‘El habla de León’, de José Ramón Morala y Emilio Gancedo

el-habla-de-leon.jpg

El Diario de León publica dende l’añu pasáu la colección de llibros ‘Biblioteca leonesa de tradiciones’ que ya ye una referencia imprescindible pa la conocencia de la cultura popular de Llión nos más estremaos aspectos que van dende la tradición oral a l’arquitectura popular, la cocina campesina, los oficios artesanos, los llabores agrícolas, y tantos outros temas. Hai duas semanas entregóuse’l númaru 36 de la obra dedicáu al nuesu patrimoniu llingüísticu y que firman el catedráticu de Lengua Española de la Universidá de Llión y el escritor y periodista del Diario de León Emilio Gancedo. Negún de los dous necesita presentación, Morala ye ún de los máximos especialistas nel estudiu del llionés medieval y el coordinador de los congresos sobre’l llionés que vien celebrando la Universidá col Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (años 2006 y 2008). Gancedo ye’l principal divulgador sobre’l patrimoniu llingüísticu llionés, abonda con apuntar los sous continuos artículos sobre la sua situación y problemática nel periódicu nel que trabaya, el más lleíu de Llión, colo que la llingua vai llogrando una visibilidá inédita nos medios de comunicación provinciales y ante la sociedá llionesa, y, nesti sen, hai que destacar especialmente’l feitu de que Gancedo foi’l guionista del documental ‘Asina falamos’ dedicáu a constatar la presencia y perviencia de la llingua na nuesa tierra. Esta feliz combinación de dous autores procedentes d’ámbitos profesionales tan distintos tien cumo resultancia que’l llibru comentáu seya una obra dedicada a la divulgación sobre la realidá del llionés pero sin renunciar al rigor expositivu. Na introducción ya s’apunta cual ye l’oxetivu del trabayu:

“No pretendemos en ningún caso hacer una descripción técnica y completa de la lengua al modo en que cabría esperar de una gramática al uso, sino más bien ayudar a reconocer el leonés y lo que aun queda de leonés en la lengua que el lector utiliza o en las expresiones que ha oído a sus vecinos y mayores.

Se trata, pues, de brindar un acercamiento científico al leonés para que la sociedad pueda formarse su propia opinión, lo más ajustada a la realidad, acerca de un tema del que se habla abundantemente pero que no siempre se conoce a fondo. Una herramienta, estimamos que útil, con la que el lector aprenda a advertir los fenómenos y palabras que han resistido el paso del tiempo y han llegado hasta nosotros.”

‘El habla de León’ cuenta con una llarga introducción, una sección titulada “Leonés: distribución geográfica y peculiaridades gramaticales”, un comentariu de testos llioneses y una bibliografía orientativa y anotada que tien l’aciertu de recoyer títulos de la más recién lliteratura llionesa. Nun s’indica quien ye l’autor de los distintos apartaos de la obra pero nun ye difícil alvertir qu’Emilio Gancedo ye’l reponsable de la introducción y de la bibliografía y José Ramón Morala l’autor del trabayu de descripción de las características del llionés y los comentarios testuales.

Na introducción atopamos una esposición centrada en describir con craridá lo qué ye’l llionés comenzando polos importantes trabayos dedicaos al sou estudiu filolóxicu, a contestualizar el sitiu del llionés nel panorama llingüísticu nacional pero tamién el llugar de Llión nel ámbitu del dominiu llingüísticu asturiano-llionés, analizando tamién el sou devenir históricu dende la dómina medieval hasta anguaño, o la problematica de la suas denominaciones (las populares y las eruditas). Pero hai que señalar l’interés que tien l’análisis del estáu del llionés que fai Gancedo nos apartaos “La situación lingüística actual” onde describe las zonas de la provincia llionesa en función de las comarcas onde tovía se fala llionés, onde se falóu en tiempos recientes y nas zonas onde la llingua se perdíu hai tiempu, y “Percepción del estado de la cuestión” que trata ente outras cousas de l’actual regulación del llionés nel estatutu de Castilla y León, o la división, güei insalvable, de los movimientos de defensa de la llingua.

