Aldericandu braeiramente na llingua de nuesu

situacion_actualidad[1]

Na páxina de Facebook de L’Alderique. Asociación pal estudiu y desendolque la Llingua Llïonesa (https://www.facebook.com/AsociacionLAlderique) podemos ver una entrada dedicada a criticar outra d’esti blog escrita hai más de cinco años, feita col tonu infame que suel gastar el “llïonesismu” pa todo aquello que nun coincide colos sous planteamientos, especialmente las cuestiones llingüísticas  (L´asturllionés está perdiéndose aceleradamente pola presión del castellanu, de xineiru de 2008).

Reproduzo los filos de la entrada que firma una representante anónima de l’asociación, anque nun ye difícil pescudar quien ye l’autora:

Braeiramente sedría un milagru… perdese dalgu que nunca nun esistiera…
De tolos xeitos tá nidiu, lliendu sólu l’entamu l’artículu qu’empregandu modismos, reglas gramaticales y grafías curiosos, más venceyaos p’hacia’l castiellán que p’hacia’l llïonés l’unicu que llograremos sedrá qu’esapaezan ata los mesmos rasgos llïoneses de la llingua. Sedrá esu lu que tán getandu dalgunos?

dende l’Asociación L’Alderique tamos trabayandu n’eillu y buena amuesa ye la gramática llïonesa que tenemos n’internet, la primeira gramática llïonesa en sere espublizada, de baldre pa que tol mundiu interesau puea acedere a eilla.
Tamién tamos abiertos a tolas collaboraciones, siempres que to@s tengamos nidiu que falamos llïonés, ensín d’outros annedíos, cunas normas propias del llïonés y ensín complexos que nos fagan sigire normas d’outra llingua.

Pa nos lu cimeiru nun ye estremare la norma llïonesa d’outras llinguas, sinon sigire la llóxica la llingua de nuesu nunas normas propias tean ou non d’alcuerdu cunas normas castiellanas, pertuesas ou de cualisquiera outra llingua.

Lu cimeiru ye pensare en llïonés en vuelta de tornare p’hacia’l llïonés las idegas pensadas n’outra llingua.

Voi facer dúas consideranzas (solo dúas, pero un tanticu llargas): la primeira sobre’l comentariu qu’insinúa que l’asturllionés nun esiste; la segunda sobre’l tipu de llionés que gasta l’autora del filu y quien postula a las craras esa forma de “llïonés” cumo la más auténtica, las más depurada y modélica.

I.- Na tradiciones filolóxicas hispánica y portuguesa ye bien frecuente la denominación d’asturleonés pal nuesu dominiu llingüísticu (tamién astur-leonés y asturiano-leonés). Ye una denominación erudita, pero perfectamente válida y consolidada nos estudios de romanística ibérica, que convive pacíficamente nos estudios académicos con outras denominaciones más locales y cercanas cumo asturiano, leonés y mirandés. Las dúas primeiras denominaciones tamién s’emprean sin problema pa referise al conxuntu del dominiu llingüísticu. Sicasí, la forma asturleonés tien la relativa ventaya de ser un nome más globalizador del espaciu xeográficu onde se fala’l conxuntu de variedades autóctonas d’Asturias, Llión, Zamora y la Tierra de Miranda que nun son nin gallegu (ou portugués), nin castellanu.

A diferiencia de las denominaciones d’asturianu y mirandés, que si son populares (son los glotónimos qu’emprean los falantes d’asturllionés n’Asturias y Miranda, respectivamente), la denominación de leonés nun ye tradicional. Nun siegru d’investigación fiololóxica llionesa nengún estudiu, atlas llingüísticu ou repertoriu léxicu recoyíu nunca’l nome de leonés (ou llionés, ou l.lionés) pa referise a la fala propia polos sous falantes. Ante la pergunta de cúmo se chama la sua fala las respuestas de los usuarios patrimoniales de llionés siempre foron nomes locales: pachuocu, machuecu, pachuecu, cepedanu, alistanu, cabreirés, l.lacianiegu, pal.luezu, furniellu, entre outras. Quiero dicir, el nome de leonés foi’l que se popularizóu dende 1906 gracias a la conocida obra de Pidal “El dialecto leonés”. El nome de leonés (ou llionés, que orixinalmente ye un xentiliciu perfectamente documentáu, pero que pasóu hai dúas décadas a denominar tamién a la llingua en Llión), ye d’orixe eruditu (cumo’l d’asturleonés), pero perfectamente válidu y consolidáu pa refiese a la llingua autóctona de Llión que nun ye nin castellanu, nin gallegu. Ye amás un nome globalizador a escala rexonal llionesa del conxuntu de variedades llingüísticas autóctonas que si tienen denominaciones locales patrimoniales.

De la mesma forma que’l nome de llionés ye una denominación qu’axunta’l conxuntu de variedades llingüísiticas autóctonas de Llión y Zamora, y el sou usu nun vai en contra d’esas denominaciones (l.lacianiegu, cabreirés, pachuecu…), senón que las integra, la denominación globalizadora d’asturllionés (astur-llionés, asturiano-llionés) nun vai contra las denominaciones locales d’asturianu, llionés y mirandés, senón que las integra.

