«Ahora Europa ya conoce la desprotección del leonés»

ESTRASBURGO

 

El pasado día 26, una delegación de la asociación cultural Faceira intervino en la reunión del Intergrupo de Minorías Tradicionales, Comunidades Nacionales y Lenguas del Parlamento Europeo en Estrasburgo para dar a conocer «la situación crítica del leonés». Una charla acogida «con interés y preocupación» por los europarlamentarios, como explica uno de sus miembros, el jurista y escritor Nicolás Bartolomé Pérez, a causa del estado de «desprotección total» en el que ha sumido esta lengua la actual autonomía.

—¿Cuál fue, en esencia, el objetivo de vuestra intervención en el Parlamento Europeo?

—Informar sobre la situación de la lengua leonesa. En primer lugar el presidente de Faceira, Ricardo Chao, explicó la existencia de una región europea, la leonesa, que es heredera directa del Reino de León medieval del que trazó sus hitos principales, señalando también su actual falta de autonomía a pesar de su personalidad y larga trayectoria histórica. A continuación se trató sobre el leonés aportando algunos datos básicos y denunciando que un idioma que tiene estatus de protección en virtud del artículo 5.2 del estatuto de autonomía y de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias del Consejo de Europa está en el más absoluto desamparo por parte de Castilla y León, que tiene un mandato legal de protección que desatiende sin miramiento.

—¿Y qué os traéis bajo el brazo? Esto es, ¿para qué ha servido vuestro viaje?

—Para Faceira es prioritario informar sobre la existencia y divulgar la precariedad de esta pequeña lengua románica europea en todos los ámbitos sociales y políticos, y reivindicar en los foros de decisión autonómicos, estatales y europeos medidas que den cumplimiento a la normativa dictada para su salvaguardia. El Parlamento Europeo es sin duda el lugar más relevante para ello por su importancia. Esperemos que desde esa institución atiendan nuestra petición expresa de requerimiento al presidente de Castilla y León para que la Junta cumpla con la obligación de protección del leonés.

—¿Cómo vieron en Estrasburgo la situación del leonés?

—Los europarlamentarios del Intergrupo de Minorías Tradicionales, Comunidades Nacionales y Lenguas vieron con interés y preocupación la situación del leonés, y constataron que la falta de promoción de una lengua legalmente protegida, especialmente en el ámbito educativo, es un hecho insólito en el marco de la UE, que promueve como valores la diversidad lingüística y cultural, pero que Castilla y León no respeta.

—¿Cuál es la postura de la Junta en este asunto?

—La de no cumplir la ley. Dos informes del Consejo de Europa (2012 y 2016), una proposición no de ley aprobada por unanimidad por las Cortes de Castilla y León (2010), o dos resoluciones del Procurador del Común (2009 y 2016) instando a la Junta a que proteja el leonés con medidas reales, introduzca esta lengua como materia en la enseñanza reglada de la comunidad o desarrolle legalmente las medidas de protección, promoción y fomento de su uso han sido sistemáticamente ignoradas. La política arbitraria y discriminatoria de la Junta hacia los hablantes de leonés tienen un elocuente ejemplo: mientras que en los últimos diez años se han dedicado más de 6 millones de euros a la promoción del gallego en Castilla y León (lengua también protegida por el estatuto de autonomía), al leonés se han dedicado 3.000 euros en ese período; nada más. Es cierto que este año, y gracias a la iniciativa del procurador de la UPL Luis Mariano Santos, se quieren dedicar 150.000 euros en los presupuestos de la comunidad para la promoción del leonés, pero el consejero de Educación ya está maniobrando para que ni un céntimo de esa suma se dedique a la enseñanza del leonés o a su promoción efectiva. De hecho, en una reunión mantenida en Valladolid en julio de este año entre Fernando Rey y representantes de varias asociaciones de defensa de la lengua leonesa, el consejero afirmó desconocer qué era el leonés para excusar su inoperancia. Lo cual es curioso porque Rey se proclamó, junto con el socialista Villalba, como el redactor del artículo 5.2. Todo un ejemplo de cinismo.

—¿Por qué acudisteis vosotros en concreto?

—La intervención responde a una invitación directa para exponer en Europa la realidad del leonés que nos llegó del partido político valenciano Compromís, que ya ha colaborado con otros colectivos leoneses. Queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento al senador Cales Mulet y también al europarlamentario Jordi Sebastià por su interés y su esfuerzo.

