La efímera Academia de la Lengua Leonesa

lletraa.jpg

 

Después de siglos sumida en el olvido, la ignorancia y hasta el desprecio de gran parte de la sociedad, la lengua asturleonesa comenzó su lento reconocimiento con el trabajo de algunos jóvenes leoneses que lucharon por su dignificación

Durante el proceso autonómico se produjo en todas las regiones de nuestro país un importante movimiento intelectual tendente a recuperar y potenciar los valores culturales de los diferentes pueblos de España. No fue ajeno León a esta labor. La búsqueda de lo leonés influyó notablemente, cuando no fue tema central, en buena parte de la obra de autores de la época (Juan Pedro Aparicio y José María Merino escribieron conjuntamente Los caminos del Esla ), se publicaron libros innumerables sobre temas leoneses y se reeditaron obras de insignes intelectuales que estudiaron en otros tiempos el ser y la naturaleza de nuestra tierra. Una de estas obras fue la que publicara en 1906 el conocido filólogo e historiador Ramón Menéndez Pidal con el título de El dialecto leonés , extenso artículo que dio por primera vez una visión de conjunto a todas las hablas asturleonesas desde el Cabo Peñas hasta Extremadura. Esta lengua romance (procedente del latín y con el mismo rango por su evolución que el castellano o el francés), a pesar de los estudios científicos, había pasado desapercibida entre sus hablantes durante más de mil años, siendo despreciada como castellano antiguo o restos de gallego, fragmentada localmente a causa de sus numerosos dialectos (cepedano, senabrés, asturiano, mirandés…) y cuando menos vista como un tipismo curioso, e incluso gracioso, de gentes rústicas y sin instrucción. Durante la Transición, algunos jóvenes leoneses tomaron conciencia del valor cultural de este patrimonio y se propusieron lograr su dignificación y reconocimiento social como base necesaria para su conservación y recuperación, sobre todo teniendo en cuenta el peligro real que corría de desaparecer en las comarcas leonesas, ya que, a diferencia de asturianos y mirandeses, los pocos hablantes que se mantenían en ellas no tenían conciencia real de hablar una lengua diferente del castellano o del galaicoportugúes. Para conseguir estos objetivos se creó en la ciudad de Zamora el 10 de agosto de 1982 la Academia de la Lengua Leonesa por algunos jóvenes vinculados al GAL entre los que se encontraban el leonés Alejandro Valderas y el zamorano Carlos Cabañas. La Academia surgía como asociación cultural con ámbito de actuación en las tres provincias leonesas y tenía como fin principal el conservar y promover la lengua leonesa, para lo cual se planteaba los siguientes objetivos: la elaboración de un diccionario unificado de los bables leoneses, la confección de una gramática de la lengua leonesa, la creación de un fondo documental con los textos escritos en estos dialectos, la realización de mapas lingüísticos de la región, la divulgación de la lengua en su ámbito propio, el fomento cultural del Reino Leonés y la colaboración con los investigadores en este terreno de dentro y fuera de la región. La Academia se mostraba independiente respecto a los partidos políticos, centrales sindicales y organismos oficiales, no permitiendo que desde ella se realizase ninguna actividad política. Sus miembros estaban divididos en dos clases de académicos: los de número colaboradores en las investigaciones, y los honorarios, significados así por su labor en pro de la lengua leonesa. El que León no fuera reconocido como comunidad autónoma significó un retroceso para algunos aspectos de la cultura de este territorio, que no contaron con el apoyo de las nuevas instituciones. La lengua, quizás por ser considerada como fuente de identidad, fue uno de ellos. La Academia sucumbió ante la falta de ayudas pero fue uno de los gérmenes del creciente interés por la lengua asturleonesa.

Diario de León 28/08/2005, testu de David Martínez y Alberto Flecha

 

A pesar de que’l tonu del artículu ye d’emponderanza d’esta iniciativa, la chamada Academia da Llengua Lleunesa, una asociación a pesar del nome, foi un espantayu. De tolos desaciertos na reivindincación llingüística llionesa esti foi, por méritos propios, el mayor. Nun ye verdá que l’asociación desapaeciera por falta d’ayudas, lo cierto ye que’l sou final tuvo más que ver cola completa desconocencia de la realidá llingüísitica llionesa de los promotores. Esta foi la primer acción asociativa de defensa del llionés, y empezóu con mui mal pía.

Anuncios

3 pensamientos en “La efímera Academia de la Lengua Leonesa

  1. Nacéu ciguada igual, pero nun yía una cousa que muitu se sepia, ya la idea taba bien.
    Á ho, ¿ya sábese si publicanon dalguna cousa prehí?
    Así qu’así, asina tamién entamara lo qu’anguaño yía la Real Academia Galega, cumo una fundación sofitada económicamente pola emigración gallega na Habana ya Cuba. A poucoñinos, fou inxertándose cumo institución pública, pero fora, nun comienzu, dalgo asina cumo’l grupu d’estudios La Quintana.

  2. L’ideya yera mui buena; y del intención nun hai qu’esconfiare. Mas dindo a us feitos, el que tu dices: nun poudo empezare a cousa con pior pía. Esti episodiu yíe unu d’esos qu’enseñan que nun bastan as buenas intenciones. El problema prencipal foi qu’ende nun habíe xente con una conocencia siquiera midiana da llengua ¡y on querían chamase academia!

  3. Las únicas publicaciones que conozo d’esta asociación, amás de dalguna carta a los periódicos, foron unas “Fuellas” mecanografiadas, una bibliografia llionesa, tamién mecanografiada, y más nada. Carlos Cabañas, ún de los fundadores, nel sou llibru “Esto es el País Leonés” (1988) recueye las ideas llingüísticas de l’asociación, que nun hai por onde coyer. Se quieres apurrote’l llibru, anque la parte llingüística ye pa queimar.
    Outramiente, you nun niego las suas buenas intenciones (ehí taba, polo visto Alejandro Valderas), pero’l llabor de la asociación foi contraproducente: cuano Furmientu empieza a trabayar en Zamora, la sede d’esta Academia, tienen qu’entamar de cero y con pasu lentu.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s