IV Cursu d’iniciación al llionés

Imagen

cartel-cursu-ll76

Anuncios

Gramática [Básica Llïonesa] (V)

 

4923516049_79e83b78a3

 

12. A pesar de tódolos errores alvertíos na GBL hai que reconocer que la obra si tien dalguna cousa d’interés y orixinal, cumo’l capítulu dedicáu a la “Espresión de la rellación temporal”. Nun se trata d’una cuestión gramatical senón más bien estilística, anque sorprende, eso si, que na GBL nun se toquen cuestiones gramaticales esenciales cumo por exemplu podría  ser la formación de palabras en llionés, y si esti repertoriu d’estilu que desentona un pouco nun testu gramatical básicu; pero, cumo digo, el capítulu que se comenta tampouco está mal con todo. Polo menos eso pensaba hasta que, repasando los tres volúmenes de la obra de Ramón d’Andrés Cuestiones d’asturianu normativu (Uviéu, 2001, 2002, 2003, Ámbitu), que recueyen artículos del autor publicaos a principios de la pasada década no sumanariu asturianu Les Noticies, atopéi no volumen II los siguientes apartaos del capítulu dedicáu a las “Cuestiones estilístiques y espresives” de los que reproduzo solo una parte en contraste cono señaláu capítulu de la GBL. L’estudiu comparativu que se reproduz darréu fai rescamplar lo que puede calificase cumo un plaxu, pues ye evidente que’l capítulu adapta elementos fundamentales d’un trabayu ayenu sin cita de la fuente nin l’autoría, que foi del profesor Ramón d’Andrés:

 

CUESTIONES D’ASTURIANU NORMATIVU  II  (2002, pp. 207-228)

Cuestiones estilístiques y espresives

GRAMÁTICA BÁSICA LLïONESA (2012)

Espresión de la rellación temporal

FECHOS QUE PASEN AL MESMU TIEMPU

Si queremos espresar simultaneidá, o sía, que dos fechos asoceden al mesmu tiempu, podemos emplegar una riestra d’espresiones, que básicamente axústense a estos esquemes: a) Dos verbos coordínense cola conxunción <<y>> o <<pero>>; b) Un verbu subordínase a otru gracies a una conxunción; c) Un verbu toma valores d’alverbiu al aparecer n’infinitivu o en xerundiu. Vamos exemplificar: daquién, al falar, solmena les manes.

al mesmu tiempu

Coordinación: Fala y solmena les manes al mesmu tiempu = Fala y, al mesmu tiempu, solmena les manes [siguen más exemplos].

al empar

Coordinación: Fala y solmena les manes al impar =  Fala y, al empar, solmena les manes. Subordinación: Al empar que fala, solmena les manes. [siguen exemplos].

 a la vez

Coordinación: Fala y solmena les manes a la vez = Fala y, a la vez, solmena les manes. Subordinación: A la vez que fala, solmena les manes. [siguen exemplos].

de la que

Subordinación: De la que fala, solmena les manes = Solmena les manes de la que fala.

a la que

Subordinación: A la que fala, solmena les manes = Solmena les manes a la que fala.

mentanto

[Hai outros exemplos] Subordinación sin QUE: Mentando fala solmena les manes = Solmena les manes mentando fala.

cuando

Subordinación: Cuando fala solmena les manes = Solmena les manes cuando fala.

al + infinitivu

Infnitivu: Al falar solmena les manes = Solmena les manes al falar.

xerundiu

Falando, solmena les manes.

 

Feichos qu’asoceden al mesmu tiempu

Pa eillu emprearemos las sigientes espresiones:

 al mesmu tiempu, a la que, de la que, a la vez (que), al empar (que), mentantu, cuandu, al + infinitivu, xerundiu.

 

 

 

 

 Xanta y, al mesmu tiempu, escueita la radiu

 

  

Al empar que xanta escueita la radiu

 

 

 A la vez que xanta escueita la radiu

 

 

 

De la que xanta escueita la radiu

 

 

A la que xanta, escueita la radiu

 

 

Mentantu xanta escueita la radiu

 

 

Cuandu xanta escueita la radiu

 

 

Al xantare escueita la radiu

 

 

Xanta escuitandu la radiu

 

Nun faz falta dicire que se puede camudare l’orde: Al mesmu tiempu que xanta escueita la radiu. Escueita la radiu de la que xanta, etc.

FECHOS QUE PASEN DARRÉU D’OTROS

Un fechu inmediatu ye una modalidá de fechu posterior, la llingua ofrez delles ferramientes pa espresalu.

 

darréu

Coordinación: Xintaron toos y, darréu, dixo unes palabres; Xintaron toos y dixo unes palabres [siguen exemplos].

llueu

[Hai outros exemplos] Infinitivu: Llueu (de) xintar toos dixo unes palabres.

ensiguida

[Hai outros exemplos] Infinitivu: Ensiguida xintar toos dixo unes palabres.

nel intre

[Hai outros exemplos] Subordinación: Nel intre que xintar toos, dixo unes palabres.

namás o namái

Subordinación: Namás que xintaron toos, dixo unes palabres. Infinitivo: Namás xintar toos dixo unes palabres. […].

otros procedimientos

-Usar el primer verbu cola perífrasis <<acabar de>>: Acabaron de xintar toos y dixo unes palabres. Pue reforzase coles expresiones yá vistes: Acabaron de xintar toos y, darréu, dixo unes palabres. Negando’l verbu <<acabar>> refuerzase la idea d’inmediatez: Nun acabaron de xintar y dixo unes palabres. Tamién: Nun ficieron más que xintar y dixo unes palabres; Nun ficieron más que xintar más qu’acabar de xintar y dixo unes palabres; Nun acabaron de xintar y yá taba diciendo unes palabres.

[…]

Feichos qu’asoceden l’unu inmediatamente dimpués del outru

darréu, llueu, ensigida, nu intre que (en el momento que hubo…), namás, dempués, dimpués, al finare, acabare de + infinitivu, nun acabara de + infinitivu, nun facere más que + infinitivu.

 Escuitóu la radiu darréu de xantare

 

Llueu de xantar escuitóu la radiu

 

Ensigida de xantare, escuitóu la radiu

 

Nu intre que xantara, escuitóu la radiu

 

Namás xantar escuitóu la radiu

 

Dempués de xantar escuitóu la radiu

 

Al finare de xantar escuitóu la radiu

 

Acabóu de xantare y escuitóu la radiu


Nun acabara de xantare y escuitóu la radiu

 

Nun fizu más que xantare y escuitóu la radiu

 

Cumu nel casu anterior, puede camudase la costrución: xantóu y, darréu, escuitóu la radiu. Escuitóu la radiu namás xantare, etc.

 

ESPRESIÓN DE FECHOS ANTERIORES

I) Un fechu asocede antes qu’otru

Si tenemos d’indicar qu’un fechu asocede nel tiempu con anterioridá a otru, la llingua pon a la nuestra disposición una riestra d’espresiones. Vamos exemplificar coles acciones <<llavar les manes>> y sentase a xintar>>:

antes

[Hai outros exemplos] Infinitivu: Antes de sentase a xintar llavó les manes; Llavó les manes ante de sentase a xintar. L’alverbiu antes tien delles variantes, toes recoyíes nel Diccionario: <<enantes>> y <<enanties>>, que s’escriben con inicial en– (…).