 

Diario de León, 1 de noviembre de 2017

Anuncios

Gramática [Básica Llïonesa] (V)

 

4923516049_79e83b78a3

 

12. A pesar de tódolos errores alvertíos na GBL hai que reconocer que la obra si tien dalguna cousa d’interés y orixinal, cumo’l capítulu dedicáu a la “Espresión de la rellación temporal”. Nun se trata d’una cuestión gramatical senón más bien estilística, anque sorprende, eso si, que na GBL nun se toquen cuestiones gramaticales esenciales cumo por exemplu podría  ser la formación de palabras en llionés, y si esti repertoriu d’estilu que desentona un pouco nun testu gramatical básicu; pero, cumo digo, el capítulu que se comenta tampouco está mal con todo. Polo menos eso pensaba hasta que, repasando los tres volúmenes de la obra de Ramón d’Andrés Cuestiones d’asturianu normativu (Uviéu, 2001, 2002, 2003, Ámbitu), que recueyen artículos del autor publicaos a principios de la pasada década no sumanariu asturianu Les Noticies, atopéi no volumen II los siguientes apartaos del capítulu dedicáu a las “Cuestiones estilístiques y espresives” de los que reproduzo solo una parte en contraste cono señaláu capítulu de la GBL. L’estudiu comparativu que se reproduz darréu fai rescamplar lo que puede calificase cumo un plaxu, pues ye evidente que’l capítulu adapta elementos fundamentales d’un trabayu ayenu sin cita de la fuente nin l’autoría, que foi del profesor Ramón d’Andrés:

 

CUESTIONES D’ASTURIANU NORMATIVU  II  (2002, pp. 207-228)

Cuestiones estilístiques y espresives

GRAMÁTICA BÁSICA LLïONESA (2012)

Espresión de la rellación temporal

FECHOS QUE PASEN AL MESMU TIEMPU

Si queremos espresar simultaneidá, o sía, que dos fechos asoceden al mesmu tiempu, podemos emplegar una riestra d’espresiones, que básicamente axústense a estos esquemes: a) Dos verbos coordínense cola conxunción <<y>> o <<pero>>; b) Un verbu subordínase a otru gracies a una conxunción; c) Un verbu toma valores d’alverbiu al aparecer n’infinitivu o en xerundiu. Vamos exemplificar: daquién, al falar, solmena les manes.

al mesmu tiempu

Coordinación: Fala y solmena les manes al mesmu tiempu = Fala y, al mesmu tiempu, solmena les manes [siguen más exemplos].

al empar

Coordinación: Fala y solmena les manes al impar =  Fala y, al empar, solmena les manes. Subordinación: Al empar que fala, solmena les manes. [siguen exemplos].

 a la vez

Coordinación: Fala y solmena les manes a la vez = Fala y, a la vez, solmena les manes. Subordinación: A la vez que fala, solmena les manes. [siguen exemplos].

de la que

Subordinación: De la que fala, solmena les manes = Solmena les manes de la que fala.

a la que

Subordinación: A la que fala, solmena les manes = Solmena les manes a la que fala.

mentanto

[Hai outros exemplos] Subordinación sin QUE: Mentando fala solmena les manes = Solmena les manes mentando fala.

cuando

Subordinación: Cuando fala solmena les manes = Solmena les manes cuando fala.

al + infinitivu

Infnitivu: Al falar solmena les manes = Solmena les manes al falar.

xerundiu

Falando, solmena les manes.

 

Feichos qu’asoceden al mesmu tiempu

Pa eillu emprearemos las sigientes espresiones:

 al mesmu tiempu, a la que, de la que, a la vez (que), al empar (que), mentantu, cuandu, al + infinitivu, xerundiu.

 

 

 

 

 Xanta y, al mesmu tiempu, escueita la radiu

 

  

Al empar que xanta escueita la radiu

 

 

 A la vez que xanta escueita la radiu

 

 

 

De la que xanta escueita la radiu

 

 

A la que xanta, escueita la radiu

 

 

Mentantu xanta escueita la radiu

 

 

Cuandu xanta escueita la radiu

 

 

Al xantare escueita la radiu

 

 

Xanta escuitandu la radiu

 

Nun faz falta dicire que se puede camudare l’orde: Al mesmu tiempu que xanta escueita la radiu. Escueita la radiu de la que xanta, etc.

