España, la Generalitat catalana, la Junta de Castilla y León o el Ayuntamiento de Madrid deben cumplir la ley sin excepción, y que las personas que ostenten cargos o desarrollen funciones de carácter público tienen prohibido actuar conforme a su voluntad particular, sus prejuicios o sus intereses individuales. El artículo 9.3 de la Constitución prohíbe expresamente la arbitrariedad de los poderes públicos; dicho de otra forma, las autoridades no pueden tomar decisiones arbitrarias que vulneren el principio de igualdad de los ciudadanos a la hora de aplicar la ley o que impliquen realizar interpretaciones caprichosas de las normas jurídicas.

La arbitrariedad y la desigualdad son precisamente las características que definen la política de la Junta de Castilla y León en el ámbito de la protección del leonés. En los casi nueve años transcurridos desde la última reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, en la que el leonés obtuvo el estatus de lengua protegida conforme al artículo 5.2 («El leonés será objeto de protección específica por parte de las instituciones…»), la Junta ha decidido de forma arbitraria no aplicar dicha norma ignorado completamente el mandato tuitivo de ese idioma que contiene el precepto. El incumplimiento se quiere maquillar ahora con el anuncio de una misérrima cantidad de 3.000 € en los presupuestos de la comunidad para promocionar el leonés, lo que contrasta con la decisión legal y correcta del Gobierno autonómico de aplicar el art. 5.3 del Estatuto («Gozará de respeto y protección la lengua gallega…»), a cuya promoción se destinan anualmente en torno a 500.000 €. En Castilla y León existen dos lenguas minoritarias expresamente protegidas por la norma institucional básica, la leonesa y la gallega, pero el trato que otorga la Junta a ambas es escandalosamente discriminatorio, no solo porque la dotación presupuestaria que se pretende para el leonés no alcanza el 1% de la que ya tiene el gallego, sino porque el gallego se puede estudiar en la educación pública de la comunidad, pero el leonés no. La enseñanza del leonés es clave para garantizar su pervivencia; ¿cómo proteger o promocionar una lengua sin establecer su enseñanza normalizada? La Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias del Consejo de Europa, tratado internacional incorporado al ordenamiento jurídico español desde 2001, ampara directamente al leonés, y consecuentemente el Consejo de Europa ha informado ya en dos ocasiones de su absoluta falta de aplicación a este idioma por quienes tiene la obligación de hacerlo, Castilla y León y el propio Estado Español como responsable último de su observancia. El artículo 7 de esta norma internacional impone al Estado y a las comunidades autónomas la obligación de desarrollar unas actuaciones mínimas de fomento de los idiomas minoritarios españoles que no son oficiales, como el leonés o el gallego en Castilla y León, siendo la más importante la de promover su enseñanza y estudio. De hecho, en los informes sobre el cumplimiento de la Carta en España de 2012 y 2016, el Consejo de Europa reclama «que se garantice la enseñanza del leonés como parte de los planes de estudio que se siguen en Castilla y León». La Junta, sin embargo, excluye al leonés de manera ilegal de la tutela de este tratado, no cumple con las recomendaciones del Consejo de Europa sobre este idioma, mintió al Consejo de Europa en el informe de 2012 sobre los avances en la protección de esta lengua, y en el de 2016 ni siquiera dio datos al respecto, como era su deber.

Además, la introducción de la enseñanza del gallego en la educación primaria y secundaria precisó del desarrollo normativo del artículo 5.3 del Estatuto por la Administración autonómica mediante varios reglamentos. En el caso del leonés, el Estatuto prescribe que «su protección, uso y promoción serán objeto de regulación», pero nada se ha hecho a pesar de la resolución del Procurador del Común de 2010 que señala que el Estatuto «obliga a dictar una regulación específica para la protección, uso y promoción del leonés por lo que en virtud de dicho mandato corresponde impulsar la correspondiente iniciativa legislativa, a través del pertinente proyecto».