 

II) Un fechu asocede al principiu d’un períodu

Si consideramos una acción que se desendolca nun priodu de tiempu (por exemplu, una actuación musical) y queremos espresar que daué asocede nos sos primeros momentos, podemos valinos de delles espresiones.

al empezar

Exemplos: Al empezar l’actuación había poca xente; Había poca xente al empezar la actuación. En llugar d’empezar podemos emplegar cualesquier de los sos sinónimos: Al comenzar l’actuaciónAl entamar l’actuación…, Al emprimar l’actuación… (…)

a lo primero, no primero.

Exemplos: A lo primero de l’actuación había poca xente; No primero (de) l’actuación había poca xente.

 

Siñalare qué feichu asocedióu enantes.-

enantes, enantias, al entamare, a lu primeiru, a lu postreiru.

 

 

 

 

 

Enantes/enantias d’escuitare la radiu xantara (había comido)

Él xantara enantes/enantias d’escuitare la radiu.

 

 

 

 

 

Si amás queremos espresare l’orde d’una riestra feichos, podemos dicire:

  

 

 

 

 

 

 

A lu primeiru xantóu, dimpués escuitóu la radiu y a lu postreiru salióu a paseyare.

 

 

Gramática [Básica Llïonesa] (IV)

GGGG

 

8. La GBL aparez chiscada de palabras inventadas, y nun me refiero a la creación de neoloxismos llioneses más ou menos acertaos, procedimientu lexítimu común a tódalas llenguas, senón a invenciones que s’emprean en vez de recurrir a auténticas palabras y construcciones patrimoniales llionesas que se desprecian ou desconocen. Asina, alcontramos voces cumo *alvogáu y *alvogada (abogáu y abogada, al parecer), palabra inexistente en llionés a diferencia del términu abogáu constatáu en varios vocabularios llioneses, y que siguiendo’l criteriu d’escritura etimolóxica y non el tradicional podría grafiase sin discusión cumo avogáu, pero’l problema ye que la forma *alvogáu ye un inventu mui recién. Nesti casu sobre la base de la forma medieval llionesa advogado (del llatín advocatus) dalguién (¿Abel Pardo Fernández?) imaxinóu una falsa evolución llionesa a *alvogáu imitando las formas neolóxicas asturianas alministrar (administrar) ou alministración (administración) pa conformar una palabra inexistente en llionés, cumo tamién lo son los numarales *dolceavu, *trelceavu, *selceavu nesti casu creaos dende los arcaísmos asturianos dolce (doce), trelce (trece), selce (dieciséis) recuperaos de forma inxustificada por innecesarios pola normativa asturiana, y que tamién se recueyen na GBL constatando una vez más la dependencia de la norma asturiana del llïonés.

Tenemos supuestos posesivos  cumo *el tieu, *los tieus, *el sieu, *los sieus (ou *de tiéu *de siéu que ya vimos n’outru post), y que se xeneran ex novo dende l’analoxía cono posesivu masculinu singular de primera persona mieu. Pero los posesivos llioneses masculinos de segunda y tercer persona son tou, tous, sou, sous (Rodríguez Castellano 1957: 175,  177; Frías Conde 2007). De la mesma forma vemos los presuntos pronomes personales *cuntiéu ou *cunsiéu. El sistema de posesivos nas falas llionesas occidentales aparez perfectamente descritu en tódolos estudios sobre esas variedades lingüísticas, onde, sicasí, nun constan las formas apuntadas na GBL, lo qu’evidencia que quien redactóu y revisóu la GBL tien pouca conocencia del llionés patrimonial y nin siquiera se molestóu en consultar los manuales que describen los elementos gramaticales esenciales de las falas llionesas. A partir d’esa endebre conocencia del llionés patrimonial hai carta branca pa outros inventos del tipu *elleición ou *rellativu, con palatalizaciones falsas, o *frax, una vuelta de tuerca a la palabra asturiana fras (frase). El Dicionariu llïonés ye manantíu permanente d’invenciones. Un exemplu alcontráu sin muita rebusca son las cuatro formas que se nos presentan cumo equivalentes del castellanu responder: *rempondererespondere, *rimpondere y *rimpuendere, onde solo la segunda ye una forma patrimonial llionesa, pues las outras tres nun existen anque se basan, outra vez, nun substantivu asturianu mui poucu documentáu: rempuesta, que tamién tien la variante rimpuesta. Sicasí, nun hai un verbu asturianu (nin llionés) *remponder ou *rimponder; nin tampouco rimpuendere que vai acullá con una imposible diftongación  no infinitivu, ya qu’en verbos cumo afogar, responder ou sorber, irregulares en llionés, la o de la reíz conviértese en ue pero solo nas sílabas tónicas de las formas flexionadas, non nos infinitivos; asina ye afogar, pero (you) afuego; sober, pero (él) suerbe; ou responder, pero (ellos) respuenden.

Hai outras propuestas léxicas que podemos calificar cumo auténticos barbarismos, asina los relativos *cuyu, *cuya, *cuyos, *cuyas, evidentes castellanismos propios amás del rexistru eleváu d’esi idioma. Lo mesmo hai que dicir de *quienes, ya que’l relativu llionés quien nun tien plural.

9. La GBL diz que: “En llïonés nun s’emprean tiempos compuestos”. Eso nun ye cierto nin pal llionés stricto sensu, nin siquiera pal restu del dominiu lingüísticu asturllionés yá qu’atopamos tiempos compuestos autóctonos tanto nas variedades asturianas de la llengua (Viejo Fernández 1998) cumo no mirandés (Pires 2009: 67, 72) ou nas falas llionesas (Álvarez 1949: 265; Frías Conde 1998: 379; Álvarez González 2010: 69). Estos tiempos compuestos llioneses son una característica propia del sistema verbal llionés, esto ye, nun parecen ser consecuencia de la castellanización pues nun hai coincidencia exacta conos valores castellanos d’esos tiempos verbales, y, amás, el llionés medieval ufierta muitos exemplos de verbos compuestos (Egido Fernández 1996). En todu casu, esa afirmación tan tayante que se fai na GBL de qu’en llionés nun hai tiempos compuestos contradizse unas poucas llinias más abaxo al esplicar las formas verbales llionesas equivalentes al pretéritu perfectu compuestu castellanu: “Cumu faz referencia a dalgu que vien faciénduse ata’l momentu presente, usamos el verbu tenere”; los pretéritos pluscuamperfectu y anterior castellanos: “Si la aición tenía siu repetitiva pur un tiempu nel pasáu, puede usase’l verbu tener”; y el futuru compuestu. Bien, ¿entoncias hai ou nun hai tiempos compuestos en llionés?, porque la perífrasis de tener + participiu ye un tiempu compuestu. La cuestión nun ye la desconcertante contradicción espositiva, solo ye una más del testu, la cuestión ye se los autores y revisores de la obra constatoron nas falas llionesas l’usu del tener cumo verbu auxiliar conos valores que nos presentan yá que tal y cumo están son un puru calcu de los valores de los tiempos compuestos castellanos con haber. Los exemplos del usu de tener cumo auxiliar que se dan na GBL: “guei tengu chamáu mueitas vueltas (sic)”, “tenía síu” “cuandu chegasti you yá tenía estudiáu tres houras (sic)”, “Cuandu cheges you ya tendréi xantáu” son un puru artificiu castellanizante ayenu a las falas llionesas. Estamos ante adaptaciones mal entendidas de determinadas construcciones verbales asturianas que nun están constatadas nas falas llionesas. Pero, amás, tan mal asimilaos están los usos asturianos de los tiempos compuestos cono verbu tener que se quieren presentar cumo llioneses que nos exemplos empreaos solo se limitan a substituir el verbu auxiliar haber por tener sin decatase de que los tiempos compuestos llioneses nun son equivalentes a los del castellanu normativu. El resultáu final ye completamente irreal y falsu.