Sinceramente nun veyo’l problema, anque dende lluegu hai quien quier facer un problema d’esta cuestión empreando pa ello argumentos estrictamente político-identitarios. Yá vemos que la representante de l’asociación L’Alderique chega a dicir que l’asturllionés nun esiste con un argumentu calcáu del nacionalismu llingüísticu españolista que bien de veces afirma cousas cumo que: “el leonés no existe”, “el leonés ya no lo habla nadie”, “el leonés desapareció hace siglos”, “el leonés es un invento”, etc.

situacionx[1]

1.- Gracias a la hemeroteca dixital de publicaciones académicas DIALNET podemos facer un rápidu repasu non eshaustivu a los trabayos d’investigación (llibros, artículos, colaboraciones n’obras colectivas) qu’analizan esa realidá llingüística chamada asturleonés (astur-leonés, asturiano-leonés, y los sous equivales n’outras llinguas) centrándonos solo n’aquellos estudios onde la denominación aparez nel títulu:

• “Sprachtod in der Romania am Beispiel des Asturleonesischen. Von einer Sprache zu einem Dialekt”, Raúl Sánchez Prieto. In: Müller, Eva (ed.): Alterungsprozesse: Reifen, Veralten, Erneuern. Beiträge zum 18. Nachwuchskolloquium der Romanistik, 2003, pp. 260 – 268. Romanistischer Verlag (Bonn).

• “Los otros dialectos del latín: el asturiano-leonés y el navarro-aragonés”, Coloma Lleal Galceran. Las lenguas españolas: un enfoque filológico / coord. por Elena de Miguel Aparicio, María Cruz Buitrago Gómez, 2006, pps. 77-102.

• “Los límites históricos entre el gallego y el asturiano-leonés en el Bierzo”, Jesús García García. Lletres asturianes, Nº. 64, 1997, pp. 7-20.

• “Contacto lingüístico entre el gallego-portugués y el asturianoleonés en la provincia de Zamora: ¿Frontera nítida o zona de transición?”, Fred Boller, Lletres asturianes, Nº. 65, 1997, pp. 7-31.

• “Representación gráfica de l-, -ll- en asturianoleonés medieval a la luz de documentos de la catedral de León de la primera mitad del siglo XIV”, Héctor García Gil. Diacronía, lengua española y lingüística: actas del IV Congreso Nacional de la Asociación de Jóvenes Investigadores de Historiografía e Historia de la Lengua Española (Madrid, 1, 2 y 3 de abril de 2004) / coord. por Javier Rodríguez Molina, Daniel Moisés Sáez Rivera, 2006, pp. 151-158.

• “El asturiano-leonés central en la provincia de León”, Héctor García Gil. Ramón Menéndez Pidal y el dialecto leonés, (1906-2006) / coord. por José Ramón Morala Rodríguez, 2007, pp. 347-358.

• “La transición entre astur-leonés y gallego-portugués”, Juan M. Carrasco González. Cien Años de Filoloxía Asturiana (1906-2006): Actes del Congresu Internacional / coord. por Xulio Viejo, 2009, pp. 223-245.

• “Os límites entre galego e asturleonés en Asturias”, Francisco Xavier Frías Conde. Revista de filología románica, pp. 51-72.

• “Sintaxis de los clíticos pronominales en asturleonés”, Francesc González i Planas. Ianua. Revista Philologica Romanica, pp. 15-35.

• “El dialecto astur-leonés de Alba de León”, Juan José Sánchez Badiola. Lletres asturianes, Nº. 39, 1991, pp. 23-32.

• “El origen asturleonés de algunos fenómenos andaluces y americanos”, Ralph J. Penny. Lletres asturianes., Nº. 39, 1991, pp. 33-40.

• “A situaçao actual da língua mirandesa e o problema da delimitaçao histórica dos dialectos asturo-leoneses em Portugal”, Manuela Barros Ferreira. Revista de filología románica, Nº 18, 2001, pp. 117-138.

• “Contribución al léxico asturleonés: vocabulario de Armellada de Órbigo”, Hortensia Martínez García. Lletres asturianes, Nº. 17, 1985, pp. 51-80.

• “Diego Catalán y la dialectoloxía asturllionesa”, Fernando Alvarez-Balbuena García. Revista de filoloxía asturiana, Nº. 6-8, 2006-2008, págs. 75-108.

• “Difusión del yeísmo asturleonés en La Carballeda (Zamora)”, David García López. Lletres asturianes, Nº. 61, 1996, págs. 33-40.

• “Linguas en contacto na bisbarra do Bierzo: castelán, astur-leonés e galego”, Alberto Bautista. Ianua. Revista Philologica Romanica, Nº. 6, 2006, pp. 15-22.

• “La lexicografía en el dominio asturleonés”, José Ramón Morala Rodríguez. Avances en lexicografía hispánica / coord. por Antoni Nomdedeu Rull, Esther Forgas Berdet, María Bargalló Escrivá, Vol. 1, 2012, pp. 61-66

• “Los problemas de la diptongación del asturleonés a la luz de la romanística”, Fernando Sánchez Miret. Lletres asturianes, Nº. 106, 2012, págs. 11-33.

• “Áreas léxicas en el dominio astur-leonés: algunos nombres vernáculos de árboles y sus frutos, plantas herbáceas y flores”, Janick Le Men. Lletres asturianes, Nº. 102, 2010, pp. 35-50.

• “Les denominaciones de los meses del añu nel dominiu llingüísticu asturiano-lleonés”, Héctor García Gil. Homenaxe al Profesor Xosé Lluis García Arias. Lletres Asturianes. Anexu 1 (II tomos), ALLA, 2010, pp. 117-134.