Pola sua parte, José Ramón Morala trata de los rasgos que definen al llionés cumo un romance diferenciáu comenzando pola sua distribución territorial señalando en primer llugar la dificultá de marcar límites craros col castellanu y col gallegu.  Outru apartáu reseña las encuestas llingüísticas ye que principióu Ramón Menéndez Pidal parándose en comentar los resultaos obteníos en varios llugares llioneses cumo Quintana del Castiello, Noceda del Bierciu, Castrocalbón, Villar del Monte, Salientes o La Madalena. Las encuestas feitas a principios del siegru XX nun afondoron en cuestiones sociollingüísticas, pero, el sou valor ye importante puéis, cumo diz Morala: “lo que resulta interesante es el hecho de que, por esta vía, se puede constatar la pervivencia de formas leonesas con un alto grado de homogeneidad en áreas en las que hoy, a comienzos del siglo XXI, resulta muy difícil localizar ese mismo registro lingüístico más allá de formas fosilizadas y aisladas”. Na sección “Los rasgos del leonés” estudiase, con exemplos a esgaya, la fonética y el consonantismu del llionés, sin escaecer dar dalgunos apuntes gramaticales

El comentariu llingüísticu de testos ufierta tres exemplos, un testamentu de la ciudá de Llión del añu 1270, un testu cabreirés tiráu de la obra de Xosepe Vega ‘Breve historia d’un gamusinu’, y outru palaciegu de la obra de Roberto González Quevedo ‘El Sil que baxaba de la nieve’. D’estas duas obras lliterarias dizse que los sous autores, amás de da-y a la llingua qu’emprean un valir lliterariu, supieron venceyar col rexistru patrimonial de la zona na que la deprendieron.

El llibru documéntase con numarosos mapas esplicativos y vien chiscáu d’ ilustraciones pa reforciar el sou carácter divulgativu. En fin, estamos ante una obra imprescindible pa conocer la realidá llingüística llionesa, la sua preocupante situación y que vien a tapar un buracu importante nel ámbitu de la divulgación sobre’l llionés onde hai necesidá de publicaciones que, dende’l rigor y el compromisu, ufierten a la sociedá llionesa una visión sobre la llingua que seya abierta, oxetiva, que constate la sua relevancia cumo parte del nuesu patrimoniu cultural y que dea información que collabore a la concienciación de la xente y más en concretu de los falantes. Poro, nun puedo estar más d’alcuerdo con esta apreciación recoyida na obra: “Los estudios encaminados a la dignificación del leonés deberían centrase, en primer lugar, en el trabajo con los habalantes patrimoniales de esta lengua que quedan en nuestras comarcas y en que n ose rompa la transmisión natural a las generaciones más jóvenes”.

Anuncios

25 pensamientos en “‘El habla de León’, de José Ramón Morala y Emilio Gancedo

  1. Home, si falan nomás del llionés, entón nun entiendo’l títulu, porque nesa provincia están tamién el castellanu y’l gallegu y en cambiu el llionés trescola las súas llendes. Ye una pena esa perspectiva provincialista.

  2. Lo cierto ye que tamién se trata del castellanu rexonal de la provincia, que tien cumo principal peculiariedá’l sou sustratu llionés. Outramiente, you nun veyo na obra esa perspectiva provincialista, el llibru ufre duas visiones de la llingua ufiertada por dous llioneses. Más bien habría que falar d’una perspectiva llionesa de la llingua.

  3. Socorroooo…..
    Lu primeiru ye facese cunas pegadiellas; you merqueilas n´una tiendina na Plaza Samartín, en plenu coral del Barriu Fúmedu). Peru si non, podeis facelas vosoutros mesmos cul ordenador de cá y sofitaros cun celu ou pegamentu. Cun esa sóla cousa l´apariencia la tarxeta ameyora aesgaya, pesia tou lu demás. Abaixu podei ver el resultáu
    Respetu pa la identidá y la llingua de los llioneses.: Barriu Fúmedu…. si nun saben, miyor en castellanu ou n’inglés….