La protección del leonés requiere de una ley en la que apoyar su protección, promoción y uso, su enseñanza dentro del sistema educativo de la Comunidad y una política lingüística de promoción proactiva y eficaz que, como mínimo y con el fin de evitar discriminaciones impresentables e injustificadas que vulneran nuestro Estado de Derecho, debe tener una asignación económica semejante a la que otorga la Junta al otro idioma minoritario de la comunidad. Nada de esto hay en el anuncio que ha realizado la Consejera de Cultura Josefa García, pero al menos ya sabemos lo que significa para la Junta que el leonés tenga un «particular valor dentro del patrimonio lingüístico de la comunidad»: que ese valor no llega al 1% del que le otorga al gallego.

Nicolás Bartolomé Pérez, La Nueva Crónica de León, 10-III-2016

La lhéngua mirandesa. Ancontro anternacional d’ambestigadores. Picuote (Miranda de l Douro), 29 i 30 de Márcio 2016

LA LHÉNGUA MIRANDESA

 

La FRAUGA, atrabeç de l sou Centro de Recursos i Ambestigaçon Multideciplinar bai ourganizar, ne ls próssimos dies 29 i 30 de Márcio, un Ancontro Anternacional d’Ambestigadores que se ténen  dedicado al studo de la Lhéngua i de la Cultura Mirandesas. L mirandés ten merecido, ne ls redadeiros anhos, un antresse creciente por parte de ls lhenguistas i  d’outros ambestigadores i la FRAUGA, ua  anstituiçon de la Tierra de Miranda que ten na  lhéngua i na cultura mirandesas un de ls sous alheçaces, acuolhe mais este Ancontro cun ambestigadores benidos de Pertual, de la Spanha, de l’Alemanha, de la Polónia, de la Hungrie i tamien de la Roménia. Las anscriçones i la partecipaçon son de grácia. Assi i todo pedimos que fágan ua anscriçon pul email frauga@gmail.com ou puls telemobles: 93 353 49 27 ou 96 561 8004

 

 PROGRAMA

29 de márçio

9h00

Abertura: Artur Nunes (Presidente da Câmara Municipal de Miranda do Douro)

Jorge Jacoto Lourenço (Presidente da Direção da FRAUGA)

António Bárbolo Alves (FRAUGA / Universidade de Trás-os-Montes e Alto  Douro – CEL)

Gonçalo Peres (Presidente da Junta de Freguesia)

 

09h30-10h30

Moderação e comentário: António Bárbolo Alves (FRAUGA / Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro – CEL)

Júlio Meirinhos: A lei do mirandês: génese e história .

Nicolás Bartolomé Pérez (Academia de la Llingua Asturiana). La porteçon jurídica de l mirandés, l lhionés i l sturiano: estudo comparatibo de ls distintos dreitos lhengüísticos.

 10h30-11h00 – Debate

11h00-11h30 – Pausa

11h30-12h30

Moderação e comentário: Evelin Gabriella Hargitai (Universidade de Pécs, Hungria)

Anabela Leal de Barros (Universidade do Minho / ILCH): O contribuo da língua mirandesa para o conhecimento das línguas  românicas.

Aurelia Merlan (Institut für Romanische Philologie der Ludwig-Maximilians- Universität München): O mirandês: situação sociolingüística.

12h30-13h00 – Debate

13h00-15h00 – Pausa para almoço

15h00-16h00

Moderação e comentário: Aurelia Merlan (Universität München, Alemanha)

Evelin Gabriella Hargitai (Universidade de Pécs, Hungria): A situação  da língua mirandesa: revitalização e envolvimento da comunidade de falantes.

Michal Belina (Universidade de Wroclaw, Polónia): Lenguas minoritarias  de la Península Ibérica: el caso de la lengua mirandesa.