• “Notes sobre l’asturiano-lleonés medieval na ciudá de Lleón nel primer terciu del sieglu XIV (1301-1330)”, Héctor García Gil. Lletres asturianes, Nº. 101, 2009, págs. 85-97.

• “Falares asturo-leoneses em território português”, Telmo Verdelho. Lletres asturianes. pp. 7-25.

• Repertorio bibliográfico de fuentes documentales del dominio lingüístico asturiano-leonés en la Edad Media. Ana María Cano González et al. Serviciu de Publicaciones del Principáu d’Asturies, 1996 .

• Notes de lingüística asturlleonesa: (asturiano y mirandés). Xavier Frías Conde. VTP Ed., 2001.

• Onde la palabra pousa. D’Asturias a Miranda: crestomatía del asturllionés occidental. María Cueto Fernández – Xulio Viejo Fernández, Xixón, Suburbia, 2012.

• El asturiano-leonés: aspectos lingüísticos, sociolingüísticos y legislación. Héctor García Gil, edición en llinia, CIEMEN, 2008.

A los anteriores trabayos académicos podríamos sumar las referencias a estudios llingüísticos onde alcontramos definida la nuesa realidá llingüística cumo asturleonés, lo que multiplicaría muito’l sou númaru; pero, en fin, cumo muestra representativa los títulos ufiertaos son abondos. En todo casu, podemos siguir tirando un pouco más d’esti duviellu.

2.- El Diccionario de la Real Academia Española (22ª ed.) diz na acepción sexta de la voz leonés (la que trata del llionés cumo variedá llingüística):

6. adj. asturleonés (‖ dicho del dialecto romance).

Esto ye, remite al lema asturleonés, que diz na sua segunda acepción:

2. adj. Se dice del dialecto romance nacido en Asturias y en el antiguo reino de León como resultado de la peculiar evolución experimentada allí por el latín.

Y na acepción terceira de la voz asturiano vemos:

3. adj. Se dice de la variedad asturiana del dialecto romance asturleonés.

3.- Pero, ¿d’ónde sal esti glotónimu?, ¿quién foi’l que lu acuñóu? Que you sepia quien por  primer vez usóu esta denominación (cola sua forma plena) foi José Leite de Vasconcellos nel opúsculu O dialecto mirandez (1882) onde diz:

“(…) o mirandez vem ocupar o seu lugar no grupo NO., ao lado do asturiano-leonés, entre este subgrupo e o sub-grupo gallecio-portuguez (…). (p. 38).

Esti gran sabiu publicóu en 1888 outra obrica titulada Philologia portugueza y na sua páxina 57 recueye que’l sayagués pertenez “ao sistema lingüístico astúrico-lionês”.

Nel volumen II de los sous Estudos de Philologia Mirandesa (1900-1901) alcontramos tamién bastantes referencias a la forma “asturiano-leonês” (pp. 65, 75, 75, etc).

situacionxii[1]

4.- A principios del siegru XX el Padre Galo Fernández, Fernán-Coronas, poeta y estudiosu del idioma utilizóu indistintamente los nomes de llionés, asturllionés, asturianu ou faliel.la pa referise a la sua llingua, las dúas primeiras formas cumo nomes globalizadores, y las dúas segundas cumo formas locales d’Asturias ou de la zona de Valdés (Fernán-Coronas, Poesía Asturiana y Traducciones. Ed. d’Antón García, Uviéu, Trabe, 1993: pp. 26-27). Según afirma Casimiro Cienfuegos, el Padre Galo tenía rematada a finales de los años 20 del pasáu siegru una Gramática del Astur-Leonés basada nas falas occidentales asturllionesas y qu’estuvo a piques de publicase, pero que desgraciadamente se perdíu. Mesmamente l’escitor y periodista asturianu Casimiro Cienfuegos publicóu en 1928 un pequeñu poemariu n’occidental tituláu Rimas en astur-leonés.

5.- L’Atlas de las lenguas del mundo en peligro, de la UNESCO, indica na sua última edición (2010) que l’astur-leonés (Asturian-Leonese, inglés; asturien-léonais, francés; astur-leonés, español; астурийско-леонский, ruso) ye una llingua definitivamente en peligru d’estinción.

6.- La Convenção ortográfica da Língua Mirandesa (1999) diz na sua presentación:

“A origen do mirandês remonta ao período em que, numa zona muito mais vasta, incuindo as Astúrias e Leão, se começou a constituir um grupo de variedades romances com muitos traços comuns entre si e que as distinguiam de outros romances também em formação – por um lado, o galego-português e, por outro, o castelhano. A ese conjunto romance deu a tradição lingüística a denominação de leonês, denominaçãomque tem vido a ser substituída pela de asturo-leonês, mais conforme com a sua antigua extensão histórica e geográfica.” (p.9).

7.- El 13 d’outubre de 2009 Amadeu Ferreira, la personalidá más relevante na defensa y cultivu del mirandés, publicóu un artículu nel portugués Jornal Nordeste con un títulu bien revelador “Dar las manos i ounir l que stá debedido: Miranda, Bumioso i Bergáncia pula sue ardança stur-lhionesa”, nel que dicía:

“Cun muita rezon se ten dezido que ls sfuorços pul mirandés ándan debedidos i esso quier dezir que tamien son mais fracos. Tenendo esso an cuonta falemos eiqui nua anstituiçon central de la lhéngua i la cultura mirandesas, seia qual fur l sou nome. Hoije queremos abançar cun mais ua perpuosta que bai ne l mesmo sentido de ounir sfuorços, de dar las manos a fabor de la lhéngua i la cultura mirandesas i, de modo mais lhargo, stur-lhionesa.