  4. ¿D’onde saquesti esa maravilla de la parallingua ultrallionesa, Strelnikov?. Lo del “Barriu Fúmedu” yíe pa l’antoloxía del disparate.

  5. Mu guapín el camentariu del llibru, you téulu lleíu y relleíu; ye de lu miyor qe tiense screbíu so la nuesa lliengua, mu divulgativu y ensin metese en xidas pulíticas farragosas cumu faen outros.
    You sí veyu una perspeutiva un pelín provincialista nu afondamientu, peru someiramiente tamién da una visión de conxuntu a la nuesa llingua (amienta las falas d´Aliste, Senabria, Sayagu, Arribes, Rebollal y tamién del Asturllionés fuora de llendes llionesas cumu Miranda, Asturias inclusive de Cantabria ya Estremaúra) ya fae deillos amientes -onqe sían poucos- al galléu y al castillán rexonal.
    PD Strelnikov:Sedríe “Barriu Húmidu” an tal causu. Ésti ye de los qe dicin “fai muncha xiente” y paez q´usan el faere en quenta del habere. Cuidadín non tolas del castiellanu vienen de llatina, munchas yá yeran an llatín.
    Deveríes lliere daqé na nuesa lliengua, anguannu hai deillos llibros ya lliendu depréndese a screbir y falare curiosu.

  6. Velaí la escuela de los “creacionistas intuitivos”: están creando una llengua nueva partiendo del castellanu y aplicando-ye indiscriminadamente y ensin conocimientu nengún las normas del llionés. Son los que te dan la “houra” no “Barriu Fúmedo” ensin “fabéyela” pidíu. ¡Vaya tropa!. Eso sí, nun paran de pidir “respetu pa la llingua ya la identidá llïonesas”. Minudu respetu…

  7. Sí, ye´l xerru nel qe cain mueitos. El llionés nun vien del castillán; entós nun puese pretendere qe llionesizandu´castillán vaiga sere llionés.
    Son llienguas desemeyadas, on asina los neofalantes tienen de sigire deprendiendu pa nun cayere n´eillu. You tamién tengu feichu deillas barbaridaes, nun pasa ná, la cousa ye deprendere de los xerros. Ánimu y falái ensin vergonna.

  8. Pa min que nun t’arrecendesti d’esta nin. Tampoucu nun fai falta que lo xures, eso de los “xerros”…
    “xerru” dices “mueitu”, pero “feichu”, “entos nun puese pretendere…
    Pa min que bona falta te faen esos l.libros hom. De tolas maneras, sigui escribiendo ya amichorando que fai falta xente qu’escriba, pero dende la modestia ya sabiendo que yía lo sabe ya lo que non ya nun dar clases de lo correuto ou incorreuto cuando tien ún un trabe no güechu.

  9. Bueno, los errores na colocación de los pronomes átonos son moi frecuentes en personas que nun tienen un contautu habitual con falantes, un problema que tenemos casi tódolos llioneses qu’escribimos n’asturllionés. Pa nun cayer nestas equivocaciones -que pa mi son las más gordas- recomiendo l’estudiu de las normas arrequedadas na Gramática de la Llingua Asturiana publicada pola ALLA. Pa los que puedan pensar que solo valen p’Asturias, dicílos qu’esas normas son idénticas eillí que en Llión, lo mesmo que pal gallegu y’l portugués. Nun son normas “creadas” polos académicos sinon qu’están talmente na fala. Neste causu, los académicos namás que las recueyen y las ponen por escritu.
    En cuantes a lo de qu’hai que facer un usu homoxeneu nos rasgos, hai mueita xente que diz que nun se puede escribir “feito” al llau de “nueche” ou “chanu” xunta “llegar”. You nesto nun estoi d’alcuerdu, pola mor de que nas falas, moi bien de veces, si que se da esa mezcla de soluciones. De manera que nun me parez criticable. Si qu’así, si se fa, hai que lo facer con xeitu; quier dicíse, qu’esa mezcla ou alternancia de soluciones respuenda a la realidá d’una fala determinada, escoída conscientemente pola persona qu’escribe, y non de forma caprichosa.