16h30-17h00 – Debate

17h00-17h30 – Pausa

17h30-18h30

Mesa redonda – O ensino do mirandês: experiências pedagógicas

Moderação e comentário: António Santos (Diretor do Agrupamento de Escolas de Miranda do Douro – AEMD)

Participantes: Domingos Raposo (Agrupamento de Escolas de Miranda do Douro), Emílio Martins (Agrupamento de Escolas de Miranda do Douro)

30 de márçio

9h30 – 10h30

Moderação e comentário: Emílio Martins (AEMD)

António Bárbolo Alves (FRAUGA / Universidade de Trás-os-Montes e Alto  Douro – CEL): La lhéngua mirandesa: mil anhos de stória, cien  anhos de dialecto i binte de lhéngua. Que feturo?

Alberto Fernandes (Instituto Politécico de Viana do Castelo): Património  cultural mirandês:  uma abordagem político-económica.

10h30-11h00 – Debate

11h00-11h30 – Pausa

11h30-12h30

Moderação e comentário: Anabela Leal de Barros (Universidade do Minho / ILCH)

Luís Meirinhos (Universidade do Porto): A evolução da Terra de Miranda.

Carlos Ferreira (Universidade de Salamanca): Toponímia da Terra de Miranda .

12h30-13h00 – Debate

13h00-15h00 – Pausa para almoço

15h00

Conferência de encerramento. Moderação e comentário: António Bárbolo Alves (FRAUGA – CEL / UTAD)

Manuela Barros Ferreira (Universidade de Lisboa / CLUL): Porque desapareceu o acento circunflexo dos ditongos crescentes.

16h30

Joana Branco (ZASNET) – Apresentação do Projeto Reserva de  Biosfera Transfronteiriça Meseta Ibérica e o Património Cultural

Visita ao Centro de Interpretação do Ecomuseu TERRA MATER

La Vieja del Monte (II): A casa da Tía Prieta

Cailleach

«La vieja del monte llena de pan blanco los zurrones de los pastores; no hace mal a nadie, es simpática y sólo se preocupa de los niños hambrientos, y de los rapaces», José González en Lazo de almas (1936)

 

El lingüista Fernando Álvarez-Balbuena García ha tenido la amabilidad de permitirnos la consulta de una interesantísima grabación sonora en el leonés de Forniella (Fornela) realizada por él, y en la que Cipriano Álvarez y Rolando Ramón, ambos de 69 años y oriundos de Trescastru (Trascastro), narran una escueta tradición legendaria que dice que antiguamente a los niños de esa localidad se les gastaba una broma cuando iban por primera vez al paraje de A Moredinha (el dígrafo «nh» representa a la ene velar intervocálica típica del leonés forniellu).

En una peña concreta situada en el Camín dos Freixos de esa zona se les decía a los pequeños que allí tenía su casa un personaje llamado A Tía Prieta, y que tenían que llamar a la puerta para pedirle un bollo diciendo: “¡Tía Prieta…, daime’l bollu!”; los niños así lo hacían, golpeaban la pena (peña) como si de una puerta se tratara y se quedaban esperando. Al regresar a casa se les preguntaba: “¿Foste a casa da Tía Prieta, ya trouxísteme’l bollu?, ¿nun chameste?” (Fuiste a la casa de la Tía Prieta, y me trajiste el bollo?, ¿no llamaste?). Había rapaces que respondían: “Non, a mi nun me salíu; nun me salíu A Tía Prieta, nun me díu’l bollu”, pero otros, con más picardía o más mayores, respondían afirmativamente. A Tía Prieta era una muyerinha buena y fabulosa que amasaba el pan en su casa, llevaba pañuelo en la cabeza y vestía completamente de negro.

