Camín de Cantares en Llión y Zamora

camin.bmp

El sábadu 3 d’ochobre, a la una de la tarde, Camín de cantares vuelve a la programación de la Televisión del Principáu d’Asturies (TPA). La serie producida por Ámbitu Audiovisual, dirixida por Ramón Lluís Bande y inspirada nel Archivu de la Tradición Oral de Xosé Antón Fernández Ambás -que conduz caún de los capítulos- llega a la sesta temporada convertida nún de los mayores éxitos d’audiencia de la canal autonómica y considerada unánimemente como ún de los cumales de la cultura del país nestos últimos años. En llinies xenerales, la serie mantiénse fiel a lo que yá conocen los espectadores, polo menos no que tien que ver cola estructura: los capítulos -trece en total- van siguir la mesma estructura tripartita qu’inclúi una entrevista d’Ambás con cada informante, una interpretación de dellos cantares tradicionales al cargu d’estos y una reellaboración d’úna d’eses mesmes canciones fecha por un grupu asturianu del momentu. Sicasí, ello nun quier dicir que la temporada nueva venga ensin novedaes no que tien que ver col conteníu. Y ye que, pela primer vez, en dellos capítulos la serie dexa atrás les fronteres d’Asturies p’averase a los territorios de Llión y Zamora.

El primer episodiu d’esta temporada tien como protagonistes a cuatro hermanes de Cortes (Quirós) -Presentina, Isolina, Teresa y Josefa-, que van protagonizar un episodiu centráu na pandereta y la voz y que van ver una de les pieces qu’interpreten reellaborada -como ye tradición en cada estrena de ciclu de Camín de cantares- pol grupu Tuenda, que lidera’l mesmu Ambás. Sicasí, la principal novedá tien que ver, como diz el director, Ramón Lluís Bande, con que «ye la primer vez que la serie sal de los límites alministrativos d’Asturies pa grabar capítulos n’otros territorios de la mesma área cultural, como Llión o Senabria, en Zamora». Bande esplica qu’ésa «yera una idea que teníemos na cabeza yá dende la primer temporada, porque más allá de les fronteres alministratives actuales del país lo que nos interesaba yera facer un retratu lo más exactu posible de la nuestra cultura popular, que, como bien se sabe, nun entiende de rayes polítiques». «La música tradicional de Llión, Senabria o Miranda del Douro», añade, «tien tanto que ver cola nuestra identidá cultural colectiva como la de Cangas, Grau o Llangréu. Entendemos que ye mui interesante pa los espectadores asturianos ver esta realidá y reconocese culturalmente nella».

Les Noticies

Anuncios