10.  Respective a esta afirmación sobre’l verbu: “Cuandu l’acentu tónicu recaye sobru la “o” final d’un tiempu verbal [en castellanu], en llïonés ye “óu”: falóu, llambióu, espurrióu”, la mesma ye discutible nos verbos propuestos llamber y espurrir, pues el perfectu de los verbos de la segunda y tercer conxugación tienen cumo terminaciones básicas y más estendidas nas falas occidentales llionesas pa la tercer persona del singular -íu y -iéu. Asina tendríamos: él llambíu ou él llambiéu, y él espurríu, ou él espurriéu.

11. No planu del consonantismu vemos en todu’l testu de la GBL l’usu de soluciones palatalizadas en palabras con grupos romances derivaos de -CT- y -ULT-: anueche, dreichu, feichu, etc; y, a la vez, formas non palatalizadas: escuitar, mueitu, lleite, etc. Un criteriu codificador básicu ye’l de regularidá que determina, por exemplu, qu’entre dúas soluciones morfolóxicas ou entre dúas construcciones sintácticas tien que s’optar pola que respuenda a la máxima regularidá dientro del sistema (Lamuela 1987: 83). Sicasí, na GBL la falta de regularidá nas soluciones léxicas propuestas evidencia una desconocencia de los conxuntos dialectales del llionés y las suas características lo que lleva a considerar sin nengún criteriu palabras llionesas sin atender a la estructura interna del idioma, escoyendo a trompatalega palabras llionesas d’allá y d’acullá con un resultáu de nula verosimilitú y nenguna coherencia interna del modelu de llengua escoyíu que se limita a ufiertar una xuntanza caótica de formas procedentes de diferentes variedades llionesas con resultaos desconcertantes.

Gramática [Básica Llïonesa] (III)

 G images

7.2  El recursu a los asturianismos léxicos. Na versión llionesa de la GBL y na sua exemplicación alcontramos un usu masivu d’asturianismos, esto ye, de palabras asturllionesas pero que solo son propias d’Asturias, non de Llión, muitas veces procedentes d’eso que no sou momentu se chamóu “asturianu tapecíu”, onde predominaba un tipu de llengua qu’optaba por un fuerte diferencialismu léxicu respective del castellanu empreando recursos cumo la creación neolóxica mui forciada ou l’ampliación de significaos del léxicu patrimonial. Los exemplos d’asturianismos tiraos de la GBL y de la versión llionesa de la web onde se puede consultar son mui numarosos: abegosu, abellugare, algamar, alministrare, allugamientu, amosare, anueche (pero nueite), asoceder, ayalga, bon (bonu, bona), cadarma, camentare, castellán, caún (caúnu, caúna), chigre, collacios, desemeyanza, dalu, dubia, los partitivos deillos/deillas (sic), ente, entrugare, envís, espublización, finar, finxu, llueu, númberu, pallabra, poru, plurales del tipu ‘peculiariedaes’, poru, sedría, tar, terminaciones verbales –asti

Dalgunos asturianismos merecen cierta atención. Asina, no capítulu dedicáu a los posesivos dizse:

Los axetivos pospuestos son invariables en xéneru y númberu. Debería evitase l’abusu del sou usu, esceutu cuandu quiera enfatizase la posesión. Las formas pospuestas que van darréu’l sustantivo NUN son pronomes, puestu que’l suxetu tá presente na oración, y pur eillu nun llevan tilde.

de mieu, de tieu, de sieu (d’él, d’eilla)

de nuesu, de vuesu, de sieu (d’eillos, d’eillas)

Estas son las perras de mieu    Esa ye la casa de tieu”

Y más alantre podemos ller:

Tamién podríamos usare los pronomes perifrásticos, que sedría un xeitu de falare más llïonés:

de miéu, de tiéu (sic) de siéu (sic) (d’él, d’eilla)

de nuésu, de vuésu, de siéu (sic) (d’eillos, d’eillas). “

La cuestión ye qu’esti tipu de posesivos nun son “un xeitu de falare más llïonés” (cualesquier cousa qu’eso seya) ya qu’en nenguna fala llionesa están constataos los posesivos analíticos, ye dicir, nun son llioneses. Los posesivos perifrásticos son propios de las variedades asturianas del asturllionés (Rodríguez Castellano 1952: 134-135; Rodríguez Castellano 1954: 212; Neira Martínez 1955: 73; Rodríguez Castellano 1957: 184; Menéndez García 1963 I: 197 y 198; García Arias 1974: 101-102; Cano González 1981: 114-115, etc.). Consecuentemente, la Gramática de la Llingua Asturiana de l’ALLA, fuente inconfesable del párrafu cumo tantos outros de la GBL, acueye esta construcción dientro del asturianu normativu (X.4). Los posesivos enfáticos tamién son propios del gallego-asturianu (Muñiz 1978: 260; Fernández Vior 1997: 206-207) y del gallegu (Freixeiro Mato 2006 II: 220-224). Respective a los posesivos *de tieu, *de sieu,*de tiéu, *de siéu, nun son asturianos, son puras invenciones.

La distribución n’asturllionés de los posesivos analíticos ye bien interesante pues abranca muitos conceyos del sur d’Asturias, los más cercanos a la provincia de Llión: Ayer, Ḷḷena, Teberga, Somiedu ou Cangas del Narcea. Pero esta forma de posesivu nun aparez en nenguna comarca llionesa, nin siquiera nas falas de las zonas más cercanas a Asturias: Los Argüeyos, Babia, Ḷḷaciana, Palacios del Sil ou Forniella.

Deixando a un llau el recursu a los posesivos asturianos, el restu del apartáu dedicáu a los posesivos está pragáu d’errores nos que nun voi parar agora.

Entre los asturianismos rescamplan dúas elecciones léxicas que vemos no mesmu nome de l’asociación que promueve esta gramática (L’Alderique. Asociación pal estudiu y desendolque la llingua llïonesa): alderique y desendolque. No Dicionariu llïonés (anque ye un simple vocabulariu a pesar del títulu) feitu por esta asociación y que se puede consultar na mesma web comprobamos qu’alderique traduzse cumo “debate” (sicasí, na propia gramática dizse que significa “discusión”), pero en nengún outru diccionariu ou vocabulariu llionés de carácter local ou xeneral alcontramos esta palabra, lóxicamente porque nun ye llionesa. Alderique que ye un nome de creación neolóxica qu’aparecíu n’Asturias nos años setenta conformáu sobre la base del verbu asturianu aldericar. Se consultamos dalgunos diccionarios de referencia asturianos alvertimos lo siguiente:

– No Diccionario General de la Lengua Asturiana (García Arias 2002-2004), un diccionariu dialectal dedicáu a recopilar únicamente léxicu patrimonial (asturianu y llionés) de la llengua, nun alcontramos la forma alderique, ya que, cumo digo, ye de creación neolóxica, pero si vemos el verbu aldericar del que se recueyen estas acepciones patrimoniales: “Hablar mucho”, “Contestar refunfuñando, entre dientes”, “Argüir, alegar algo refunfuñando, a lo que los que escuchan no conceden importancia”, “Decir cosas de poca importancia”, “Decir cosas inoportunas, que no vienen a cuento”.