Desta beç falamos na necidade dun acordo que seia celebrado antre las Cámaras de Miranda de l Douro i de Bumioso para defénsia i zambolbimiento de la lhéngua mirandesa an todos ls sous domínios. Mas poderie inda ir-se mais loinge i celebrar-se un acuordo antre las Cámaras de Miranda de l Douro, de Bumioso i de Bergáncia para la defénsia i zambolbimiento de las spressones lhenguísticas i culturales stur-lhionesas an Pertual.”

8.- Hai unas sumanas consultéi’l estupendu discursu de recepción na RAE d’Inés Fernández Ordóñez tituláu La lengua de Castilla y la formación del español (Madrid, RAE, 2011), nun está de más señalar que nesti trabayu l’académica fai muitas menciones al nuesu dominiu llingüísticu al que se refier cumo asturleonés (sin deixar de mencionar al asturiano y al leonés cuando tien xeitu). Dalgunos exemplos:

“Un rasgo de carácter gramatical que se aproxima a esta distribución en «cuña» es la del diminutivo tradicional castellano -illo, y del preferido en la lengua moderna -ito, frente a las áreas del navarroaragonés -ico, el aragonés y catalán -et(e) y el gallego, portugués y asturleonés -inho, -in(o).” (p. 26).

“También los étimos latinos elegidos para designar el hogar, el lugar donde se enciende la lumbre, dibujan un diseño similar (mapa 7). Mientras que catalán, gallego, portugués y asturleonés conservan derivados del latino lare.” (p. 30).

“Si bien el castellano occidental suele coincidir con las variedades lingüísticas situadas al oeste y el oriental con las que lo bordean por el este, hay algunos mapas en que se distingue netamente el castellano occidental del asturleonés o el castellano oriental del aragonés.” (p. 32).

situacionxiii[1]

9.- Y una última referencia que voi facer resume y esplica mui bien la proliferación de denominaciones del idioma nel nuesu dominiu:

“Conviene aclarar que el asturiano también es conocido como bable, leonés o asturleonés. La expresión asturiano es la única que de manera tradicional usan los asturianos para referirse a su lengua; bable es una denominación erudita y sinónima de la anterior, esto es, con el significado de habla patrimonial de Asturias; el término leonés lo acuña Ramón Menéndez Pidal en su estudio de 1906 “El dialecto leonés” para designar el romance en su conjunto, o sea, abarcando tanto la variedad hablada en Asturias, para la que Pidal reserva asturiano o leonés de Asturias, como las de los territorios al sur de esta región. La necesidad terminológica le surge al maestro porque uno de sus objetivos (y de sus logros) es llamar la atención sobre la relativa unidad del dominio, y la resuelve con un término que resalta su origen histórico, pues este es uno de los romances hablados en el antiguo reino de León y producto de la expansión del reino de Asturias hacia el sur. Por último, algunos autores han preferido la denominación asturleonés o asturiano-leonés para designar el dominio y evitar las posibles ambigüedades que provoca esta profusión terminológica, dado que leonés y asturiano también son los gentilicios de las actuales provincias de León y de Asturias y se corre el riesgo de que se piense que se designa solo una parte del dominio.” (Álvaro Arias-Cachero Cabal, (2009): “El asturiano: situación actual y caracterización fonológica y morfosintáctica” Minorized Languages in Europe. State and Survival, ed. por Josep R. Guzmán y Joan Verdegal, [Santiago de Compostela &] Brno: Compostela Group of Universities & Masaryk University Press, pp. 234-235).

10.- Pa rematar esti apartáu vamos ver lo que dixo Manuel Sánchez, que tamién intervién nel filu:

Esto lo añado a título personal y no como miembro de la Asociación: Curiosamente, el ártículo hace mención al texto de Antonio García, que dice “dialecto leonés” y “leonés”, pero nunca habla de asturleonés.

En primeira, y sabiendo cuála ye la opinión personal del sr. Sánchez, quédame por saber la sua opinión cumo miembru de la asociación L’Alderique, al meyor inclusive ye diferente de la espresada en Facebook. You solo voi espresar la mía opinión personal porque nun tengo outra. Afirma esti señor, al que nun tengo’l pracer de conocer personalmente, que l’artículu d’Antonio García diz dialecto leonés y leonés, pero nunca fala d’asturleonés. El cachicu reproducidu nesti blog hai 5 años fai parte d’un trabayu d’Antonio García tituláu “El dialecto leonés: historia y perspectivas futuras” (Tierras de León 53, 1983: 81-98). Ye un artículu que tengo dende hai unos 25 años, y a lo llargo de muitu tiempu foi l’únicu estudiu seriu qu’analizaba la situación del llionés dende una perspectiva conservacionista, proponiendo amás actuaciones interesantes pa la sua protección que güei, trenta años despuéis de la sua publicación, siguen siendo rezonables (pues prácticamente nenguna se punxo en funcionamientu). Antonio García foi’l promotor de la “Asociación para la defensa del dialecto leonés, Ordoño II”, y que yá en 1983 defendíu la mención al llionés nel Estatutu d’Autonomía de Castiella y Llión, pretensión que nun se consiguíu hasta 2007. Esto ye, foi un precursor directu de la reivindicación llingüística feita dende la sociedá civil llionesa. Nótase que Manuel Sánchez nun conoz (al menos nun conoz bien) esti artículu de García porque senón sabría qu’en todu esti trabayu l’autor usa sin problema y cumo equivalentes las formas leonés (y dialecto leonés), astur-leonés y asturiano-leonés (esta forma nos mapas). Por exemplu:

“Como dialectos, y en el territorio de la península ibérica, se consideran con identidad propia el dialecto astur-leonés (también denominado dialecto leonés simplemente” (p. 88).

