Reseña del ḷḷibru Onde la palabra pousa. D’Asturias a Miranda: Crestomatía del asturḷḷionés occidental

Reseña del ḷḷibru Onde la palabra pousa. D’Asturias a Miranda: Crestomatía del asturḷḷionés occidental, de María Cueto Fernández ya Xulio Viejo Fernández. Xixón (Suburbia Ediciones), 2012, 465 páxs.

 

Nun tenemos nel ámbitu ḷḷingüísticu asturḷḷionés muitas obras cumo la que firman María Cueto ya Xulio Viejo. Yía cierto qu’esisten precedentes de gran interés cumo l’Antoloxía de prosa bable (1981), de Xosé Lluis García Arias, orientada estrictamente a las manifestaciones prosísticas asturianas producidas dende la Edá Media, con dalgunos testos ḷḷioneses, editada amás nuna época na que la poesía inda tenía un gran pesu no cultivu ḷḷiterariu del asturḷḷionés, ya feita cono interés declaráu d’amosar la esistencia de testos narrativos n’asturḷḷionés a lo ḷḷargo de la historia del idioma. Dende una perspectiva mui diferente tamién podemos señalar la obra Textos hispánicos dialectales (1960), de Manuel Alvar que, si bien dedica un xenerosu apartáu al asturḷḷionés, yía dende’l conocidu puntu de vista del autor de subordinación d’esta ḷḷingua al casteḷḷanu, presentando al asturḷḷionés cumo un dialectu históricu del idioma oficial. Por eḷḷo, hai qu’emponderar la publicación de Onde la palabra pousa dedicáu a la producción escrita (ou rexistrada por escritu no casu de los testos orales) feita na variedá occidental del romance autóctonu d’Asturias, del reinu de Ḷḷión ya de la Tierra de Miranda, cumo bien reflexa’l sou subtítulu.

El ḷḷibru cuenta con siete bloques ou apartaos, dalgunos divididos en subapartaos. El primer bloque tien un carácter introductoriu con una lista d’agradecimientos en primer ḷḷugar (p. 9), un prólogu (pp. 11-18) ya unos criterios d’edición (pp. 19-20). Arréu atopamos el capítulu dedicáu a los testos orales (pp. 21-94), el que trata de los testos medievales (pp. 95-116), de los testos ḷḷiterarios antiguos (pp. 117-129), el dedicáu a la primer metá del sieglu xix (pp. 131-137), a los testos ḷḷiterarios escritos entre los anos 1850-1970 (pp. 141-244), ya, por último, a la ḷḷiteratura escrita actual, esto yía, la que vai dende los anos 70 del sieglu XX hasta finales de la primer década de la presente centuria (pp. 245-464). La obra remata con un breve currículu de los autores (p. 465). Respective a la edición de los testos, los autores optan acertadamente por presentar los procedentes d’Asturias, Ḷḷión, Zamora ya la Senabria portuguesa cona ortografía de l’Academia de la Llingua Asturiana, ya los testos mirandeses d’alcuerdu conas propuestas recochidas nas Convenção Ortográfica Mirandesa.