– No Diccionariu de la Llingua Asturiana (Academia de la Llingua Asturiana, 2000) tenemos:

alderique, l’: sust. Aición y efeutu d’aldericar.

aldericar: v. Rezungar, protestar, reñer [en voz baxo y de contino]’, 2. ‘Falucar, falar [ensin nengún xacíu]. 3. Falar [delles persones d’un tema presentando argumentos].

Las dúas primeras acepciones del verbu aldericar no DALLA son las patrimoniales, y la última establezse por vía d’ampliación semántica. A partir d’esta tercer acepción chegamos a la forma alderique, un neoloxismu pémeque desacertáu se nos atenemos a los usos patrimoniales del verbu asturianu aldericar que vendría a significar: rezongar, retolicar, protestar, charlatanear, falar muitu y sin sentíu.

.- No Diccionariu asturianu-castellanu (Sánchez Vicente 2008):

aldericar, v. Argüir. 2. Contestar disputando. 3. Disputar. 4. intr. Hablar sin ton ni son.

alrerique, m. Argumentación 2. Disputa verbal. 3. Controversia.

Nesti últimu diccionariu asturianu alcontramos una preferencia polos significaos neolóxicos que son bastante contradictorios conos usos patrimoniales del verbu asturianu, quitante la sua acepción cuarta, y constatamos tamién el neoloxismu alderique con unas connotaciones yá mui allonxadas de las del verbu del que deriva.

El lingüista ḷḷenizu Xulio Concepción nas suas Etimologías de la lengua asturiana (s.v. “aldericar, alderique”) recueye esti significáu: “Responder, refunfuñar por lo bajo, argüir con argumentos poco consistentes, medio súplica, medio disculpa”, y sobre la sua etimoloxía diz que: “No se encuentra en los diccionarios más al uso; tal vez, del árabe al daia (‘la aldea’), con el sentido de ‘andar diciendo cosas por la aldea, buscar justificaciones públicas por detrás’. Habrá que seguir el rastro…”. Pa García Arias (2009: 38, 48) aldericar y la sua variante somedana altricar derivan del llatín altercari, d’onde procede tamién el castellanu “altercar”.

Del neoloxismu asturianu alderique tenemos casi’l sou certificáu de nacimientu pues el primer usu constatáu del mesmu ye del 1 de febreiru de 1975 nun artículu “Otru alderique (1)” (San Martín Antuña 2009: 73) que publicaba l’asociación asturianista Conceyu Bable na revista Asturias Semanal. Esi artículín d’opinión n’asturianu remataba con un pequeñu vocabulariu esplicativu onde se traduz alderique cumo “respuesta, polémica”.

En todu casu, el neoloxismu creáu por Conceyu Bable está güei n’usu pues amás de la sua presencia nas obras lexicográficas referenciadas y n’outras, hai entidades que lu adoptoron cumo nome ya seya una activa tertulia uvieína ou una productora audiovisual asturiana, amás de l’asociación llionesa promotora de la GBL que curiosamente elixíu tamién esi nome asturianu.

Desendolque ye outru neoloxismu creáu sobre la base del verbu asturianu desendolcar (“Desenrollar, desarrollar”, “Desenvolver, descubrir”, “Desenroscar los que estaba enroscado o enrrollado [por exemplu, una culuebra: La culuebra desendolcóuse], (Diccionario General de la Lengua Asturiana sv. desendolcar) y no que comprobamos el mesmu procedimientu d’ampliación semántica. La consulta del Dicionariu llïonés diznos que desendolque quier dicir “desarrollo”.

En todu casu, los substantivos neolóxicos alderique ou desendolque creaos pol procedimientu d’ampliación semántica sobre la base de dous verbos asturianos pueden ser válidos n’Asturias, y, efectivamente, tienen un usu escritu y faláu constatable más ou menos acertáu (especialmente’l casu de la palabra alderique parezme mui desacertáu). Pero emprear esos neoloxismos asturianos en Llión nun parez mui rezonable porque naide conoz esas palabras, y el usu forciáu d’estos asturianismos léxicos en Llión nun resulta aceptable a nun ser que se quiera presentar al llionés cumo una xíriga deconectada de los usos léxicos patrimoniales de la nuesa tierra.

David Guardado (2008: 113-114) fai una precisión interesante sobre’l diferencialismu léxicu en ciertas situaciones de recuperación lingüística:

L’hiperdiferencialismu de calter léxicu ye dacuando un síntoma de les codificaciones que se dan en situaciones d’obsolescencia avanzada nes qu’existen intentos de revitalización al marxe de la comunidá de falantes (pola falta d’ésta en casos de muerte de les llingües o pola imposibilidá d’una implantación social afayadiza). Nestos casos los modelos llingüísticos amuesen una fuerte dependencia estructural de la llingua dominante, daqué que s’intenta compensar con una ellaboración hiperdiferencialista del léxicu. Nos casos estremos échase mano de cualquier recursu que complique’l discursu cayendo en propuestes d’ellaboración basaes na acumulación de términos artificiales, pintorescos o en desusu pal común de los falantes (…)”.

Efectivamente, el modelu de llionés propuestu pola GBL ye un casu estremu d’abusu de diferencialismu léxicu, pero lo peculiar ye que pa “complicar el discursu” se recurra invariablemente a un usu intensivu d’asturianismos desconocíos en Llión, no que ya ye una reiterada seña característica del llïonés.

Gramática [Básica Llïonesa] (II)

GG

Tamién hai cuestiones discutibles en dalgunos de los planteamientos, principios ou criterios de codificación ou elaboración d’orde xeneral nos que s’apoya la GBL. Vamos ver dous que nun se formulan de manera esplícita, pero que ye fácil constatar cona simple lectura del testu.

6. Monocentrismu. La concepción xeneral de la GBL ye la de presentar una neo-variedá normativa llionesa, ou con intención normativa (dende lluegu descriptiva nun ye), fuertemente monocéntrica, ríxida y unitarista onde las falas patrimoniales llionesas nun tienen sitiu ya que nenguna referencia hai a las variedades diatópicas que realmente son las que conforman la llengua, de feitu son la llengua que chamamos llionesa. Esti planteamientu tan monoglósicu denota un prexuiciu mui estendíu: que las llenguas pa selo tienen que cuntar con un únicu estándar fuertemente monocéntricu (cumo’l castellanu ou’l francés). L’altu grau de polimorfismu que presenta’l llionés güei nun tien reflexu nesti testu, y, consecuentemente, la sua propuesta gráfica, que se concreta especialmente no capítulu tituláu “Peculiariedaes del alfabetu llïonés”, solo ye válida pa la escritura d’esa neo-variedá llionesa que se propón na obra, pero nun val pa representar a las falas del idioma. Voi poner un exemplu concretu: se dalguién quixera escribir en llionés noroccidental, en paḷḷuezu, axustándose a la propuesta ortográfica y morfolóxica de la GBL, ¿podría facelo?