El párrafu que vai arréu del que you trescribo na criticada entrada d’esti blog diz:

“Así pues, en el momento actual el astur-leonés en la terminología de Menéndez Pidal ocupa una extensión de su antiguo dominio, y dentro de ella, se habla en las áreas rurales, y muy dominado por el castellano. Su extensión puede verse en el gráfico nº 7 [que se reproduz al comienzu d’esta entrada]. Por otra parte, hay que señalar que la expresión “dialecto leonés” se usa no sólo en el sentido amplio, que corresponde a la denominación de Menéndez Pidal, sino en un sentido más estricto. En sentido estricto, algunos autores denominan dialecto leonés a la forma lingüística que se conserva, en mayor o menor grado, en las comarcas de la Cepeda y el Páramo en la provincia de León y en la zona norte de la provincia de Zamora, en las cuales el dialecto toma formas bastante afines.”(pp. 94-95).

Antonio García proponía la collaboración entre Llión y Asturias en defensa del idioma cola creación d’una Academia de la Lengua Leonesa que tenía que se coordinar cola Academia de la Llingua Asturiana, que yá funcionaba daquella. Por cierto, tódolos mapas qu’ilustran esta entrada están tiraos del amentáu trabayu d’Antonio García.

En resume, vemos que dende los mesmos comienzos de la reivindación llingüística llionesa moderna la forma asturllionés (cumo nome más globalizador) convive sin problema cola denominación de llionés pa referise a la mesma realidá idiomática.

Se l’asturllionés nun esiste, ¿cúmo ye qu’esisten tantas y tan variadas referencias a la sua esistencia? La mayoría de las citas testimoniales ou bibliográficas qu’acabamos d’anotar son precisamente de filólogos, d’espertos en llingüística que dedicoron tiempu y esfuerciu a estudiar los más variaos aspectos del nuesu patrimoniu idiomáticu. Se pa ellos la denominación d’asturllionés ye válida (cumo lo ye pal mirandés Amadeu Ferreira, ou lo yera pal asturianu Padre Galo), pa mi tamién lo ye. Eso nun quier dicir, insisto, que la denominación de llionés yera inválida, todo lo contrario, ye una denominación usual y llegal en Llión pal idioma; muitas de las entradas d’esti pequeñu blog son un buen exemplu de convivencia normal de los diferentes nomes del idioma.

Dientro del “llïonesismu” (nun confundir col leonesismo) hai quien vei nel usu del glosónimu asturllionés un ataque a la patria llionesa, inventando terroríficas y allouriadas teorías conspirativas que provocan a partes iguales risión y noxu. Pal “llïonesismu” el llionés ye esclusivamente un elementu identitariu que nun tien más valor que’l simbólicu, ye un elementu de xuntura de la nación que sirve pa diferencianos de tódolos demás territorios y llinguas, polo que l‘idioma tien se diferenciar al máximu non solo del castellanu, senón tamién del restu de variedades del nuesu tueru llingüísticu. Somos un puebru diferente porque tenemos una llingua diferente, parez ser la máxima d’esti discursu esencialista y patrioteiru non solo no llingüístico. Pa que’l llionés tenga esi valor identitariu reforciáu que-y quieren dar, la llingua solo puede ser llionesa y nun podemos compartila con outros territorios (singularmente con Asturias), d’ehí la revoltura pol glotónimu globalizador, tan usáu pola filoloxía cumo despreciáu por estos nacionalistas de caleya. El castellanu y el gallegu propiu de las tierras llionesas, al parecer si los podemos compartir con outros puebros porque nun son llinguas llionesas, al menos nun son llinguas susceptibles de ser usadas de maneira partidista en Llión. Anque l’idioma tamién val pa lo contrario pal “llïonesismu”, especialmente pal más radicalizáu (felizmente na fuxaca): pa formular ridículas reivindicaciones irredentistas sobre la Tierra de Miranda portuguesa, precisamente apelando a la pertenencia del mirandés al mesmu sistema llingüísticu que’l llionés. Nesto cre’l lladrón que todos son de la sua condición.

II.- Voi facer agora un curtiu análisis del “llïonés” empreáu pola autora de los filos basándome nos sous mensaxes en cuestión. Usaréi pa ello varias obras de consulta, pero las refererencias fundamentales son: el Diccionariu de la Llingua Asturiana (Uviéu, ALLA, 2000) que recueye léxicu normativu del asturianu [DALLA]; el Diccionario General de la Lengua Asturiana, de Xosé Lluis García Arias, (Uviéu, Editorial Prensa Asturiana – La Nueva España, 2002-2004), que recueye solo léxicu patrimonial asturianu, llionés y zamoranu [DGLA]; y el Léxico del leonés actual, de Janick Le Men (Llión, Centro de Estudios e Investigación San Isidoro – Caja España de Inversiones – Archivo Histórico Diocesano, 2002- 2012), que recueye solo léxicu patrimonial llionés [LLA].