  10. Esa fras nun yía mía Punzón. Yía un exemplu sacáu del comentariu anterior. De tolas maneras, gracias pola atención.
    Alexandre, concuerdo contigo prácticamente en too. Lo de la colocación de los pronomes átonos yía tal cumo dices, pero discrepo un pouconín no de la mestura de rasgos.
    Tal cumo tu dices hai falas (ou falantes) nos que se da esto, pero pamidea nun yía más qu’un reflexu de lo que socede na sustitucion llingüística ya que yía evidente no que s’estrema del castellano, que yía pa onde tiende esti procesu ya non a una variedá llionesa.
    La cuestión yía qu’eiquí la xente nun suel escribir etnotestos ou testos dialectales sinón en llionés, nun pretendíu modelu xeneral ya nel si creyo que yía preciso regularizalu, eliminando las interferencias de la l.lingua teitu ya tamién los errores ya inventos -qu’habelos hailos…- ya que mesmo ún puede cayer nel.los.

  11. Pueis you creo que todos escribimos con rasgos dialectales, tomando en cuenta que nun esiste una variedá estándar nel asturllionés, nin siquiera la variedá propuesta pola ALLA. Conque mientres que nun esista un estándar verdadeiramente reconocíu y almitíu por la mayoría de los falantes ,eiquí todu yie dialectal. Y la verdá, pa mi contra más dialectal, meyor: más verdadeiru.
    La mezcla de soluciones nun yie -solo- por mor de la castellanización, nin mueito menos: respuende a una serie de procesos internos de la llengua que s’achisban dende la documentación primeira. Y, dende lluego, yie más fácil atopar una fala con mezcla de soluciones que non sin ella.
    Inventos, mueitos: nun se puede ñegar que los “escritores” n’asturllionés son de los más “creativos”.

  12. Sigo tando d’acuerdu contigo en cuasi too. Toos falamos dialectos -inclusive l’estándar nun yía más qu’un dialectu de la llingua- ya tamién yía verdá que nun tenemos estándar; tenemos una llingua referencial, pero non estándar en nengún l.lugar del dominiu.
    En cuantias a la mestura de soluciones bien verdá yái qu’hai esi procesu dende la Edá Media hasta agora, qu’esos procesos conforman las variedaes dialectales que conocemos. Lo que me parez tamién yía que los cambios que s’operan nas falas vivas nos últimos cien anos , por poner una data arbitraria, tán más relacionaos cona presión del castel.lanu que pola tensión ya atracción interna de nenguna variedá llionesa. Lo difícil yía saber en qué zona eso foi histórico ya en qué zona yía recién ya fruitu de la presión de la l.lingua teitu.
    Asina, la tresformación de pl> ch>ll yía histórica en zonas del Orbigo y na contorna d’Astorga. Pero esa mestura de soluciones nel Bueza ou en Noceda ¿respuende a la evolución interna de la l.lingua ou yía fruitu d”un procesu de sustitución l.lingüística?
    Nun sei si m’espliquéi bien, pero esti debate parezme muitu guapu ya habría poder faese n’outros l.lugares. Siempre se depriende cuando s’escuita outru ya nun hai ruidos esteriores.
    Salú ya l.linguas