Hai una única y confusa escepción a esta concepción tan monocéntrica de la GBL que ye la referida al usu de la lletra “J”: “Anque la lletra J nun ye patrimoñal llïonesa n’algunas rexones la hache aspirada represéntase cun esta lletra, poru podremos alcuntrar pallabras escritas cun eilla”. Esta escepción ye deficiente pues confunde grafema con fonema, y confusa ya que se nun ye llionesa ¿por qué recoyela na GBL? Todo esto sin entrar na inconcreción de las rexones onde s’usa la “hache aspirada” y las palabras que podemos alcontrar escritas (¿y faladas?) con ella, escura y única referencia a la variación diatópica llionesa, anque l’hache aspirada tamién ye un rasgu común a ciertas variedades del castellanu.

Cumo en tantas outras cousas, anque nun se declare esplicitamente, la GBL sigue al pía’l modelu asturianu de codificación cona fixación d’una norma monocéntrica y unitarista de base única que no casu del asturianu ye la variedá central. Sicasí, la nuesa realidá lingüística de lo que precisa seique ye más bien d’un modelu policéntricu converxente dientro de la “relativa unidad del leonés moderno, especialmente del occidental, desde Luarca a Miranda”, por usar las palabras de Ramón Menéndez Pidal. Pero mientras que pal asturianu esti planteamientu monocéntricu puede tener sentíu por rezones literarias (ye la variedá con más cultivu escritu, al menos dende’l siegru XVII), demolingüísticas (ye la variedá con más falantes), sociolingüísticas (ye la variedá percibida cumo más prestixosa polos falantes asturianos), etc. No casu llionés esi criteriu presenta más dificultades ya que la sua situación sociolingüística y de cultivación son muitu diferentes de las del asturianu. Dende la publicación d’El dialecto leonés de Menéndez Pidal en 1906, suel dividise’l dominiu lingüísticu asturllionés en tres grandes conxuntos dialectales: occidental, central y oriental. En Llión alcontramos falas que se pueden adscribir a cadagunu d’esos tres bloques, anque las falas llionesas de tipu oriental (Sayambre, Valdión) y central (Los Argüeyos, Gordón, ¿Ordás?), están bastante castellanizadas. Son dalgunas falas occidentales zamoranas y llionesas de la llengua las qu’inda mantienen cierta vitalidá. Pero amás d’esa visión del llionés basada en criterios estrictamente filolóxicos, la crasificación del llionés admite outras alternativas cumo las que propón la nueva lingüística aragonesa que fai usu del conceptu de “variedades referenciales”, deudora en gran midida de la lingüística occitana y la sua teoría de la codificación policéntrica (Sumien 2006), que resulta d’especial interés pal llionés. Sigo a Segura Malagón (2011: 453-454) asumiendo las suas observaciones al nuesu casu de forma prácticamente literal: nuna llengua cumo la llionesa podemos chamar variedades referenciales, representativas ou emblemáticas a las que cumpran las siguientes condiciones:

  • Tener un nome (ya seya un endoglotónimu ou un exoglotónimu) que las distinga. Esto asegura la esistencia d’una identidá lingüística diferenciada de la llengua dominante. Los falantes perciben el sou códigu lingüísticu cumo una llengua propia, non cumo un rexistru vulgar, rural, etc. de la llengua dominante.
  • Tener ciertu cultivu literariu. Ye decir, las variedades referenciales tienen que ser “dialectos literarios” non simples áreas xeográficas delimitadas por feixes más ou menos sueltos d’isoglosas.
  • Tienen que sirvir (ou que sirvieran nun pasáu relativamente recién) cumo vehículu de comunicación d’una comunidá: tien que constar el sou usu social, públicu.

En resume, las variedades referenciales deberán tener identidá lingüística, cultivu literariu y usu social. Cuando se dan estas tres condiciones ye mui probable que se dea, amás, una cuarta que ye la que-ys da la sua importancia cumo material para la codificación: las variedades referenciales deben tener rezonablemente bien conservaos los rasgos propios de la llengua, preservaos de la erosión pola llengua dominante. El llionés güei xustifícase y tien sentíu (cumo materia  d’estudiu pa la romanística y cumo idioma destinatariu d’una hipotética política lingüística) pola esistencia de esas variedades referenciales.

No casu llionés esas variedades referenciales son: el paḷḷuezu (ḷḷacianiegu, babianu), faláu no noroccidente de la provincia llionesa (y de feitu tamién no suroccidente asturianu); el cepedanu (ou riberanu, ya que n’esencia son la mesma variedá), faláu no centru de la provincia llionesa; el cabreirés, faláu no suroccidente de la provincia llionesa; pachuecu (pachuocu, machuecu, senabrés), faláu no noroccidente de la provincia zamorana. Grosso modo estas cuatro variedades cumpren los requisitos espuestos (anque con diferentes graos pa cada fala) pues todas ellas tienen nomes que las individualizan y evidencian un principiu de conciencia lingüística, y tienen un cultivu literariu que no casu del llionés ye esencial pues esi usu escritu concentra la práctica totalidá de la literatura moderna en llionés. Ye más, solo los llibros escritos en paḷḷuezu nos últimos cuarenta años suman más que tódolos llibros escritos en llionés en toda la sua historia. Eso nun quier dicir que nun existan outras variedades llionesas con cierta vitalidá (furniellu, carbayés, alistanu…), pero la sua situación sociolingüística ye bien diferente.

Las variedades llionesas tienen qu’estar no centru y ser el llizaz del procesu de recuperación de la llengua en Llión, ya que nun se puede promocionar el llionés cumo una abstracción de llombu a la realidá poliforme del idioma y a los falantes patrimoniales d’esas variedades vivas de la llengua, que ye precisamente lo que se fai na GBL.

7. Hiperdiferencialismu. David Guardado (2008:112) señala que:

Nuna situación de subordinación llingüística ye relativamente frecuente que, especialmente nel aniciu de la estandarización, existan reacciones de tipu purista que traten d’afirmar la función identificadora de la llingua a traviés del diferencialismu estremu cola llingua dominante, escaeciendo dafechu los criterios d’eficacia comunicativa y verosimilitú”.

Continúa diciendo David Guardado (2008: 113) que nestas  situaciones nun ye raro:

“(…) que se dea una percepción de barra llibre na que cualquier usuariu o grupu ensin formación, considérase capacitáu pa exercer un purismu ad hoc, que tien el reforzamientu de la función identificadora como única meta y que suel tar destináu al usu de la llingua como elementu d’identificación d’un grupu zarráu ensin proyección esterna”.

Las cuestiones planteadas por Guardado describen a la perfección dalgunas de las características presentes na GBL.

En todu casu, el recursu al hiperdiferencialismu ye una de las cousas que más rescampla de la GBL recurriendo a varios procedimientos: el tratamientu de los cultismos y la busca d’un léxicu mui diferenciáu del castellanu.