1.- Braeiramente. Ye una palabra inventada, pero’l sou orixe tien interés. Cumo tantos outros neoloxismos absurdos y aberrantes que s’emprean nel “llïonés” la sua nacencia tenemos que la buscar nel asturianu escritu. Vamos ver que diz el filólogu Ramón d’Andrés sobre esto:

“Por razones diverses, hai una serie de neoloxismos incorrectos que se punxeron en circulación na primer etapa del Surdimientu y qu’agora, tresmitíos d’escritor n’escritor, son como virus difíciles d’atayar. Ún de los más conocíos ye’l neoaxetivu *braeru -a -o, en cuenta de verdaderu –a –o; debió crease, según la nuestra hipótesis, por interpretar que l’alverbiu bramente provién de *veramente (en realidá provién de bravamente), y d’aende sacaríase’l falsu deriváu *braeru, adefexu llingüísticu qu’abeya peles páxines de la nuestra lliteratura”. (Ramón d’Andrés: “Incorrecciones y contravenciones llingüístiques na narrativa asturiana d’anguaño”, en La emancipación de la lliteratura asturiana, Uviéu, 2007, p. 171).

La invención asturiana sobre la base del alverbiu bramente (n’abundancia, bastante, mui, DGLA y DALLA s.v. bramente) pasóu al llionés pol senciellu procedimientu d’occidentalización falsa (tantas veces usáu polo normativizadores “llïonesistas”) añidiendo un diptongu decreciente, y l’asturianu *braeru pasóu a ser el “llïonés” *braeiramente. Por cierto, quien tenga interés puede consultar l’autoría d’esta burrada y casi la fecha na que s’inventóu:

http://www.logosdictionary.org/index.php?code=6462366&from=LE

2.- sedría, sedrá. Son formas de condicional propias del centru d’Asturias, y aceptadas (xunto col condicional de tipu sería) cumo normativas n’asturianu. Nas falas llionesas nun esiste esa forma de condicional, que siempres tien la forma sería.

3.- esistiera. La forma verbal está eiquí incorrectamente usada, pues el sentidu de la oración reclama un pretéritu indefinidu y non un pretéritu pluscuamperfectu. Esta forma verbal ye mui típica d’Asturias, y mui rara en Llión.

4.- tolos, tolas. Esti tipu de contracción (tou + los, toa + las) son típicas del asturianu central y del normativu. Las contracciones características del llionés son tódolos y tódalas, perfectamente documentadas por Alonso Garrote ou Fritz Krüger en Maragatos, Cabreira ou Senabria.

5.- nidiu. Ye un axetivu que s’aplica especialmente cuando nieva y deixa’l tarrenu neváu dafeitu, igualáu ou niveláu pola nieve. Tamién ye un axetivu que s’aplica a la mesma nieve cuando está resbaliza. Hai outras acepciones llionesas de la palabra que pueden ser: llimpiu; brillante; (muyer) gorda y con buena apariencia, etc. Las acepciones asturianas de la palabra son idénticas (s.v. nidiu. DALLA, DGLA, LLA). Pa mi ye un misteriu qué acepción ye la qu’empresa la autora del comentariu, anque ye posible qu’estea torciendo’l significáu patrimonial del términu pa convertilu nun alverbiu.

6.- empregandu. Ye un galleguismu; en llionés patrimonial tenemos emprear, y n’asturianu emplegar y emplear.

7.- venceyaos. El verbu venceyar ye un neoloxismu asturianu (s.v. venceyar DALLA) creáu sobre la base del sustantivu venceyu (s.v. venceyu DGLA).

8.- p’hacia. Ye una locución típica del asturianu central, inesistente en llionés (s.v. hacia DGLA).

9.- castiellán, castiellanas. Son dúas invenciones imposibles en llionés. La primeira xenerada sobre la base del asturianu castellán (mui minoritaria, pero aceptada cumo normativa: s.v. castellán DALLA). Castellán ye inesistente en llionés qu’usa cumo formas patrimoniales pal xentiliciu y el glotótinu castellanu y castel.lanu (Vocabulariu de Palacios del Sil, 2002, s.v. castel.lanu). Amás la diptongación d’esas formas ye imposible en llionés, ya que de la mesma forma que del topónimu El Bierciu tenemos bercianu, berciana; del topónimu Castiella tenemos castellanu, castellana.

10.- ata. Ye un arcaísmu medieval llionés común al gallego-portugués. La forma llionesa actual ye hasta.

11.- tán, tamos, tean. Son formas conxugadas del verbu asturianu tar. Nas variedades llionesas y zamoranas de la nuesa llingua esti verbu mantién la sua formar plena estar (Cabreira: El habla de La Cabrera Alta, Casado Lobato, 1948, p. 83; Aliste: El habla de la Tierra de Aliste, J. M. Baz , 1967, p. 57; Senabria, La Carbayeda: Atlas lingüístico de la Sanabria interior y de La Carballeda-La Requejada, F. Krüger 2011, mapa 263; etc, etc, etc.).

12.- getandu. Deixando a un llau la papayada d’eliminar la “u” muda despuéis de la lletra “g”, guetar ye outru asturianismu que significa esclusivamente apañar ou recoyer castañas (s.v. guetar DGLA), anque por vía d’ampliación semántica se-y añidíu tamién n’asturianu normativu’l significáu de buscar (s.v. guetar DALLA, 2ª acepción). Queda la duda de saber a qué se refier l’autora del comentariu, ¿a apañar castañas?, ¿a buscar? ¿a qué?