FECHOS QUE PASEN DARRÉU D’OTROS

Un fechu inmediatu ye una modalidá de fechu posterior, la llingua ofrez delles ferramientes pa espresalu.

 

darréu

Coordinación: Xintaron toos y, darréu, dixo unes palabres; Xintaron toos y dixo unes palabres [siguen exemplos].

llueu

[Hai outros exemplos] Infinitivu: Llueu (de) xintar toos dixo unes palabres.

ensiguida

[Hai outros exemplos] Infinitivu: Ensiguida xintar toos dixo unes palabres.

nel intre

[Hai outros exemplos] Subordinación: Nel intre que xintar toos, dixo unes palabres.

namás o namái

Subordinación: Namás que xintaron toos, dixo unes palabres. Infinitivo: Namás xintar toos dixo unes palabres. […].

otros procedimientos

-Usar el primer verbu cola perífrasis <<acabar de>>: Acabaron de xintar toos y dixo unes palabres. Pue reforzase coles expresiones yá vistes: Acabaron de xintar toos y, darréu, dixo unes palabres. Negando’l verbu <<acabar>> refuerzase la idea d’inmediatez: Nun acabaron de xintar y dixo unes palabres. Tamién: Nun ficieron más que xintar y dixo unes palabres; Nun ficieron más que xintar más qu’acabar de xintar y dixo unes palabres; Nun acabaron de xintar y yá taba diciendo unes palabres.

[…]

Feichos qu’asoceden l’unu inmediatamente dimpués del outru

darréu, llueu, ensigida, nu intre que (en el momento que hubo…), namás, dempués, dimpués, al finare, acabare de + infinitivu, nun acabara de + infinitivu, nun facere más que + infinitivu.

 Escuitóu la radiu darréu de xantare

 

Llueu de xantar escuitóu la radiu

 

Ensigida de xantare, escuitóu la radiu

 

Nu intre que xantara, escuitóu la radiu

 

Namás xantar escuitóu la radiu

 

Dempués de xantar escuitóu la radiu

 

Al finare de xantar escuitóu la radiu

 

Acabóu de xantare y escuitóu la radiu


Nun acabara de xantare y escuitóu la radiu

 

Nun fizu más que xantare y escuitóu la radiu

 

Cumu nel casu anterior, puede camudase la costrución: xantóu y, darréu, escuitóu la radiu. Escuitóu la radiu namás xantare, etc.

 

ESPRESIÓN DE FECHOS ANTERIORES

I) Un fechu asocede antes qu’otru

Si tenemos d’indicar qu’un fechu asocede nel tiempu con anterioridá a otru, la llingua pon a la nuestra disposición una riestra d’espresiones. Vamos exemplificar coles acciones <<llavar les manes>> y sentase a xintar>>:

antes

[Hai outros exemplos] Infinitivu: Antes de sentase a xintar llavó les manes; Llavó les manes ante de sentase a xintar. L’alverbiu antes tien delles variantes, toes recoyíes nel Diccionario: <<enantes>> y <<enanties>>, que s’escriben con inicial en– (…).

 

II) Un fechu asocede al principiu d’un períodu

Si consideramos una acción que se desendolca nun priodu de tiempu (por exemplu, una actuación musical) y queremos espresar que daué asocede nos sos primeros momentos, podemos valinos de delles espresiones.

al empezar

Exemplos: Al empezar l’actuación había poca xente; Había poca xente al empezar la actuación. En llugar d’empezar podemos emplegar cualesquier de los sos sinónimos: Al comenzar l’actuaciónAl entamar l’actuación…, Al emprimar l’actuación… (…)

a lo primero, no primero.

Exemplos: A lo primero de l’actuación había poca xente; No primero (de) l’actuación había poca xente.

 

Siñalare qué feichu asocedióu enantes.-

enantes, enantias, al entamare, a lu primeiru, a lu postreiru.

 

 

 

 

 

Enantes/enantias d’escuitare la radiu xantara (había comido)

Él xantara enantes/enantias d’escuitare la radiu.

 

 

 

 

 

Si amás queremos espresare l’orde d’una riestra feichos, podemos dicire:

  

 

 

 

 

 

 

A lu primeiru xantóu, dimpués escuitóu la radiu y a lu postreiru salióu a paseyare.