7.1. Vulgarización de los cultismos grecollatinos. El capítulu tituláu “Desemeyanzas de desendolque llingüísticu” comienza con estas palabras:

Las sigientes desemeyanzas de desendolque se tienen oservadas ente’l llïonés y el castellán. Pur coherencia, siempres qu’atopemos una pallabra qu’en principiu nun esiste en llïones, pur nun habese necesitáu’l sou usu ata agora, podemos deducire cúmu sedría sigiendu la regla oservada n’outras pallabras cun una cadarma asemeyada”.

Y arréu alcontramos nun cuadru toda una retafila de procedimientos nos que partiendo supuestamente del castellanu podemos chegar a una forma pretendidamente llionesa. El títulu del apartáu apunta a las diferencias de desarrollu lingüísticu que se dan entre’l castellanu y el llionés, y, a pesar de la deficiente redacción, el párrafu d’introducción da a entender que determinadas palabras que s’interpretan cumo castellanas (asina aparecen identificadas na primer columna del cuadru) deben tener ou podrían tener en llionés [n’outras circunstancias, supongo] las formas que se recueyen na segunda columna del cuadru a las que se chega al parecer mediante un procedimientu que se nos describe cumo deductivu, seique basáu na idiosincrasia fonética del llionés. Nun ye difícil decatase de qu’esi párrafu denota una falta de comprensión de lo que son realmente los cultismos, de qué canales d’introducción siguen esti tipu de palabras nos idiomas romances y qué tratamientu se puede dar en llionés a esta cuestión. De mano ye necesario distinguir los patrimonialismos de los cultismos:

«Las voces literarias de introducción más tardía en el idioma, tomadas de los libros cuando el latín clásico era ya lengua muerta, son las que llamaremos voces cultas, y conviene distinguirlas siempre en el estudio histórico, pues tienen un desarrollo distinto de las voces estrictamente populares. Mientras éstas son producto de una evolución espontánea y no interrumpida desde los períodos más antiguos, las palabras cultas son introducidas cuando esa evolución popular había terminado o iba muy adelantada en su camino, y por lo tanto no participan de toda la compleja serie de cambios que sufrieron en su evolución las voces primitivas del idioma. En general, las voces cultas apenas sufrieron modificaciones, como se puede observar en cualquiera de las muchas palabras latinas que, después de haber sido usadas y transformadas por el vulgo, fueron por segunda vez incorporadas al idioma por los literatos.>> (Menéndez Pidal 1962: 9-10)

Los cultismos, en definitiva, son todas aquellas palabras qu’entran nun romance directamente dende’l llatín cultu (a veces dende’l griegu clásicu) despuéis que de qu’aquel completara la sua evolución natural dende’l llatín vulgar. Esti procedimientu d’adopción de vocabulariu cultu ya nun ye popular pues está motiváu pola necesidá d’ampliar léxicu en muitos ámbitos culturales (literatura, medicina, filosofía, ciencias…) cuando se produz el desarrollu escritu d’un idioma. Nesa situación los usuarios más cualificaos recurren a la llengua llatina pa recuperar ou conformar vocabulariu que se siente cumo necesario dende los recursos qu’ofrecen esas llenguas clásicas. Estos cultismos mantienen el sou aspectu llatinu sin que nesas palabras nuevas ou recuperadas obren las transformaciones normales producidas nas voces patrimoniales, anque a veces si hai pequeñas adaptaciones imprescindibles de tipu fonéticu ou gráficu. El llionés tamién tien cultismos y semicultismos, dalgunos mui antiguos, anque la sua incoporación está mui mediatizada históricamente pola subordinación al castellanu. Asina, en llionés tenemos la voz patrimonial güeyu (güechu, güellu, ueyu), evolucionada directamente del llatín ocŭlus. Pero pa designar a la especialidá médica que s’ocupa de los güeyos lo apropiao parez que ye recurrir al cultismu oftalmoloxía formáu dende griegu clasicu ὀφθαλμός ‘ophthalmós’ ‘güeyu’ y el sufixu –loxía. Los exemplos pueden multiplicase: en llionés tenemos chave (llave nas falas llionesas centroorientales) del llatín clavis, y el cultismu clave, garráu directamente del llatín clásicu y que presenta una forma muitu más próxima a la llengua mai; dereitu (dreitu), del llatín directus y el cultismu directu, etc. El llionés recibíu bien de cultismos entre los siegros XIII y XIV, no sou momentu de plena emerxencia escrita y sobre todo no eiru del dereitu; hai que tener en cuenta qu’aquel momentu históricu tamién foi’l de la recepción del Dereitu romanu clásicu y los xuristas llioneses incorpororon al sou vocabulariu técnicu bien de léxicu llatinu cultu. Cono modestísimu rexurdimientu escritu del llionés no siegru XX vuelve a plantease la necesidá de dotar a la llengua del léxicu precisu pa la sua modernización y el primer recursu pa la neoloxía ye’l mesmu qu’emprean tódalas llenguas romances, dir al llatín y al griegu clásicos. Pa la sua adopción lo más axeitao ye siguir las mesmas pautas marcadas no ámbitu de la Romania en primer llugar, y en segundu tener en cuenta lo feito no nuesu ámbitu lingüísticu, l’asturllionés, onde ya funcionan dúas normas graficas, la mirandesa (que nun regula esta cuestión) y l’asturiana (que si lo fai). Sicasí, el problema de los cultismos ye resueltu d’una forma estraña na GBL que recurre a la normativa de l’Academia de la Llingua Asturiana, anque nun se declare ayures, con una simplificación de la suas previsiones sobre’l tratamientu de los cultismos (Normes ortográfiques, 2005: 34-44,  Gramática de la llingua asturiana: 55-64). Vamos añidir al cuadru de la GBL una nueva columna tirada de la normativa ortográfica asturiana que deixa crara la fuente empreada pa la confección d’esti apartáu que se comenta:

Castellán Llïonés Normes ortográfiques ALLA
-inter -entre: entrepetare, entrevenire.

1.5.4. ESCRITURA DE LOS PREFIXOS INTER-, INTRA-, INFRA

Escríbense con in- los prefixos cultos inter-, intra- y infra-: internacional (non *enternacional) infrarroxu (non *enfrarroxu), intramuscular (non *entramuscular), interpretar (non *enterpretar)

-des

es, cuandu se trata de separtación, destrución ou disgregación: esbordare, escomponere, escalzare, escolgare, esfacere.

-des, cuandu se trata de negación: desgustare, desprotexere, desprestixu.

2.16.1.1. Los principales prefixos n’asturianu son:

 

es-: nun tien valor negativu nin los verbos nos qu’apaez s’oponen a un primitivu. Con él indícase allonxamientu, separación, esfaimientu de daqué en partes.

des-: tien valor negativu. Atopámoslu en nomes qu’indiquen lo contrario de lo espresao pol primitivu correspondiente.

 

-eo

-iu (diptongu): espontaniu, homoxeniu.

1.6.3.3. De toes maneres, l’hiatu orixinariu faise diptongu al adautase a les terminaciones morfolóxiques propies del asturianu:

espontaneu, homoxeneu, muséu, etc. (pero hiatu en espontáneo, espontánea, homoxéneos, homoxénees, museos)

-ea -ia (diptongu): llinia, llinial.
-i Antepuesta pa indicar imposibilidá, –ininredutible, inreparable, inresponsable.
-bj xoxetivu, oxetu.