13. amuesa. Ye un neoloxismu asturianu creáu sobre la base del verbu amuesar ou amosar (s.v. amosar DGLA, DALLA), verbu insistente en llionés. El DALLA nun recueye la voz *amuesa, asina que tendremos qu’entender que se trata d’un términu inventáu que nun ye aceptáu cumo normativu.

14.- espublizada. Espublizar ye un verbu asturianu mui, mui minoritariu nel asturianu central, y, cumo ye d’esperar, insistente en llionés (s.v. espublizar DGLA, DALLA).

15.- mundiu. Ye un sustantivu asturianu propiu de la zona centro-oriental d’Asturias (s.v. mundiu DGLA).

16.- puea, to@s (=toos, toas). Son formas craramente del centru d’Asturias onde la cayida de la “d” intervocálica ye mui frecuente nel asturllionés central que se falla eillí. En llionés la cayida de la d’intervocálica nun sigue las mesmas pautas de la variedá central de la llingua. Nas falas llionesas tenemos las formas todu(s), toda(s).

17.- llóxica. Ye un hiperllionesismu.

18.- de nuesu. Esti tipu de posesivos perifrásticos son propios del asturianu, pero son inesistentes en llionés (Lorenzo Rodriguez-Castellano: “El posesivo en el dialecto asturiano”, Boletín del Instituto de Estudios Asturianos XXXI (1957): 171-187).

18.- pertuesas. Nun ye una forma tradicional llionesa, ye propia del mirandés.

19.- Lu cimeiru. Cimeiru ye un axetivu que tien en llionés un significáu mui precisu qu’esplica Roberto González-Quevedo: “Que s’alcuentra na parte d’arriba” (Vocabulariu de Palacios del Sil, 2002, s.v. cimeiru). Los significaos qu’anota Le Men son: “lo que está encima de otras cosas”, “lo que está más alto en relación con otra parte del terreno, como la parte alta de un monte, una cuesta, una tierra de labor…”, entre outros más específicos. (LLA s.v. cimero). Las dúas veces que s’usa cimeiru nel comentariu resultan mui singulares, seique se quixo dicir que “lu más importante” , “lu primeiru”, “lu principal”. Ye un usu pésimu del léxicu patrimonial, porque lo qu’está arriba nun tien que ser lo más importante, ¿acuéi?

20.- tornare. Ye un neoloxismu asturianu que quier dicir “traducir” (DALLA s.v. tornar acepción 6ª), anque los sous significaos patrimoniales llioneses ou asturianos nada tienen que ver con esta ampliación semántica (s.v. tornar LLA, DGLA).

21- idega. Ye outra invención de base asturiana que circulóu dalgún tiempu nel asturianu escritu, anque agora está desterrada de los diccionarios. Vemos esta palabra-virus sigue alitando en Llión. Por supuesto, ye desconocida nel llionés patrimonial.

22.- en vuelta. Ye un usu emprobecedor d’esta palabra que n’asturianu y en llionés, en ciertos contestos y locuciones, puede equivaler a vez; pero el términu vez ye incuestionablemente llionés y forma parte d’una rica familia léxica na nuesa llingua (vezu, avezar, veceira/vecera…). (s.v. vuelta DGLA, DALLA, Vocabulariu de Palacios del Sil, 2002). El problema de la palabra vez ye que s’interpreta cumo un castellanismu a eliminar, anque seya con un usu inverosímil y forciáu que sustituye en tódalas situaciones y contestos a vez . Ye mui elocuente la entrada vuelta nel Dicionariu Llïones de L’Alderique que simplemente traduz cumo vez esi términu.

Polo que vemos “la llóxica la llingua” ye un “llïonés” que nun s’apoya nas falas llionesas patrimoniales, pero si nel asturianu escritu. Esti “llïonés” “ensín complexos” y “ensín annedíos” emprea sin nengún complexu muitísimos añididos asturianos, con invenciones disparatadas, usos pésimos de voces llionesas y todo ello afilvanáu con dalgunos despropósitos ortográficos. El resultáu ye tan inverosímil y está tan desconectáu del llionés patrimonial que resulta ser más una xíriga deforme qu’outra cousa. A pesar d’esto l’autora diz que “Lu cimeiru ye pensare en llïonés en vuelta de tornare p’hacia’l llïonés las idegas pensadas n’outra llingua.” ¿De verdá quier facenos crer esta señora que piensa nesti “llïonés”?

A mi quédanme muitas cousas por deprender sobre la llingua llionesa (de feitu ye más lo que desconozo sobre’l llionés que lo que conozo), pero ye evidente qu’esta señora, a la vista de lo espuesto, nun ye quien a dar llecciones a naide sobre’l llionés porque la sua inorancia sobre esta materia solo ye superada pola sua soberbia.