No prólogu los autores identifican l’asturḷḷionés occidental cumo una variedá xeográfica del asturl.l.ionés que recibe los nomes d’asturianu, ḷḷionés (anque en Ḷḷión ou Zamora esisten tamién glotónimos locales pa ciertas falas: pachuocu, cepedanu, paḷḷuezu…) ou mirandés, d’alcuerdu conos territorios onde se fala, siendo’l criteriu ḷḷingüísticu delimitador del asturḷḷionés occidental respective al conxuntu del idioma la conservación de los diptongos decrecientes /ei/ (primeiru, veiga) ya /ou/ (cousa, poucu). L’espaciu territorial d’esta variedá, ou conxuntu de variedáis del asturḷḷionés, yía descritu grosso modo ya comprende buena parte del occidente asturianu, del ḷḷionés, la mayor parte de las comarcas zamoranas de Senabria, La Carbayeda ya la Tierra d’Aliste, ya, yá en Portugal, casi toda la Tierra de Miranda (quitante la sua capital, Miranda del Douro), ya dalgunos ḷḷugares del distritu de Bregancia. Los autores apuntan por un ḷḷau la relación d’heteronomía del asturḷḷionés occidental respective a outras variedáis de la ḷḷingua, pero, a la vez, faen rescamplar una serie d’elementos que lu singularizan cumo son la sua amplia estensión territorial, ya una mayor ḷḷealtá al idioma polos sous falantes patrimoniales. Estas axeitadas ya fundamentadas precisiones de Xulio Viejo ya María Cueto pámeque tienen especial relevancia pa la situación ḷḷionesa del idioma onde un estravagante discursu pseudo-ḷḷingüísticu con matices claramente esencialistas ya un interés pola ḷḷingua que tenemos que valorar esclusivamente en clave identitaria ya de rentabilidá política pa los sous validores, presenta al ḷḷionés (ou mechor dichu, al llïonés) cumo una ḷḷingua diferente de l’asturiana (identificada única ya interesadamente cona variedá central, base del estándar). Ciertamente, nun paga la pena parase muito nesti planteamientu segregacionista ḷḷionés: la indixencia intelecual d’esti discursu, la sua desconocencia de las falas ḷḷionesas ya zamoranas (curiosamente la base d’esti ḷḷionés yía claramente una reelaboración occidentalizada ya forciada del estándar central con presencia masiva d’asturianismos, xeneralmente mal usaos), el despreciu polos falantes patrimoniales ḷḷioneses, ou la incapacidá pa faer dalguna contribución seria al estudiu, al cultivu ou a la vindicación social de la ḷḷingua, ḷḷevan a esa postura a una vía muerta, anque fayendo de pasu un dañu enorme a las yá pouquísimas posibilidáis de recuperación del idioma en Ḷḷión. Outramientre, razones de tipu ḷḷingüísticu, socioḷḷingüísticu ya políticu esplican la entidá del mirandés dientro del conxuntu del asturḷḷionés, singularidáis de las que resulta’l feitu de que’l mirandés tenga una norma ortográfica propia bien próxima a la del portugués.

Un aspectu de gran interés que tratan los autores no prólogu yía la hipótesis que formulan sobre las causas que motivanon la conformanza del asturḷḷionés, ya que Xulio Viejo yá espunxera nuna obra escepcional hai unos anos: La formación histórica de la llingua asturiana (2003), esto yía: «(…) que la ḷḷingua romance asturḷḷionesa nacéu cumo resultáu de la difusión d’una serie d’innovaciones idiomáticas tardorromanas ya altomedievales xeneradas ya prestixadas na redolada de l’antigua capital conventual d’Estorga n’occidente ḷḷionés, ya estendidas ḷḷou con mayor intensidá por tola rexón occidental asturḷḷionesa. Nun segundu momentu, plenamente medieval, los centros de referencia ya s’asitian ente l’Asturias central ya la ciudá de Ḷḷión, con unas tendencias normativas que son yá outras (en bona parte las caraterísticas güei del centru d’Asturias) pero, cumo se dixo, nun fonon a anubrir dafeitu esi pousu idiomáticu ancestral que yía na actualidá’l de definir la fala occidental». D’esta manera, yía fácil deducir la importancia que tuvo pa la nacencia del romance asturḷḷionés, por un ḷḷau, l’acción qu’exercíu’l sustratu prerromanu ástur nas tierras asturianas, ḷḷionesas, zamoranas ya mirandesas, pobladas na antigüedá por esti pueblu, sobre la ḷḷingua ḷḷatina de los conquistadores ya alministradores romanos, ya, por outru, la esistencia cumo entidá xeopolítica autónoma a lo ḷḷargo de más de mediu mileniu del reinu d’Asturias y de Ḷḷión cumo espaciu onde la ḷḷingua asturḷḷionesa ḷḷogróu la sua diferenciación ya desenvolvimientu respective a los outros romances hermanos.