1.8.6. ADAUTACIÓN DE B FINAL DE SÍLABA Y DE PALLABRA

La b final de pallabres d’orixe cultu adáutase n’asturianu como sigue:

1.8.6.2. Pero piérdese cuando-y sigue una x (fonema /š/):

-bx- > -x-: oxetu, suxetu, oxetivu, suxetivu, oxeción, suxuntivu

-l-

Escribense cun “ll” nel interior de pallabra tolas que procedan del amestamientu de prefixos las pallabras entamadas pur “ll”: Allunizare, billabial, billingue, collaborare.

1.7.17.2. Pallabres con -ll- y -l- interiores

c) Escríbense con -ll- interior toles pallabres formaes cola xuntura de prefixos a pallabres qu’entamen per -ll- inicial:

allunizar (de “lluna”), billabial (de “llabiu”), billingüe (de “llingua”), collaborar (de “llabor”), illegal (de “llegal”), prollongar (de “lluengu”)

-tras/ -trans

Cul sen de movimientu p’hacia outru llau,

-trestreslladare, tresllucire, tresmitire, tresmisión.

1.8.12.4.b) Grupu ns

Pelo contrario, les pallabres cultes qu’amuesen el prefixu trans- siguíu de consonante xeneralícense col prefixu patrimonial asturianu tres-, según enclín de la llingua:

tresmitir, tresferencia, tresformar, tresvasar, treslladar, tresllucir, trescribir, tresparente, tresponer, tresportar, etc.

-b + consonante Piérdese siempres: asurdu, adicare, asorbere, sorrayare.

1.8.6. ADAUTACIÓN DE B FINAL DE SÍLABA Y DE PALLABRA

La b final de pallabres d’orixe cultu adáutase n’asturianu como sigue:

 1.8.6.1. Como norma xeneral, caltiénse la b final de sílaba.

-bd-: abdicar, abdome, abductor

-bc-: obcecáu

-bs-: absurdu, absolutu, subsidiu, absorber, observar

 1.8.6.3. Ha tenese tamién en cuenta que’l prefixu cultu sub-, cuando ye productivu, pue adautase col prefixu patrimonial so-.

 sollingual, sorrayar, somarín, soxéneru, etc.

1.8.12.2. La tendencia xeneral empobina a la perda del primer elementu del grupu -bs final de sílaba, dexando namái s final de sílaba na escritura.

 -bsc- > -sc-: escuru, ascisa

-bst- > -st-: astrautu, astenese, sustancia, sustantivu, sustratu, astemiu

-cc
-acción/-ección
Piérdese una “c”: dicionariu, fición, sucionare.
-aición /-eición: aición, redaición, elleición, lleición.

1.8.5.1. Como norma de calter xeneral, la «-c» final de sílaba consérvase.

-cc-: diccionariu, succión, cóccidu, ficción, destrucción, acceso

1.8.5.2. En delles circunstancies la c final de sílaba pue vocalizase.

a) Pue vocalizase como i, lo qu’asocede davezu nes terminaciones -aición ~ -acción y -eición ~ -ección:

-aic- ~ -acc-: aición o acción, astraición o astracción, atraición o atracción, redaición o redacción, contraición o contracción

-eic- ~ -ecc-: afeición o afección, eleición o elección, lleición o llección, coleición o colección, perfeición o perfección, proteición o protección, direición o dirección, proyeición o proyección, seición o sección

-cn Piérdese la “c”: aránidu.

1.8.5.1. Como norma de calter xeneral, la «-c» final de sílaba consérvase.

-cn-: arácnidu, acné

-cd -ud: anéudota.

1.8.5.2. En delles circunstancies la c final de sílaba pue vocalizase.

 -eud- ~ -ecd-: anéudota o anécdota

 

-x Caltiense al entamu y al final de pallabra: xilófonu, tórax. (Suena cumu “s”).

-s nel restu los casos: esterior, esame, esistire, tasidermia.

1.8.14.1. Adáutense con lletra x munches pallabres cultes qu’en griegu o en llatín s’escriben cola lletra x. D’esta miente:

a) N’allugamientu inicial de pallabra: xenofobia, xenón, xerocopia, xilófonu, xilografía, etc.

b) N’allugamientu final de pallabra: bórax, cóccix,  tórax, sílex, fax, etc.

1.8.14.2. Adáutense con s:

a) Cuando la x orixinaria s’atopa delantre consonante dientro la pallabra, o en final de sílaba:

esceición, escelente, escesu, esclamar, esclusivu, escursión, espedición, esperimentu, espertu, esplicar, esplorador, esplotación, esponer, esposición, esterior; estraordinariu, estraterrestre, sestu, testu, yustapuestu, etc.

b) Ye posible escribir x o s nes siguientes pallabres:

esame ~ exame, esixir ~ exixir, osíxenu ~ oxíxenu, esistir ~ existir, ésitu ~ éxitu y esaxerar ~ exaxerar

-ct

-ut cuandu la vocal anterior ye abierta (a, e, o): lleutor, lleutura.

Esceutu –ctr: eletricidá y los sous derivaos.

Pierde la “c” cuandu la vocal ye pechada (i, u): dútil.

1.8.5.2. En delles circunstancies la c final de sílaba pue vocalizase.

 b) Pue vocalizase como u nestos casos:

aut- ~ -act-: astrautu o astractu, artefautu o artefactu, caráuter o carácter, compautu o compactu, contautu o contactu, detrautor o detractor, impautu o impactu, intautu o intactu, pautu o pactu, práutica o práctica, táutica o táctica, didáutica o didáctica

-eut- ~ -ect-: afeutu o afectu, arquiteutu o arquitectu, aspeutu o aspectu, circunspeutu o circunspectu, coleutivu o colectivu, correutu o correctu, reutu o rectu, dialeutu o dialectu, inspeutor o inspector, insurreutu o insurrectu, perfeutu o perfectu, perspeutiva o perspectiva, predileutu o predilectu, proteutor o protector, proyeutu o proyectu

-d + consonante

-l + consonante: almitire, alministrare.
Esapaez la “l” si la consonante ye “x, j, g, s”: axetivu, ascribire.

1.8.7.3. La d final de sílaba conviértese en l n’otros casos:

-dm- > -lm-: alministrar, almitir, etc.

-dv- > -lv-: alverbiu, alvertir, etc

1.8.12.3. El grupu consonánticu -ds final de sílaba caltiénse na escritura.

 adscribir, adstratu, etc.

1.8.13.2. Les pallabres cultes qu’en griegu o en llatín tienen i o hi con valor consonánticu adáutense al asturianu de delles maneres:

axacente, axetivu, conxetura, coxuntura, dixuntu, dixuntivu, inxuria, maxestá, maxestáticu, oxetu, suxetu, xerarquía, xurisdicción, etc

-g + nasal

Pierde la “g”: dinu, sinu, manesiu.

Al entamu de pallabras d’orixe cultu piérdese la “g”: nomo, nósticu.

1.8.8.1. La tendencia xeneral empobina al caltenimientu de la g final de sílaba nos cultismos.

-gn-: agnósticu, dignu, dignidá, lignitu, magnesiu, signu, significáu, cognitivu

 1.8.2.1. Los grupos consonánticos cultos iniciales de pallabra, en xeneral d’orixe griegu, adáutense calteniendo’l so primer elementu o desaniciándolu.

gn- ~ n-: gnoseoloxía ~ noseoloxía, gnomu ~ nomu, gnósticu ~ nósticu, gnosticismu ~ nosticismu

-nasal + nasal

Caltiense esceutu nos casos de xinasia e hinu: innatu, inmerecíu, inmortal.