 

 

Gramática [Básica Llïonesa] (IV)

GGGG

 

8. La GBL aparez chiscada de palabras inventadas, y nun me refiero a la creación de neoloxismos llioneses más ou menos acertaos, procedimientu lexítimu común a tódalas llenguas, senón a invenciones que s’emprean en vez de recurrir a auténticas palabras y construcciones patrimoniales llionesas que se desprecian ou desconocen. Asina, alcontramos voces cumo *alvogáu y *alvogada (abogáu y abogada, al parecer), palabra inexistente en llionés a diferencia del términu abogáu constatáu en varios vocabularios llioneses, y que siguiendo’l criteriu d’escritura etimolóxica y non el tradicional podría grafiase sin discusión cumo avogáu, pero’l problema ye que la forma *alvogáu ye un inventu mui recién. Nesti casu sobre la base de la forma medieval llionesa advogado (del llatín advocatus) dalguién (¿Abel Pardo Fernández?) imaxinóu una falsa evolución llionesa a *alvogáu imitando las formas neolóxicas asturianas alministrar (administrar) ou alministración (administración) pa conformar una palabra inexistente en llionés, cumo tamién lo son los numarales *dolceavu, *trelceavu, *selceavu nesti casu creaos dende los arcaísmos asturianos dolce (doce), trelce (trece), selce (dieciséis) recuperaos de forma inxustificada por innecesarios pola normativa asturiana, y que tamién se recueyen na GBL constatando una vez más la dependencia de la norma asturiana del llïonés.

Tenemos supuestos posesivos  cumo *el tieu, *los tieus, *el sieu, *los sieus (ou *de tiéu *de siéu que ya vimos n’outru post), y que se xeneran ex novo dende l’analoxía cono posesivu masculinu singular de primera persona mieu. Pero los posesivos llioneses masculinos de segunda y tercer persona son tou, tous, sou, sous (Rodríguez Castellano 1957: 175,  177; Frías Conde 2007). De la mesma forma vemos los presuntos pronomes personales *cuntiéu ou *cunsiéu. El sistema de posesivos nas falas llionesas occidentales aparez perfectamente descritu en tódolos estudios sobre esas variedades lingüísticas, onde, sicasí, nun constan las formas apuntadas na GBL, lo qu’evidencia que quien redactóu y revisóu la GBL tien pouca conocencia del llionés patrimonial y nin siquiera se molestóu en consultar los manuales que describen los elementos gramaticales esenciales de las falas llionesas. A partir d’esa endebre conocencia del llionés patrimonial hai carta branca pa outros inventos del tipu *elleición ou *rellativu, con palatalizaciones falsas, o *frax, una vuelta de tuerca a la palabra asturiana fras (frase). El Dicionariu llïonés ye manantíu permanente d’invenciones. Un exemplu alcontráu sin muita rebusca son las cuatro formas que se nos presentan cumo equivalentes del castellanu responder: *rempondererespondere, *rimpondere y *rimpuendere, onde solo la segunda ye una forma patrimonial llionesa, pues las outras tres nun existen anque se basan, outra vez, nun substantivu asturianu mui poucu documentáu: rempuesta, que tamién tien la variante rimpuesta. Sicasí, nun hai un verbu asturianu (nin llionés) *remponder ou *rimponder; nin tampouco rimpuendere que vai acullá con una imposible diftongación  no infinitivu, ya qu’en verbos cumo afogar, responder ou sorber, irregulares en llionés, la o de la reíz conviértese en ue pero solo nas sílabas tónicas de las formas flexionadas, non nos infinitivos; asina ye afogar, pero (you) afuego; sober, pero (él) suerbe; ou responder, pero (ellos) respuenden.

Hai outras propuestas léxicas que podemos calificar cumo auténticos barbarismos, asina los relativos *cuyu, *cuya, *cuyos, *cuyas, evidentes castellanismos propios amás del rexistru eleváu d’esi idioma. Lo mesmo hai que dicir de *quienes, ya que’l relativu llionés quien nun tien plural.