Centraos yá no densu corpus testual que se nos presenta, no capítulu dedicáu a la tradición oral los etnotestos escochidos, casi mediu centenar, son presentaos atendiendo a la sua procedencia xeográfica: Asturias, Zamora ya’l distritu portugués de Bregancia, ya onde atopamos composiciones non solo mirandesas, sinón tamién de Ruidenore ya Guadramil. Nesti apartáu eichanse en falta composiciones orales de la provincia ḷḷionesa onde nun faltan exemplos de testos ḷḷiterarios orales cumo los cuentos apañaos pol musicólogu Eduardo Martínez Torner alredor de 1913 en tierras ḷḷacianiegas ya publicaos por Aurelio Macedonio Espinosa (1946, tomu I: 116, 537), ou los testos populares orales compilaos a mediaos del sieglu XX en tierras del Altu Bierciu ya de La Cepeda por Wenceslao Bardón (Álvarez Bardón 1981 [1955]: 172-198). La tipoloxía de los testos orales yía mui variada ya representativa de la riqueza de la ḷḷiteratura popular oral de las tierras de fala asturḷḷionesa, asina alcontramos cantares (de ḷḷabor, relixosos, de circunstancias…), cuentos, ḷḷiendas, conxuros, ensalmos, cantares de ramos, simples anécdotas ya dalgún romance; en casi todos los testos constan los datos del informante, edá, ḷḷugar de la recocida ya información del compilador ou compiladores. La mayor parte de los testos están tiraos d’estudios ḷḷingüísticos ou de compilaciones de testos ḷḷiterarios orales publicaos dende finales del sieglu xix hasta comienzos de XXI, anque tamién hai testos hasta agora inéditos recochidos polos propios autores de la obra que se reseña.

No capítulu que compila testos medievales (sieglos XIII ya XIV), reprodúcense doce documentos procedentes todos eḷḷos de dalgunos de los grandes monesterios del occidente d’Asturias ya de Ḷḷión: Balmonte, Courias ya Corniana, entre los asturianos, Carrizu ya’l zamoranu de Moreiruela, entre los ḷḷioneses. La tipoloxía de los testos yía similar en tódolos casos: trátase de documentos xurídicos de naturaleza privada cumo compraventas ya escrituras otorgando testamentos a favor de los monesterios. Yía verdá qu’esti tipu de testos constituye’l corpus fundamental de la documentación medieval n’asturḷḷionés que conservamos anguano, pero yía interesante señalar que tamién tenemos documentos medievales de naturaleza diferente n’asturḷḷionés que constatan un usu prácticamente plenu entre los sieglos XIII ya XIV (güei diríamos normalizáu), d’esta ḷḷingua nos ámbitos más formales, xunto cono ḷḷatín. Sin entrar na problemática de la ḷḷiteratura medieval ḷḷionesa (Disputa d’Elena ya Maria, Ḷḷibru d’Alexandre…), que nun yía’l casu agora, refiérome n’especial a la esistencia de testos normativos ya de trataos xurídicos que fonon redactaos ou traducídos al asturḷḷionés, ya de los que tenemos tamién exemplares feitos nas variedáis occidentales del idioma, cumo yía’l casu de bien de fueros locales de los que paga la pena citar los fueros agrarios otorgaos polos abaes del monesteriu de Moreiruela a los pobladores de bien de ḷḷugares de Zamora ya la Tierra de Miranda; anque nun son los únicos, pues tamién cuntamos con compilaciones ḷḷegales cumo’l Ḷḷibru Xulgu, testu del que conocemos al menos un exemplar redactáu nuna variedá occidental de la nuesa ḷḷingua inda nun editáu (Orazi, 1997: 39-40, 491-492). Ya nun podemos esquecer tampouco la esistencia de trataos xurídicos traducíos al asturḷḷionés (dalgún d’eḷḷos seique redactáu tamién no nuesu idioma), por exemplu, Flores de Derecho, compendiu xurídico-procesal que cuenta con dalgún manuscritu d’orixe zamoranu onde vemos una influencia claramente asturoccidental (Urueña y Smenjaud & Bonilla y San Martín, 2006 [1924]: 1-184).

