Crítica al “Informe sobru la estandarización de la llingua llïonesa”

signu-rodau.jpg

El siguiente testu que se vai reproducir arreu ye un mensaxe electrónicu de Fernando Álvarez-Balbuena que foi publicáu inicialmente nel foru internu de l’Asociación Cultural Zamorana Furmientu con fecha de 13 d’outubre de 2006. El sr. Raul Sánchez Prieto foi invitáu a participar daquella nesi foru restrinxíu onde, amás de los miembros de l’asociación, tamién intervién xente de todol dominiu llingüísticu. L’informe que motiva la crítica puede consultase en dellos sitios: na edición en cd de las actas de las “II Xornadas de Llingua Llïonesa” (2007), que tamién tien edición electrónica; na revista Mikroglottika nº 1 (2008), de la que tamién hai edición en llinia. Pero you remito a quien nun conoza l’informe a la versión orixinal, que se pue consultar na siguiente dirección ya que las versiones mentadas en primer llugar plantean dalgunos cambeos menores en relación cola redacción orixinal:


[http://www.elfueyu.net/archivu/INFORME_SOBRU_LA__ESTANDARIZACI%C3%93N_DE_LA_LLINGUA_LLIONESA.pdf XXX],.

El “Informe sobru la estandarización de la llingua llïonesa” ye’l trabayu académicu más conocíu sobre’l lliones d’esti Doctor en Filoloxía Alemana que se autopostula cumo una de las principales autoridades nel ámbitu de la llingüística llionesa y cumo avalista científicu del “llïonés” diseñáu por Abel Pardo. Pa ello amuestra ceo y siempre que pue la sua condición de Doctor. La intención evidente del informe yera intentar convencer a l’asociación Furmientu pa qu’asumiera l’estándar “llïones” de Conceyu Xoven. Dalgunos miembros de l’asociación retrucoron l’informe y los sous planteamientos y el sr. Sánchez Prieto intentóu acallar las críticas de los zamoranos apelando a la sua condición de cualificáu profesional de la filoloxía y desixendo con muita soberbia a los sous críticos títulos académicos equiparables a los d’él pa poder formular obxeciones a la sua tesis, lo que empieza a ser ya un procedimientu recurrente d’esti señor.

La respuesta seria, rotunda y mui rigurosa dióu-yla el llingüista Fernando Álvarez-Balbuena, del Seminariu de Llingua Asturiana de la Universidá d’Uviéu y miembru de la Xunta Asesora de Toponimia del Principáu Agradezo muito a Furmientu y al autor del mensaxe’l permisu pa reproducir esta crítica al inefable “Informe sobru la estandarización de la llingua llïonesa”. El mensaxe ye’l mesmu qu’aparecíu nel foru internu pero con unas poucas correcciones menores pa iguar tracamundios. Esti mensaxe nun tuvo contestación del sr. Raúl Sánchez Prieto.

 

Mensaxe publicáu no foru electrónicu de l’Asociación Cultural Zamorana Furmientu (13/10/2006)

Cumo vos prometí, agora que por fin tengo un pouco de tiempu, vou faevos el miou análisis del famosu “Informe sobru la estandarización de la llingua llïonesa” del nuesu compañeiru de foru Dr. Raúl Sánchez Prieto. Anticipo yá que vei ser un análisis críticu (mui críticu) ya l.largu (pa lo que suelen ser los mensaxes del foru) del “informe” ya de las ideas qu’expón ya qu’escuende, pero quiero deixar claro que tódalas críticas van dirixidas a la obra ya al l.lingüista, non a la persona. Vou proceder por orde, destacando los puntos más significativos ya reveladores.