  13. A ver si m’esplico bien. Nesi casu hai una evolución interna de kt>it>ch, Sigo diciendo que nun creo qu’heba esa hibridación en falas llionesas d’esi tipu. Que daquién diga mueitu ou muitu dirá feitu ya nueite ya feleitu. Outra manera si pue haber zonas onde antano houbiera -it- ya queden resclavos d’el.la, como los feleitos ou los lliteiros d’Oumaña.
    Históricamente hai un pasu kt>it y d’ehi a ch. Yía un procesu históricu, pero non en tola nuesa zona occidental. La cuestión yá lo dixi antias yía saber cuándo se produz ya qué influencias tien.
    Claro qu’hai castellanización na nuesa l.lingua ya sinon: la perda del puxu de la -x- en gran parte del territoriu, la perda de productividá de la palatalización de l-. ¿Acaso una zona qu’anguano tien convivencia de pl>ch ou ll ya antano yera zona de ch yía por evolución propia ou más bien yía’l castellano’l que ta pol mediu.
    Una pregunta final, más que nada pa ubicar: ¿en qué fala se diz anguano cumo formas propias mueitu ya feichu (sin qu’esista al llau feitu)? Sabiéndolo podemos tentar d’entendelo michore.

  14. Pos la verdá ye qe nun sou qién a corrixire a naide. Lu de castellanización si que la sufrí na einfancia, ya mucha represión pur “falare mal” na escuela, sou del Valle del Bueza, comarca berciana. Lu de usare “mueitu” xuntu a “feichu” en cuenta d´usare siempres -ich- pegónumelu nos cursos de “llïonés” a los qu´asistu, vraeiramiente si tubiera outras ufierta pos lu mesmu nun me tendría apuntáu. Lu muyor ye deprendere de los vieyos de la sierra Xistréu, lu malu ye qe tou en estudiandu en Llión ciudá, píllame lluenxe y los falantes son ca vuelta menos porqe mos deixan.

  15. Home, nun yie qu’haya castellanización, senon qu’esta yie tan brutal qu’houguaño está a un pasu de consumarse la sustitución compreta d’una llengua pola outra.
    Pero’l feitu de que nuna zona determinada houbiera una evolución que diera chanu/chave/chamar, etc y estreitu, dreitu, nueite, faleitu, etc, por exempru, y que güei, nesa mesma zona, predominen formas del tipu llave/llamar y estrechu/estreichu/dreichu/drechu, nun supón necesariamente que nesta tresformación actuara -solo- la influencia del castellanu. Estos cambios pueden proceder, sin problema, de villas ou territorios con falares asturllioneses vistos como más prestixosos y haberse producíu hasta épocas moi recientes. Coñezo llugares onde alternan hasta tres soluciones diferentes, como feitu/faleitu/mueitu/estreichu/dereichu/trucha/noche; outros onde dicen feitu, nueite, dreita, mueitu, etc, pero eichar, lleche, pechu y ochu. Tamién coñezo outros llugares nos que yie todu feichu, dereichu, pechu, estrechu, etc pero dicen siempre faleitu. Lo que menos se ven son puebros ou aldeyas onde haya una regularidá absoluta.
    No que te doi toda la rezón yie no de la convivencia de feichu con mueitu. No que you tengo vistu, feichu aparez siempre al llau de muchu y mueitu al lláu de feitu. Nun sei si habrá onde se dean xuntos pero you nunca lo vi.
    Si qu’así, puestos a escoyer un tipu de llengua determináu como base pa una norma llionesa (cousa de la que you nun soi moi partidariu) podía ser la del tipu centro-occidental: falas de La Cepeda, Maragatos, El Páramu, La Carbayeda, Aliste, etc. Pero nun hai qu’olvidar que nestas falas, modernamente, hai rasgos xeneralizaos como la perda de la “x” ou moi fuertes, como l’incrín por reducir el sufixu -iellu a -illu, que nun solemos almitir no nueso xeitu común d’escribir. ¿Y qué diban dicir los l.lacianiegos, cabrireses ou senabreses, quier dicirse, la xente de las zonas onde más viva está la llengua, de tener que poner llover, llorar, lleno, fechu, nueche y drechu; ou los mesmos alistanos, que dicen faleitu, si houbieran escribir felechu?. You lo de la norma llionesa común, veólo mueitu difícil y tampoucu termino de verlo necesariu.