A pesar del nivel llingüísticu que demuestran estas provectas autoridades dicen nel filu qu’están trabayando na normalización y estandarización de la Llingua Llionesa, nada más y nada menos. Tengo serías dudas de que sepian qué significan esos dous conceptos que nos vienen de la sociollingüística catalana, polo que voi acabar indicando los significaos técnicos d’esas palabras d’alcuerdu con Brauli Montoya, con un llibru mui notable dedicáu a esta cuestión (Normalitzación i estandardització. Alzira, Bromera, 2006):

“El concepte de normalització, tot i que en alguns dels seus usos actuals és intercanviable amb el de política lingüística (per exemple, en denominacións de càrrecs o de lleis tant trobem l’un com l’altre), conserva una acepció entre els especialistes que el fa familiar al de palnificació lingüísitica, tal com verifiquem en la següent definició: la normalització lingüística equival al capgirament de la substitució lingüística en una comunitat amb llengua minoritzada mitjançant les transformacions en el corpus, en els procesos d’adquisició i/o en els seus usos socials.” (p.12)

(…) l’estandardització seria una fase dins la planificació del corpus, la que vindria a continuació de la de normativització, aquesta última seria la de producció de la norma lingüística que cal seguir, i l’estandardització, la d’implantació social d’aquesta norma (…).” (pp. 17-18).

Pues nada, muita suerte a L’Alderique nel sou trabayu normalizador y estandarizador del llionés. Supongo en poucos meses ou años podremos comprobar los resultaos de los sous esfuercios.

Anuncios

8 pensamientos en “Aldericandu braeiramente na llingua de nuesu

  1. Gustoume muitu la respuesta pero cuido que tódolo que se di nun ye ciertu al cientu por cientu:

    2.- sedría, sedrá. Tamién existe la forma serié, comié, etc… Mui empreada en Carbayeda, Zamora

    10.- ata: You sentí esa forma a un paisanu del miu puebru l’añu pasadu. Anque paez que nun ye una forma mayoritaria tampoupo podemos dicir que nun se diga en parte nenguna.

    11.- tán, tamos, tean. Anque nun son formas mayoritarias téngolas sentidas bien de veces nel miu puebru de La Carbayeda.

    18.- pertuesas. Nun ye sólu una forma de Miranda, nel miu puebru tamién se dicía porque un día miu padre me dixo que lu dicía la mía buela y posibremente tamién se dixera n’outros llugares de Zamora y Llión.

    • non, l’idioma pue dicise qu’está na UCI dende hai años en buena parte del dominiu llingüísticu. Pero ainda podemos sintir en cualisquier puebru, poniendo bien la oreya, bien de cosas interesantes nel castellanu de los paisanos de cierta edá ou tamién nos que son menos vieyos pero que ñacioren y medroren nel puebru muitos rasgos llioneses (vocabulariu, verbos, estructuras, espresiones…)

  2. 1.- Pa Caitanu. Efectivamente, en llionés tamién tenemos esas formas verbales. Respective a “ata” ye un arcaísmu que nun se conserva en llionés. Nel gallegu faláu tampouco se conserva esa preposición y muitos escritores gallegos dende Rosalía de Castro empreoron la forma popular “hastra”, que foi progresivamente sustituida na escritura pol arcaismu “ata” ou’l lusismu “até”: esas dúas formas son güei las normativas en gallegu. Resulta difícil pensar que se en gallegu nun se conservóu “ata”, y tampouco n’Asturias, si qu’esista en La Carbayeda, que nun ye una comarca con una fala especialmente arcaizante polo seique la forma que tu escuitesti seya más bien una pronunciación descuidada de “hasta”, que ye bien frecuente n’español (“ta luego”, “ta mañana”). Las formas verbales “tan”, “tamos” son vulgarismos tamién mui frecuentes tanto n’español cumo en gallegu, lo que nun quita pa que la formas correctas nesas llinguas seyan “están”, “estamos”, etc. En llionés el verbu “estar” está perfectamente documentáu (cumo en mirandés), y ye patrimonial y popular, polo qu’entiendo que ye’l qu’hai qu’escoyer en vez del asturianismu “tar”. Sobre’l xentiliciu “pertuesas”, pa mi ye un mirandesismu.

    2.- Pa Gurrispu. “De nuesu” ye una forma asturiana de posesivu que nun esiste en llionés. Ye más, esi tipu de posesivos asturianos (que tamién se dan en gallegu), tienen un usu popular mui concretu pues denotan propiedá esclusiva del interlocutor con un bien tanxible (una tierra, una vaca, un prau); esa connotación ye común al gallegu. N’asturianu esi posesivu tamién s’emprea pa referise a un familiar directu y pa espresar un tipu d’acción que realizan a favor d’unu, usos que nun se dan nel gallegu popular. Las contracciones “tolo”, “tola” (que son asturianas) tamién pueden interpretase cumo vulgarismos castellanos que penetran de forma masiva no que queda (que ya nun muito) de las falas llionesas.

    • – “Ata” sentílu namás una vé a un paisanu del puebru. Quiciás seya lo que dices que lo dixo mal pero you nun serié tan categóricu dicendo que nun existe, posibremente non exista ou si existe seya una forma mui minoritaria, pero nunca dirié categoricamente que nun existe.

      – Lo de “tar” y demás formas del verbu estar posibremente seyan, como dices, vulgarimos del castellanu.

      – “Pertués” nun sentí pero sí “Pertual”. Pertual ye una forma d’esti puebru y imaxino que tamién de todala contorna. Dicía lo de pertués porque si existe Pertual imaxino que’l xentiliciu serié “pertués”.

      • Categóricamente nun quiero dicir nada, pero estrañaríame bastante que se conserve “ata” nun únicu llugar castellanizáu de Zamora, y non en Galicia, n’Asturias ou nas comarcas llionesas onde la castellanización ye más recién ou menos intensa. Respective a lo “pertués” tu mesmu indicas que nun constatesti esa forma, polo que reitero que, sin más datos, esa forma ye mirandesa. Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s