Al entamu de pallabras d’orixe cultu piérdese la “m”: nemotéunicu.

1.8.11.1. La secuencia nn caltiénse na escritura, en coincidencia coles pallabres tradicionales como ennegrecer, ennialar, fálennos:

innatu, innecesariu, innoble, etc

1.8.11.2. Escríbese n final de sílaba en:

inmortal, inmoral, inmerecíu, inmobiliaria, inmunoloxía, inmanente, conmiseración, conmemorar, etc.

1.8.10.1. El caltenimientu de m a lo cabero de sílaba ye tendencia xeneral na adautación de les pallabres cultes:

-mn-: amnesia, amnistía, himnu, ximnasia, omnívoru, etc.

 1.8.2.1. Los grupos consonánticos cultos iniciales de pallabra, en xeneral d’orixe griegu, adáutense calteniendo’l so primer elementu o desaniciándolu.

mn- ~ n-: mnemotéunicu ~ nemotéunicu

-ns + consonante

Piérdese la “n”: istitutu, costare.

1.8.12.4. Grupu ns

a) El grupu ns final de sílaba caltiénse na escritura. Exemplos:

-nsc-: inscribir

-nsp-: inspiración, conspiración, circunspeutu, nspeición

-nst-: constar, circunstancia, constitución, institutu, instancia, constancia, constelación, constituyir, instintu, instrumentu

-p + consonante

-pt

-pción
-ps

Al entamu de pallabra esapaez la “p”: seudu-, sicoloxía.

Cumu norma xeneral, la “p” nun se caltien: cásula, caciosu.

-ut: aceutare, escéuticu. Esceutu cuandu provien de raigón griegu: diptongu, trípticu.

-ición: aceición, esceición, perceición.

Final culta caltiense: bíceps, tríceps.

1.8.2.1. Los grupos consonánticos cultos iniciales de pallabra, en xeneral d’orixe griegu, adáutense calteniendo’l so primer elementu o desaniciándolu.

ps- ~ s-: psicoloxía ~ sicoloxía, psiquiatra ~ siquiatra, psoriasis ~ soriasis, psicolóxicu ~ sicolóxicu, pseudópodu ~ seudópodu, psicoanálisis ~ sicoanálisis, pseudónimu ~ seudónimu, pseudoasturianista ~ seudoasturianista.

1.8.3. ADAUTACIÓN DE P FINAL DE SÍLABA

1.8.3.2. Pero pue vocalizase naquellos casos rexistraos na fala.

a) Pue vocalizase en u n’exemplos como estos: -ut- ~ -pt-:

aceutar o aceptar, adautar o adaptar, cáusula o cápsula, conceutu o conceptu, esceuto o escepto, ineutu o ineptu, interceutar o interceptar, preceutu o preceptu, receutor o receptor

b) Pue vocalizase en i nestos otros casos: -ic- ~ -pc-:

aceición o acepción, conceición o concepción, esceición o escepción, receición o recepción, perceición o percepción, deceición o decepción

1.8.12.1. El grupu consonánticu ps de fin de pallabra caltiénse na escritura de les pallabres cultes:

bíceps, tríceps, fórceps, etc.

-ft

Caltiense nas pallabras d’orixe cultu: naftalina, oftalmoloxía.

1.8.9. ADAUTACIÓN DE F FINAL DE SÍLABA

Como norma de calter xeneral, caltiénse la f final de sílaba nes pallabres d’orixe cultu.

-ft-: difteria, aftosa, naftalina, oftalmoloxía, etc.

-m

Caltiense al final de pallabras d’orixe cultu: referéndum, álbum.

1.8.10.2. En final de pallabra, la m consérvase na escritura de los cultismos:

réquiem, referéndum, álbum, memorándum, etc.

-men -xen

Al final de pallabra piérdese la “n”: dentame, velame, orixe, marxe.

1.8.11.3. En final de pallabra, la n de les pallabres d’aniciu cultu desaníciase nes terminaciones -men, -xen, siguiendo asina a les pallabres patrimoniales como dentame, velame, lloriame, furame, etc.;

abdome, esame, dictame, réxime, marxe, volume, resume, orixe, Carme, etc.

 2.16.2.1.

-ame: tien significáu coleutivu:

dentame, lluriame, velame

-ad

Al final de pallabra piérdese la “d”: autividá, autualidá, agresividá

-tm -tn

Caltiense nas pallabras d’orixe cultu: atmosféricu, etnolóxicu.

1.8.4.1. Como norma xeneral, la t final de sílaba de los cultismos caltiénse na escritura del asturianu escritu.

-tm-: atmósfera

-tn-: etnoloxía

-nie -ñe: ñeve, ñebla, ñetu, siñestru.
Terminadas -aje -ax: almacenax, embalax, trax.

2.16.2.1. Los principales sufixos nominales son (ensin indicar toles variaciones de xéneru y de númberu):

-axe o -ax: col significáu de condición, aición, productu, etc.:

potaxe o potax, voltaxe o voltax, mareaxe, etc.

acento tónico en “e” y en “o”

En verbos irregulares, l’acentu tónicu sobru la “e” ou la “o”, en llïonés ye “ie” “ue”respeutivamente:

camentare/camientu; mentire/mientu; correre/cuerru.
Cuandu l’acentu tónicu recaye sobru la “o” final d’un tiempu verbal, en llïonés ye “óu”: falóu, llambióu, espurrióu.

1.3.4. ESCRITURA DE E ÁTONA NES FORMES VERBALES

1.3.4.2. Cuando nes correspondientes formes fuertes hai un diptongu tónicu ie:

camentar (non *camientar): yo camiento

1.3.2. ESCRITURA DE O ÁTONA NES FORMES VERBALES

1.3.2.2. Cuando nes correspondientes formes fuertes atopamos un diptongu tónicu ue:

correr (non *cuerrer): yo cuerro

-uir

Los verbos cun esta terminación facen –uyire: destruyire, arguyire, fuyire.

La comparanza evidencia sin duda que la GBL tien cumo modelu d’adptación de cultismos la normativa de l’ALLA, especialmente nos siguientes aspectos: vocalizaciones de muitos grupos cultos, adaptación de dalgunas secuencias vocálicas, supresión ou transformación de ciertas consonantes finales de sílaba, adaptación de la l- inicial llatina cumo ll- nos cultismos, substitución de prefixos cultos (sub-, trans- y tras-) por outros patrimoniales, etc. Pero’l siguimientu de la norma asturiana tien un matiz: tódolos procedimientos propuestos pola ALLA pa l’adptación de los cultismos son llevaos al estremu hasta conformar un productu forciáu, inverosímil, que chega a un diferencialismu radical ayenu muitas veces a las falas patrimoniales llionesas y de resultaos estéticos cuestionables.

Hai un cousa que quiero analizar con más profundidá pa más alantre, se ye que tengo vagar pa ello. Ye esto: “Cuandu l’acentu tónicu recaye sobru la “o” final d’un tiempu verbal, en llïonés ye “óu”: falóu, llambióu, espurrióu”