El Dereitu consuetudinariu l.lionés ya la personalidá histórica ya xurídica de L.lión (I)

ordenazassayambre.jpg

La pasada semana recibí un exemplar del l.libru Contribución al estudio del régimen local y de la economía popular de España. Los pueblos agregados a un término municipal en la historia, en la legislación vigente y en el Derecho consuetudinario leonés, del notariu l.lionés Vicente Flórez de Quiñones y Tomé. Conocía la obra ya teníala fotocopiada dende hai muitos anos, pero faíame ilusión tener el l.libru por interesame’l tema ya por nun esistir reedición dende que s’editóu pola primer vez en 1924, asina que cuando localicéi la obra nuna l.librería de viechu de Madrid nun lo penséi. L’exemplar que me remitienon tá bien conserváu ya, de feitu, you fui’l sou primer l.lector nos sous 87 anos d’andadura, pues chegóume intonsuráu, un atractivu más pa la sua merca. La obra trata, como’l sou títulu avanza, del Dereitu consuetudinariu l.lionés, centrándose especial pero non esclusivamente n’Umaña (Florez de Quiñones yera de Murias de Paredes), ya contestualizando l’oxetu d’estudiu cona realidá xurídico-alministrativa de la época que l’autor criticóu con rixu por nun respetar el sistema d’organización concechil de L.lión.

El mesmu día de la semana que me chegóu esti l.libru consultéi l’últimu númaru de la Revista Jurídica de Castilla y León (nº 23- enero 2011), onde Alberto Goméz Barahona firma un interesante artículu tituláu “El Derecho consuetudinario en el Derecho público de Castilla y León” (pp. 231-251). Nesti estudiu l’autor analiza, ente outras cuestiones, la importancia de la novedosa regulación que fai l’estatutu d’autonomía de Castilla y León de la competencia esclusiva relativa al Dereitu consuetudinariu (art. 70.1-5º “Conservación del Derecho consuetudinario de Castilla y León”), ya los problemas ya perspectivas del cumplimientu del mandatu estatutariu de conservación. El trabachu de Gómez Barahona yía bien interesante, de mano yía ún de los primeiros artículos doctrinales monográficos sobre esta nueva competencia estatutaria, pero l’autor argumenta dende una premisa falsa formulada asina: “Existen, así, normas consuetudinarias dentro de Castilla y León que han llegado a pervivir y que, siguiendo a la Escuela Histórica del Derecho, son fruto de la conciencia jurídica de un pueblo, el castellano-leonés, y de una época” (p. 233), idea que se reitera más alantre al señalar “la necesidad de conservar el derecho consuetudinario como expresión del patrimonio cultural e institucional de un pueblo, el castellano-leonés” (p. 239). Digo premisa falsa porque nun esiste nengún pueblu “castellano-leonés”. Nesti momentu históricu hai l.lioneses ya hai castel.lanos, poro, nun hai tampouco nenguna conciencia xurídica que remaneza d’esi inesistente pueblu. Bien sabemos los l.lioneses qu’hai un proyectu políticu a l.largu plazu, con recursos económicos ya mediáticos a esgaya pa reformular la nuesa herencia cultural ya histórica en función de los intereses del réximen instauráu en Castilla y León, esto yía, pa desaniciar tolos elementos de la personalidá l.lionesa, incluida la conciencia histórica del pueblu l.lionés, como pasu necesariu pa l’afirmación d’una nueva realidá político-alministrativa que se chama Castilla y León.

Tampouco nun esiste nengún Dereitu consuetudinariu de Castilla y León, hai un Dereitu consuetudinariu l.lionés ya tamién un Dereitu consuetudinariu de Castiel.la. La esistencia coyuntural del nuevu ente autonómicu (coyuntural porque bien pudo nun esistir) nun redefín la esencia del nuesu Dereitu tradicional, nin lo fai necesariamente castellano-leonés. Pero no panorama uniformista ya homoxeneizador qu’impera’l nuesu Dereitu tradicional pue convertise nun nuevu productu netamente “castellanoleonés”, anque de momentu’l tema nun parez ser una prioridá pa naide, mesmamente la deficiente redacción del artículu 70.1-5º denota una atribución competencial puramente mimética a la d’outras comunidaes autónomas sin un interés de base no tema por parte de los redactores de la reformada norma insticional básica. El Consejo Consultivo de Castilla y León yá indicóu que la redacción del estatutu nesti puntu yera mechorable ya propunxo outra que nun se tuvo en consideranza.

Los primeiros estudios sobre las instituciones xurídicas populares l.lionesas empezanon a finales del sieglu XIX de la mano d’Elías López Morán, ya esti xurista yá afirmóu la esistencia d’un Dereitu consuetudinariu l.lionés que xiraba alredor de la peculiar organización de los concechos l.lioneses ya de las regulaciones emanadas d’el.los ya plasmadas nas ordenanazas concechiles. Dende entoncias ya a lo l.largo del sieglu XX tolos tratadistas que tocanon esti tema falanon siempres del Dereitu consuetudinariu l.lionés, yá nunca qu’esti aspectu de la nuesa personalidá fora parte d’un supuestu Dereitu consuetudinariu de Castiel.la ya L.lión.

Anuncios

2 pensamientos en “El Dereitu consuetudinariu l.lionés ya la personalidá histórica ya xurídica de L.lión (I)

  1. Mmmm, ¡qué ganas tenía que pouxeras esto del dereitu ḷḷionés!
    Vei ser mui interesante. El dereitu consuetudinariu asturianu (¿Foral?) ta recompiláu, pero tamouco la cousa paez muitu ambiciosa.
    Los casteḷḷanos y los ḷḷioneses son (inda) nacionalidades diferentes; pero l’estatutu ya l’aparatu autonómicu de Castieḷḷa ya Ḷḷeón tien una visión uniformizadora de lo identitariu que vei contra la propia hestoria ya idiosincrasia d’aqueḷḷas dúas nacionalidades ya especialmente de la ḷḷionesa; ya inda nacionalidades, pero cumo la maquinaria siga furrulando quedará una nacionalidá sólo.
    Eso ya que tamién CyL yía la patria del neolliberalismu a nivel autonómicu; un pouco cumo nel preámbulu del estatutu gaḷḷegu de 1981 (l’estatutu asturianu yía’l “B” del gaḷḷegu) qu’afirma dalgo asina cumo “l’atrasu económicu ya la cultura -en forma ḷḷingua- son las exas del estatutu; pa Castieḷḷa ya Ḷḷión yía, veladamente “el sistema socio-económico-alministrativu neoḷḷiberal ya la defensa de la cultura casteḷḷanoḷḷeonesa (=casteḷḷana) son las exas del Estatutu ya Autonomía Casteḷḷano-ḷḷionesa”.
    Una pena, nun había ser asina.
    (Vaya, qué pesáu soi. Siéntolo, pero yía que m’emociono escribiendo)

  2. Lo que se fixo cona compilación del Dereitu consuetudinariu asturianu seique yía tolo que se podía faer nesti momentu, que nun yía pouco; pero sobre esta cuestión espero tratar dalgo en post socesivos. Un saludu.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s