9. La GBL diz que: “En llïonés nun s’emprean tiempos compuestos”. Eso nun ye cierto nin pal llionés stricto sensu, nin siquiera pal restu del dominiu lingüísticu asturllionés yá qu’atopamos tiempos compuestos autóctonos tanto nas variedades asturianas de la llengua (Viejo Fernández 1998) cumo no mirandés (Pires 2009: 67, 72) ou nas falas llionesas (Álvarez 1949: 265; Frías Conde 1998: 379; Álvarez González 2010: 69). Estos tiempos compuestos llioneses son una característica propia del sistema verbal llionés, esto ye, nun parecen ser consecuencia de la castellanización pues nun hai coincidencia exacta conos valores castellanos d’esos tiempos verbales, y, amás, el llionés medieval ufierta muitos exemplos de verbos compuestos (Egido Fernández 1996). En todu casu, esa afirmación tan tayante que se fai na GBL de qu’en llionés nun hai tiempos compuestos contradizse unas poucas llinias más abaxo al esplicar las formas verbales llionesas equivalentes al pretéritu perfectu compuestu castellanu: “Cumu faz referencia a dalgu que vien faciénduse ata’l momentu presente, usamos el verbu tenere”; los pretéritos pluscuamperfectu y anterior castellanos: “Si la aición tenía siu repetitiva pur un tiempu nel pasáu, puede usase’l verbu tener”; y el futuru compuestu. Bien, ¿entoncias hai ou nun hai tiempos compuestos en llionés?, porque la perífrasis de tener + participiu ye un tiempu compuestu. La cuestión nun ye la desconcertante contradicción espositiva, solo ye una más del testu, la cuestión ye se los autores y revisores de la obra constatoron nas falas llionesas l’usu del tener cumo verbu auxiliar conos valores que nos presentan yá que tal y cumo están son un puru calcu de los valores de los tiempos compuestos castellanos con haber. Los exemplos del usu de tener cumo auxiliar que se dan na GBL: “guei tengu chamáu mueitas vueltas (sic)”, “tenía síu” “cuandu chegasti you yá tenía estudiáu tres houras (sic)”, “Cuandu cheges you ya tendréi xantáu” son un puru artificiu castellanizante ayenu a las falas llionesas. Estamos ante adaptaciones mal entendidas de determinadas construcciones verbales asturianas que nun están constatadas nas falas llionesas. Pero, amás, tan mal asimilaos están los usos asturianos de los tiempos compuestos cono verbu tener que se quieren presentar cumo llioneses que nos exemplos empreaos solo se limitan a substituir el verbu auxiliar haber por tener sin decatase de que los tiempos compuestos llioneses nun son equivalentes a los del castellanu normativu. El resultáu final ye completamente irreal y falsu.

10.  Respective a esta afirmación sobre’l verbu: “Cuandu l’acentu tónicu recaye sobru la “o” final d’un tiempu verbal [en castellanu], en llïonés ye “óu”: falóu, llambióu, espurrióu”, la mesma ye discutible nos verbos propuestos llamber y espurrir, pues el perfectu de los verbos de la segunda y tercer conxugación tienen cumo terminaciones básicas y más estendidas nas falas occidentales llionesas pa la tercer persona del singular -íu y -iéu. Asina tendríamos: él llambíu ou él llambiéu, y él espurríu, ou él espurriéu.

11. No planu del consonantismu vemos en todu’l testu de la GBL l’usu de soluciones palatalizadas en palabras con grupos romances derivaos de -CT- y -ULT-: anueche, dreichu, feichu, etc; y, a la vez, formas non palatalizadas: escuitar, mueitu, lleite, etc. Un criteriu codificador básicu ye’l de regularidá que determina, por exemplu, qu’entre dúas soluciones morfolóxicas ou entre dúas construcciones sintácticas tien que s’optar pola que respuenda a la máxima regularidá dientro del sistema (Lamuela 1987: 83). Sicasí, na GBL la falta de regularidá nas soluciones léxicas propuestas evidencia una desconocencia de los conxuntos dialectales del llionés y las suas características lo que lleva a considerar sin nengún criteriu palabras llionesas sin atender a la estructura interna del idioma, escoyendo a trompatalega palabras llionesas d’allá y d’acullá con un resultáu de nula verosimilitú y nenguna coherencia interna del modelu de llengua escoyíu que se limita a ufiertar una xuntanza caótica de formas procedentes de diferentes variedades llionesas con resultaos desconcertantes.