En numerosos puntos de las montañas del norte leonés existen tradiciones vinculadas a la de A Tía Prieta, que no es más que otra de las epifanías del mito de la Vieja del Monte. Así, en Manzaneda de Omaña, según nos cuenta el investigador especializado en arqueoastronomía Miguel Ángel González, hay un lugar conocido como la Casa de la Vieja que es una especie de atalaya y recinto pétreo que aun siendo una formación natural, parece producto de la acción humana. Ninguna leyenda oral se conserva sobre ese sitio, pero un poco más abajo se halla otra formación pétrea especialmente relevante para los chiquillos de la zona, la Peña Furada, que es, como su nombre leonés indica, una gran roca con una hendidura lo suficientemente ancha como para que los niños jugaran a atravesarla. La cercanía del topónimo legendario y del ritual infantil resultan significativos, pues la Vieja del Monte es un mito relacionado especialmente con la infancia.

En el extremo oriental de la montaña leonesa encontramos otra misteriosa «tía», término que en el León rural se aplica como tratamiento de respeto a cualquier anciana, aun cuando no exista relación de parentesco. Cerca del pueblo de Horcadas tenemos el Alto la Tía, un monte de casi 1.600 metros, doncon un gran montón de piedras y estacas que representa a una mujer gigantesca y fantasmagórica que fue construido por pastores de merinas, quienes tenían la costumbre de construir «tías» cerca de sus altas majadas

En el desaparecido pueblo de Salio llamaban La Tía al mojón de piedras de La Collada Tejerina que servía de linde entre Salio y Tejerina. Julia Miranda, en su estudio toponímico de la cuenca alta del río Esla, interpreta estos topónimos y construcciones pétreas pastoriles en clave mítica relacionándolos con el personaje de la Vieja, ente que presenta múltiples manifestaciones en los folklores europeos personificando ciertas fuerzas de la naturaleza tanto benéficas como maléficas.

Las Muyerinas

A Tía Prieta es descrita como una «muyerinha» y curiosamente en Lugueros hay un monte llamado Las Muyerinas donde vivían unas féminas mitológicas que recibían ese nombre; estas Muyerinas eran unas panaderas fantásticas que amasaban pan para enviárselo a los niños a través de sus padres cuando volvían a casa después del pastoreo, todo ello de acuerdo con la tradición que recoge José Luis Puerto en su monumental obra Leyendas de Tradición Oral en la provincia de León.

El sufijo diminutivo «–ina», que se emplea en leonés para enfatizar cariño, refuerza el carácter benévolo de estos seres de leyenda que poblaron la imaginación de los infantes leoneses de antaño.

Nicolás Bartolomé Pérez / Emilio Gancedo, La LlariegaDiario de León 27-XII-2015

La Vieja del Monte / La Vieya del Monte

La Vieya del Monte

La Vieya del Monte, ilustración d’Alberto Álvarez Peña.

El romanista alemán Gerhard Rohlfs estudióu en diferentes culturas europeas la esistencia d’un antiguu mitu que, d’alcuerdu cona sua investigación, personificaría determinadas fuercias de la naturaleza tanto benéficas como maléficas, adoptando nomes, características ya rasgos parecidos nas tradiciones populares d’Europa. Rohlfs chamóu a esti numen Vetula, palabra latina que significa “viecha”, que yía como s’imaxina a esti ente. Esta denominación esplícase porque Rohlfs centróu’l sou estudiu nos países románicos ya d’esa designación derivan muitos de los nomes romances de las manifestaciones del mitu. Sin embargu, l’ambitu de las creyencias relativas a la Vetula estiéndese acul.lá de la Europa románica p’alcanzar prácticamente a todu’l continente ya a tódolos sous grupos l.lingüísticos ya culturales. Dalgunas de las más interesantes manifestaciones de la Vetula aparecen no reinu de L.lión, especialmente las referidas al arcu la viecha ya a la mítica Viecha (Vieja, Vella, Vieya, Viella) que vive en ciertos montes ya cuevas del nuesu territoriu.

 

 

MITOLOXÍA  POPULAR DEL REINU DE ḶḶIÓN, Nicolás Bartolomé Pérez, Llión, Asociación Cultural Faceira, 2013 (p. 97).