Encomienza esti “informe” avisándonos que se trata del resume d’una ponencia presentada no III Congresu “Lengua y Sociedad”, celebráu na Universidá Jaume I de Castelló en setiembre del 2006. Eso, xoncío a la condición de profesional de la l.lingüística del autor ya al membrete de cabecera de la Universidá de Salamanca (bien reiteráu en tódalas páxinas), parecería indicar que se vei falar de l.lingüística ou de sociol.lingüística; de “ciencia”, nuna palabra. Pero cumo imos ver, nun se trata más que d’una primera cortina de fumu, porque la intención del “informe” nun yía n’absoluto académica, sinón política. Ya pa faer menos evidente esa intención, l’autor precisa amazcarar de “ciencia” el sou mensaxe políticu. Pero todo eso imos velo despuéis. El feitu yía que l’autor dirixe esti “informe” a las asociaciones «autivas de defensa de la llingua llïonesa» (El Fueyu, El Toralín, Furmientu ya La Barda), aparentemente cona finalidá de divulgar un conteníu de tipu académicu, ya cona supuesta intención d’ofrecer «una análisis de los erros cometíos pulas asociaciones de defensa del frisiu del norte», que «sedrá d’aida pa evitare la muerte de la llingua llïonesa». Aparentemente, una intención bien noble. No títulu de la ponencia del congresu, por cierto, fálase del términu “norma lingüística”, muito más acordias (del miou puntu de vista) que’l qu’usa más alantre de “estándar”. Pero yá dixi n’outra carta que vou aforrar d’entrar agora nesas cuestiones conceptuales. Quiero más ir al ciernu del asuntu.

Na descripción sumaria del “llïonés”, Sánchez empicipia a enseñar la patina:
• Pa los dialectos da unas cifras demol.lingüísticas que nun nos diz d’áu saca, incumpliendo asina una de las normas procedimentales de los científicos, qu’ía la xustificación de la procedencia de tódolos datos que se dan. Pero imos suponer que nesta versión pa las asociaciones de defensa de la l.lingua deixóu de l.lau del.las esixencias estrictas de la ciencia ya que nos presentóu una cousapina más l.lixera.
• Extiende la xeografía de la l.lingua hasta Salamanca, Estremadura ou Llébana nun escesu d’indulxencia xeográfica, mentres que, sí qu’así, nun parez considerar qu’en Valdión, Sayambre ou Los Argüeyos se fale “llïonés”. Pero eso yía explicable: esas falas orientales ya centrales l.lionesas nun interesan de cara a la implantación del modelu de l.lingua de Conceyu Xoven. Vuelvo con eso más alantre.
• Diz, nun xuegu conceptual interesosu, que “asturianu” yía solamente «la variante central» de la l.lingua, «na sua forma estandarizada». Con independencia de que —cumo yá dixi n’outra carta— pienso que nun hai variedá estándar nenguna en todu’l dominiu (acordias cono conceptu d’estándar que yá expuxi aiquí, que cifra na implantación ya funcionalidá social real d’una variante la súa categoría de “estándar”), con independencia de tal cousa, digo, yía importante deixar bien claro que Sánchez miente al dicir eso: n’Asturias chamamos tradicionalmente “asturianu” a cualquiera de las variedades asturl.lionesas que se falan no territoriu asturianu (occidentales, centrales ya orientales). La pregunta correspondiente al “nome de la fala local” del Atlas Lingüístico de la Península Ibérica (vol. I, publicáu no 1962, con datos de la década del 1930) déixalo bien claro. Agora, por cierto, puede consultase on-line en http://www.alpi.ca. Las razones pa Sánchez faer esa ecuación tramposa son las mesmas que las dichas no punto anterior, ya complementarias: pal desenvolvimientu efectivu de la súa argumentación posterior convién-y igualar “asturianu” con “asturl.lionés centro-oriental” ya “llïonés” con “asturl.lionés occidental”. Más alantre imos ver por quei.
• Por razones asomeadas a las yá expuestas, dicir que la variante occidental yía «base dun estándar llïonés» yía xugar a engañanos sin pruebas, dando por reales situaciones que los feitos nun subscriben: ¿áu ta esi estándar que naide víu? Eso yía ou un escesu d’imaxinación, ou una conocida disfunción perceptiva que consiste en confundir el deséu cona realidá. En cualquier casu, una cousa impropia de cualquiera que se nos quiera postular de “científicu”.
Más alantre continúan las inexactitudes de Sánchez. Diznos que los primeiros estudios “filolóxicos” del “llïonés” nun se dan hasta principios del sieglu XX. Eso nun yía verdá nin dende la consideranza amplia de “llïonés” cumo nome de toda la l.lingua nin dende la consideranza estricta d’asturl.lionés faláu en L.lión. Pero bueno, esto nun yía más qu’un error marxinal más.