Los dous pequenos capítulos siguientes de la obra, los que tratan respectivamente de los testos ḷḷiterarios antiguos ya de los testos de la primer metá del sieglu XIX, presentan piezas testimoniales del asturḷḷionés occidental. Asina, entre los exemplos de testos antiguos los autores recuechen dous villancicos, ún del sieglu XVII ya outru del XVIII, que representan un tipu de subḷḷiteratura de moda na redolada de la corte española naqueḷḷa dómina na qu’atopamos un usu de la nuesa ḷḷingua puramente imitativu, yía dicir, feitu por autores de ḷḷingua casteḷḷana, polo que nun tamos ante testimonios fieles de la fala de los asturianos, que yera la que se pretendía reflexar cumo paradigma del homo rusticus. Entre los testos de de la primer metá del sieglu XIX solo tenemos las trés cartas remitidas al bibliófilu Bartolomé Gallardo por un anónimu corresponsal natural de Babia, que tienen un especial interés ḷḷingüísticu al representar los primeiros testos redactaos plenamente n’asturḷḷionés occidental de los que tenemos noticia, ya nos que l’autor pon especial precuru en reproducir lo qu’él chama «(…) [la] chingua qe. se parcha en este mieu Pays», cono interés añidíu de que s’ufiertan muitos exemplos d’usu de la fala popular, ya la conxugación de ciertos verbos (fer, tener, haber chamar, comer, ouir).

El platu fuerte del ḷḷibru son sin duda los dous capítulos finales onde alcontramos yá testos plenamente ḷḷiterarios que reflexan, ou pretenden reflexar con verosimilitú, las falas del occidente del ámbitu ḷḷingüísticu asturḷḷionés. El penúltimu capítulu está dedicáu a la ḷḷiteratura escrita entre 1850 ya 1970, ya la tipoloxía testual d’esti apartáu empieza a presentar yá cierta variedá con exemplos de poesía (los más notables ya importantes), prosa, teatru ya traducciones.

Atopamos aiquí escritores de tipu costumista con d’obras ḷḷiterarias que podrían considerase menores cumo José María Flórez y González (Composiciones en dialecto vaqueiro, 1923), Mario Gómez (De bogayo, 1916; De corripia, 1923), ou Caitano Álvarez Bardón (De la Ribera del Órbigo. Cuentos en dialecto leonés, 1907, 1924), por citar a dalgunos de los que cheganon a publicar en ḷḷibru. Pero, al ḷḷau, d’estos ya outros autores menores, rescampla yá la presencia de grandes escritores, cumo’l foi’l casu del asturianu Galo Fernández, ya de notables intelectuales cumo los portugueses José Leite de Vasconcellos ou Antonio Maria Morinho, que, amás d’aniciar ya continuar la ḷḷiteratura escrita mirandesa, espleganon un relevante trabachu investigador sobre’l mirandés ya la cultura de la Tierra de Miranda qu’anguano sigui siendo referencial. El gran sabiu portugués José Leite de Vasconcellos, autor d’una obra monumental ya non superada sobre’l mirandés (Estudos de Philologia Mirandesa, 1900-1901) ya sobre outras falas del tueru asturḷḷionés del norte de Bregancia, foi autor tamién d’una temprana obra de creación ḷḷiteraria (Flores mirandezas, 1884) ya de traducción al mirandés cumo la traducción parcial de la obra cume de la ḷḷiteratura portuguesa, Os Luisíadas, de Luís de Camoes, sin esquecer la sua recochida de testos ḷḷiterarios orales. Vasconcellos non solo descubríu’l mirandés pa la comunidá científica internacional, sinón que marcóu’l camín de la sua dignificación ya pervivencia.

N’Asturias no primer terciu del sieglu pasáu el relixosu valdesán Galo Antonio Fernández, Fernán-Coronas, foi’l creador d’una estimable obra poética n’asturḷḷionés occidental (tamién en casteḷḷanu) que pasóu prácticamente desapercibida en vida del poeta, pero qu’anguano, una vez recuperao ya editao lo sustancial del sou ḷḷabor ḷḷiterariu n’asturḷḷionés (Rimas y refranero, 1984; Poesía asturiana y traducciones, 1993), ḷḷeemos cumo un autor plenamente contemporáneu. Fernán-Coronas, home d’amplísima cultura, tamién foi un esforciáu defensor ya estudiosu de la ḷḷingua yá que dedicóu muitos anos a preparar dúas obras chamadas a convertise n’esenciales ya centradas na variedá occidental del asturḷḷionés: la Gramática del astur-leonés, ya un diccionariu de la ḷḷingua no que trabachóu prácticamente hasta la sua muerte, pero que, desgraciadamente, nun cheganon a publicase ya, muertu l’autor prematuramente, acabanon perdiéndose. De la obra d’esti autor estraordinariu tenemos buenos exemplos no ḷḷibru con una axeitada antoloxía de la sua poesía onde podemos atopar muitas de las claves de la poética de Fernán-Coronas (pp. 172-180), traducciones (241-244), ya hasta correspondencia privada redactada n’asturḷḷionés (pp. 213-215). Antonio Maria Mourinho yía outra figura destacada de la cultura ya la ḷḷingua mirandesa, ya que sirvíu de puente vital entre los primeiros estudiosos ya cultivadores del mirandés ya las nuevas xeneraciones d’autores mirandeses.