  16. Mui interesantes los comentarios. El llionés necesita reflexón y crítica, y anque esti nun ye’l meyor llugar pa ello agradezse la discusión que, por momentos, tien un nivel mui dignu y prestosu. Desgraciadamente en vez de discutir con seriedá sobre la llingua lo que se vei en Llión cada vez con más puxu ye un discursu dogmáticu onde la corrección del modelu de llionés propuesto, o la sua pertinencia y verosimilitú ye muito menos importante que l’empreu del llionés cumo un elementu identitariu revestíu d’una fuerte carga ideolóxica.

  17. Yía verdá que nun yía esti l.lugar amañosu pa falar d’estos temas, asina qu’habra que crealo. Yá me diredes cómo…, pero esti falar con Alexandre ta siendo bien prestosu.

  18. Falades muitu pero nun vos acabo d’entender, rapaces. Nun vos entendí que tien de castillanu “feichu”. Pa mi nun tien nada. Enque you nun tengo estudios de filologia cumu vusoutros, vais tener que esforzavos pa convenceme.

  19. Nomenón, naide diz que “feichu” tenga nada de castellanu. La discusión yera sobre si nun llugar onde houguaño dicen “feichu” , “lleche” ou “drechu” y sabemos qu’antaño dicían “feitu”, “lleite” y “dreitu”, si esta sustitución fui por mor de la castellanización ou respuende a un procesu internu del asturllionés (influencia d’outras zonas ou villas vecinas onde tamién se falara asturllionés pero con soluciones distintas pa esos causos).
    Lo que si que diz Strelnikov -y you estoi d’acuerdu- ye que nun llugar onde dicen “feichu “yíe moi raru que digan “mueitu”. Y esto yíe porque, onque resulta moi normal qu’haya mezcla de soluciones, hai palabras que tienen más resistencia qu’outras a ser sustituídas por formas nuevas. Por exemplu: yíe más fácil que se conserve “feleitu” que non “feitu” y “mueitu” y estas dúes más fácil que “lleite” ou “güeitu”. “Feitu” y “mueitu” tien -por dícilu asina- una resistencia asomeyada al cambiu, de maneira que suelen dir xuntas: nun sitiu onde dicen “mueitu” yíe cousa casi cierta que van dicir “feitu”. En cambiu, el que dizcan “feleitu” nun te garantiza qu’haya outras palabras con -it- conserváu. Y si esiste “lleite” ou “güeitu” da por seguru que en todos ou casi todos los causos vas tener -it-.
    La discusión yíe si nun llugar onde dicen “lleche” pero “feitu”, “mueitu” y “dreitu”, la sustitución de “lleite” por “lleche” fui por influencia del castellanu “leche” ou non.

  20. Pero cumu va ser por influencia del castillanu si “feichu” nun tien NADA de castillanu. Si vos entiendo bien lo que queredes decir ye que unu que di “feitu” quier ponese finu ya por querer decir “hecho” en castillanu acaba diciendo una cousa intermedia que ye “feichu”. ¿¿¿??? Allá vusoutros, a mi eso paeme una idea mui peligrina.

  21. De pelegrina nada. Independientemente de que fora ou non por influencia del castellanu, l’usu de dúes formas asturllionesas distintas nun mesmu llugar y hasta por un mesmo falante, cuidando los falantes qu’una ye más “fina” ou “correcta” que la outra ye una cousa de lo más corriente. Exempros:
    1. Falantes de los conceyos más orientales d’Asturias que cueidaban que “felechu” yera más finu que “h.elechu”. (Neste causu veise que la forma que cueidaban más prestixosa yera la propia de las ciudades y villas del centru-norte d’Asturias).
    2. Falantes d’un llugar senabrés onde los más vieyos dicían “lleite” y “a manzaneira” y los más nuevos “lleche” y “la manzanal”.
    3. Un paisanu d’un llugar carbayés que, ente la pergunta d’un investigador sobre’l nome que le daban nel puebru al faleitu, respondiera: “Iquí al “felechu” lo llamamos “feleitu”.
    Pa mi está craru que en todos estos causos nun hai interferencias del castellanu, porque las formas alternativas, las que son vistas como “más finas” nun son castellanas sinon asturllionesas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s