 

 

 

Certame lliterariu La Caleya 2015

Certame Asturica

 

La Caleya convoca un añu más el certame lliterariu centráu nesta ocasión na narrativa.  Ye una escelente noticia la continuidá del concucursu, l’únicu qu’esiste na actualidá dedicáu al llionés, y que tenga l’apoyu d’una institución gobernada pol PP. La mia norabuena a La Caleta pol sou trabayu en favor de la llingua y de las nuesa lletras. Velequí las bases del certame:

 

1. Pueden participar tolos ciudadanos de la Unión Europea a títulu individual y con un únicu trabayu en cada modalidá.

2. Los trabayos tienen que tar escritos en llionés; almítese cualquier variedá dialectal del dominiu llingüísticu asturllionés, ensin escaecer que’l mirandés de Portugal ye parte d’él.

3. El tema, nesta convocatoria, ye llibre masque se valorarán especialmente los trabayos al rodiu de la idea: Los nuesos remedios naturales tán ehí.

4. La obra tien que ser orixinal, inédita y non galardonada anteriormente en nengún concursu lliterariu nin con outru premiu o distinción.

5. Na forma será la del rellatu breve.

6. La estensión máxima del rellatu ye de 10 páxinas.

7. La presentación tien que s’axustar a las normas vinientes:

a. Cuatro copias en formatu DIN A4 escritas en lletra Times New Roman 12 y impresas por una sola cara y una copia informática del testu.

b. Las páxinas debidamente numberadas y grampadas.

c. Na portada consignaráse, únicamente: CERTAME LLITERARIU ASTURICA 2015, el títulu de la obra y el nomatu del autor.

d. Nun sobre zarráu identificáu col nomatu y títulu del trabayu, incluiráse una ficha conos datos del participante, (nome y apellidos, señas completas, corréu electrónicu y teléfonu de contautu) y una fotocopia del DNI.

8. El plazu de presentación termina’l 29 febreiru de 2016 y los trabayos tienen que s’unviar a:

Certame Lliterariu Asturica

Ayuntamientu d’Estorga

Plaza España 24700 Estorga (Llión)

Considéranse recibíos dientro’l plazu los trabayos que lleven no matasellos postal una data non posterior a l’amentada. Nun s’almiten trabayos unviaos por corréu electrónicu.

9. El Xuráu vai formase por destacadas personas del ámbitu de la cultura. La composición del mesmu vai dase a conocer oportunamente y ye competente pa decidir sobre cuestiones relativas a esti Certame y que nun figuren espresamente nestas Bases. El secretariu de La Caleya actúa cumo secretariu del Xuráu con voz y ensin votu.

10. El fallu del Xuráu vai dase a conocer el mesmu día de la entrega de premios, n’actu públicu. Los premiaos habrán de presentase a recoyelos no momentu d’entrega de los mesmos o delegar nuna segunda persona. No casu de nun se presentar perderán la parte económica del premiu.

11. Los participantes desimen a l’asociación convocante de cualquier responsabilidá derivada del plaxu o cualquier outru incumplimientu de la lexislación vixente na que pudieran incurrir los participantes.

12. La Caleya resérvase por cuatro años el dereitu n’esclusiva de la edición de los trabayos premiaos, al igual que los beneficios que puedan siguise darréu. De los exemplares publicaos, entregaránse 5 a caún de los sous autores.

13. El xuráu resérvase la facultá de declarar los premios ermos en casu de considerar que la calidá de los trabayos nun chega al mínimu esixible.

14. Establécense los siguientes premios: Primer premiu rellatos: 400 € y diploma. Segundu premiu rellatos: 100 € y diploma. Tercer premiu rellatos: Diploma y obsequiu. Cuartu premiu rellatos: Diploma.

15. La presentación al Certame implica l’aceptación de las bases. Cualquier circunstancia non prevista nas mesmas resolveráse de forma inapelable por parte del xuráu.