L’últimu capítulu, que recueche ḷḷiteratura feita entre 1970 ya la primer década del sieglu XXI, yía tamién el más avolumáu ya interesante pola abondaza d’escritores ya rexistros (poesía, prosa, teatru, traducción, ensayu ya opinión). Esta pléyade d’escritores occidentales que publican pola primer vez ou nacen ya empiezan la sua producción ḷḷiteraria nel últimu terciu del sieglu XX ya principios d’ésti, esplícase pola conformanza d’una nueva concepción de la ḷḷingua ya cultura propias que cuachanon nun períodu, ou seique sería mechor calificalu cumo movimientu, que se vien chamando n’Asturias Surdimientu, al que se suel poner cumo fecha inaugural la de 1974, momentu no que Conceyu Bable, auténticu motor d’esti procesu, empieza la sua andadura intelectual conas suas primeras colaboraciones na revista Asturias Semanal. Los ecos d’esta fola cultural y ḷḷiteraria asturiana cheganon de manera tardía ya tebia a Ḷḷión dúas décadas despuéis, cuando nos noventa constituyíuse l’asociación Facendera pola Llengua, entidá artífiz de la publicación del ḷḷibru Cuentos de Lleón (1996), ya qu’emburrióu una nueva concepción del asturḷḷionés en Ḷḷión. Na portuguesa Tierra de Miranda, el mirandés, la variedá ḷḷingüística asturḷḷionesa más singular pol sou asitiamientu xeopolíticu ya pol sou altu grau de vitalidá, el procesu de recuperación ḷḷingüística anicióu de manera autónoma nos anos ochenta del sieglu XX ya garróu puxu a finales d’esi sieglu cona reconocencia formal, pero non oficial, del mirandés, l’aparición de la Convenção Ortográfica Mirandesa ya una reactivación del cultivu ḷḷiterariu del mirandés. No subapartáu dedicáu a la poesía d’esti últimu capítulu d’Onde la palabra pousa alcontramos una estensa, variada ya representativa selección de poetas que van dende los autores que podemos identificar cono costumismu localista (dicho sía sin nengún ánimu peyorativu), onde habría que catalogar a autores cumo los mirandeses Manuel José Preto (Bersos Mirandeses, 1993), ou José Francisco Fernández (Miranda, Mie Mirandica, 2002), los ḷḷioneses Severiano Álvarez (Cousas de aiqui. Cuevas del Sil, 1987), Emilce Núñez (Atsegrías ya tristuras, 2005; Una tarde de outuenu, 2011) ou Gumersindo Cabezas (Puemas en cepedanu, 2002), ya a los asturianos Basilio Garrido (Cuentos, paruladas ya versos, 2007), ou Celso Peyroux (Canciones ya trobas de Teberga, 1991). Pero tamién alcontramos voces poéticas cumo las de la valdesana Nené Losada (Cantares valdesanos, 1994; Entre apigarzos, 1997; El nome de las cousas, 2001, etc.) ou la palaciega Eva González cona serie de ḷḷibros Na nuesa tsingua, publicada xunto cono sou fichu Roberto González Quevedo entre los anos ochenta y noventa del sieglu XX, ou la sua Poesía completa (1991) que, sin abandonar la ḷḷinia más popular representada polos autores amentaos antias, fonon quien a definir una obra poética de gran guapura ya con capacidá pa conectar con un públicu más ampliu ya de gustos estéticos más actuales. Estas dúas autoras consiguienon anovar la ḷḷiteratura con raigaños más tradicionales ya asitiase de manera natural dientro del Surdimientu, que tuvo entre los sous promotores ya protagonistas a bien d’escritores asturoccidentales.

Enmarcaos yá plenamente no Surdimientu asturianu, ya protagonistas indiscutibles d’esti granible períodu dende los sous principios, atopamos nesta obra poemas de dalgunos de los escritores más importantes ya activos de l’actual panorama ḷḷiterariu asturianu: Xuan Bello (Nel cuartu amariellu, 1982); Antón García (Estoiru, 1984; La mirada aliella. [Poesía reunida, 1981-2006], 2007); Roberto González Quevedo (Ḷḷume de ḷḷuz, 2002; Pan d’amore. Antoloxía poética [1980-2004], 2004), Taresa Lorences (El son de los picaportes, 1994; Sobre l’arena, 2004), Miguel Rojo (Buscador d’estreḷḷas, 1996; Llaberintos, 2005), M.ª Esther García López (Ḷḷuribaga, 2003; Tiempu d’iviernu, 2005; Haikus. Faraguyas, 2007), Ignaciu Llope (El combate melancólicu, 2009); Sabela Fernández (Ayundes, 1983; Ḷḷuz d’amanecer, 2000), ya Naciu’i Riguilón (Queixas ya conxuros, 2000; D’un tiempu que foi, 2005). Todos estos poetas, nacidos en xeneral entre los anos cincuenta ya sesenta del pasáu sieglu, cultivan tamién outros xéneros ḷḷiterarios ya muitos d’eḷḷos combinan na sua producción escriturística la varidá occidental de la ḷḷingua cono usu del estándar.

Entre los mirandeses tenemos autores cumo Amadeu Ferreira (Cebadeiros, 2000; Cula torna apuosta quien quiera ara. Em cama feita qualquer um se ajeita, 2004), que sin duda yía güei l’autor más importante de ḷḷiteratura mirandesa ya la personalidá cultural más destacada anguano de la Tierra de Miranda, anque nun faltan testos d’autores como Carlos Ferreira ou escritores más mozos ya prometedores, cumo yía’l casu de Thierry Pires Alves.

Procedentes de las tierras del viechu reinu ḷḷionés vemos poemas d’autores cumo Fran Allegre (Poemas pa nun ser lleídos, 2008) ya José Andrés Oria de Rueda Salgueiro, autor d’un guapísimu ya sentidu ḷḷibru, Llogas Carbayesas (2010), que yía’l primeiru feitu nuna variedá zamorana del asturḷḷionés, ya outros escritores zamoranos antologaos son José Hernández Rodríguez ou Rubén García con una calidá qu’amerita yá una publicación de la sua obra en ḷḷibru.

No subapartáu dedicáu a la prosa alcontramos outra vez a dalgunos escritores ya señalaos: Xuan Bello quien fai usu de la variedá occidental cultivada intensamente nos anos mozos cona obra prosística: Unas poucas cousas guapas (2009), Roberto González-Quevedo (Pol sendeiru la nueite. Narrativa completa, 2002; El Sil que baxaba de la nieve, 2007; Onde viven los amigos, 2010), Miguel Rojo (Tienes una tristura nos güeyos que me fai mal, 1989; La ponte y otros cuentos, 2009, etc.), Eva González (Cuentos completos, 2008), M.ª Esther García López (Historias de vida ya señas de muerte, 2006) ya Amadeu Ferreira (Las cuntas de Tiu Jouquín, 2001). Al ḷḷau d’esti grupu d’escritores que bien podemos considerar cumo consagraos ya que mantienen una producción regular ya variada, atopamos nesta crestomatía a outru tagayu d’autores con un cultivu ḷḷiterariu más esporádicu, al menos en comparanza conos anteriores: Xosé Lluis García Arias, Ernesto García del Castillo Neto, Xosé Álvarez Fernández, Héctor García Gil, M.ª José Zurrón del Estal, Carlos Ferreira, ou’l mesmu Xulio Viejo. Ya inda tenemos un últimu báramu d’autores con un cultivu ḷḷiterariu puramente testimonial: Amparo Pardo, Juan Luis Álvarez del Busto ou Teodora Barrio, presentes nesta obra pol envís d’ufiertar testos representativos (de zonas xeográficas, xéneros, variedáis ya subvariedáis del asturḷḷionés occidental) ya onde’l criteriu de calidá estética nun yía necesariamente l’únicu ou’l más importante. Atopamos nesti apartáu dedicáu a la creación prosística de ficción dalgunas muestras de novelas escritas en modalidáis occidentales de la ḷḷingua, que son ciertamente poucas, en concretu a la obra Tiempos de nublina (2004), de Xosé María Rodríguez, autor tamién de dous ḷḷibros de relatos n’asturḷḷionés occidental (Nueite de filandón, 1982; Xuan Canas: nial d’alcurdanzas, 1983), ya a la novela curtia Breve historia d’un gamusinu (2008), del ḷḷionés Xosepe Vega, quien tamién firma un formosísimu ḷḷibru de relatos Epifora y outros rellatos (2008), redactaos dambos los dous no asturḷḷionés de Cabreira. Anque nun aparezan citadas n’Onde la palabra pousa paga la pena citar la esistencia d’outras novelas occidentales: El viaxe (1984), del escritor ya editor Antón García, que foi la primer novela feita n’asturḷḷionés occidental, ya, por agora, la última novela publicada nesta variedá: Sangre na braña (2012), novela negra del prolíficu Roberto González-Quevedo.

Los trés últimos subapartaos tienen un aquel más testimonial, son los dedicaos al teatru con obras del cepedanu Gumersindo García Cabeza, que yía más un diálogu qu’una auténtica pieza teatral, ou los fragmentos d’obras teatrales más elaboradas como la del mirandés Amadeu Ferreira Falar para nun morrer (Quelóquio an dous atos) (2004), ou la del palaciegu d’orixe Francisco Javier González-Banfi Lentechas escochidas (1989).

En traducción tenemos obras d’Anacreonte (en traducción de Xuan Bello), Eugénio de Andrade (traducción d’Antón García), Charles Perrault (traducción ḷḷibre del mirandés de Carlos Ferreira) ya Georges Brassens (con traducción de José Alfredo Hernández). No capítulu final que trata sobre l’ensayu ya la traducción alcontramos sobre todo testos d’opinión qu’aparecienon orixinalmente en prensa escrita, cumo son los casos de Amadeu Ferreira con una reflexón ḷḷingüistico-etnográfica «Trabalhar a la staia» (publicada no Diário de Tras Os Montes), ya artículos de Roberto González-Quevedo, Ramón d’Andrés, Ignacio Llope (ensayista notable ya promotor d’esti volume que se reseña) ya Xuan Bello, que se publicanon no sumanariu Les Noticies, dalgunos d’eḷḷos precisamente, los de Bello ya D’Andrés, reflexonan sobre la cuestión ḷḷingüística occidental ya constituyen un escelente piechu pa la obra.

Onde la palabra pousa yía, en resume, una obra que tien detrás un intensu ya reflexivu ḷḷabor de selección de testos representativos que resulta imprescindible ya referencial pal estudiu de la variedá occidental asturḷḷionesa, pero a la vez yía un trabachu que constata’l rixu ya personalidá d’esta variedá, ya amuesa l’interés de las ḷḷetras occidentales pues tamién tamos ante una auténtica antoloxía de ḷḷiteratura asturḷḷionesa onde podemos disfrutar cona ḷḷectura de dalgunas de los testos más formosos escritos nesta ḷḷingua milenaria que nun se resigna a morrer.

Nicolás Bartolomé Pérez
Academia de la Llingua Asturiana

BIBLIOGRAFÍA CITADA

Álvarez Bardón (1981 [1955]) = Cayetano Álvarez Bardón, Cuentos en dialecto leonés. Madrid, Editorial Nebrija, [edición de Wenceslao Bardón] (facsímil).

Espinosa (1946) = Aurelio M. Espinosa, Cuentos populares españoles. Recogidos de la tradicion oral española. Madrid (CSIC-Instituto Antonio de Nebrija de Filología), segunda edición.

Orazi (1997) = Verónica Orazi, El dialecto leonés antiguo, (Edición, estudio lingüístico y glosario del Fuero Juzgo según el Ms. escurialense Z.III.21.) Madrid (Universidad Europea-CEES Ediciones).

Urueña y Smenjaud (2006 [1924]) = Rafael Urueña y Smenjaud y Adolfo Bonilla y San Andrés, Obras del Maestro Jacobo de las Leyes, jurisconsulto del siglo XIII. Pamplona (Analecta Editorial), facsímil.

REVISTA DE FILOLOXÍA ASTURIANA 11-12 (2011-2012): páxs. 273- 282.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s