Lo malo yía que la cousa sigue: dicir que “llingua asturiana” yía’l nome del modelu de l.lingua normativu codificáu pola Academia de la Llingua Asturiana yía simplemente falso, cumo puede comprobar cualquiera que s’asome a la bibliografía, a los medios de comunicación asturianos (en cualquier l.lingua), ou a la propia vida diaria d’Asturias.

Más alantre Sánchez vuelve danos datos sin fonte (ya yía normal porque esos datos son falsos): dicir que «nos años que sigienun a la creyación de la ALLA l’asturianu esperimenta un puxu notable, nel sou usu diariu» yía nun s’axustar a la realidá. Los datos sociol.lingüísticos (que Sánchez nun debe conocer) demuestran que d’esa data acó la l.lingua nun fixo más que perder falantes a la mayor velocidá de la historia del idioma, por más que’l chamáu “surdimientu” pudo amenorgar (acasu) la proporción del desaniciu. Conclusión: nun sabe de lo que ta falando.

Ya con esta introducción pasamos yá a la parte que más nos interesa. Resulta que, según nos diz Sánchez, «nos cabeiros tiempos aniciouse l’alderique sobru la necesidá d’estandarizar el llïonés». ¿Sí? Vaya, pos you nunca viera cousa tal formulada de manera expresa n’artículos ou en l.libros. En devanéu imos buscar n’“informe” una referencia explícita dada por Sánchez, que cumo científicu de la l.lingua habría a presentanos una amplia nómina d’obras qu’exemplificaran esi tal “alderique” (cumo-y traduz Abel Pardo ou dalgún acólitu de Conceyu Xoven, según el pior de los modelos malos del asturianu escritu). Ya nun la da porque, de feitu, el sou “informe” yía propiamente l’iniciu de la discusión, ya nun hai nengún debate expresu que s’axuste a esi supuestu “alderique de los cabeiros tiempos”. Esi debate yía falsu. Lo que pasa yía que Sánchez, despuéis de deformanos el pasáu pa l.levar la cuestión au-y interesaba, empicipia a inventar el presente sobre’l que quier adoctrinanos.

Presenta nestoncias Sánchez la salida pal debate irreal ya falsu que nos acaba d’inventar, ya ofreznos inmediatamente la solución amostrándonos la doble opción qu’esiste pa “estandarizar” el “llïonés”. Sánchez nun ve más que dúas posibilidades: l’aceptación de las directrices de l’ALLA ou «la creyación dun estándar independiente».

La primera posibilidá yía la «que paez sere pula que nagua la ALLA nos cabeiros meses». You plasmo: ¿“paez sere”? ¿“nagua”? (¿sabrá lo qu’ía “naguar”?) ¿“nos cabeiros meses”?… Pero vamos ver… ¿áu tán los datos, los documentos que respaldan esa afirmación? Esta manera de bilordiar ¿yía’l comportamientu propiu d’un científicu? Pero resulta que se descarta rápidamente esta primer opción porque «alcuentra’l refugu total de los falantes de llïonés». Esta sí que yía bona: más gorda nun vei al prau… “el refugu total de los falantes de llïonés”. ¿Ya cúmo mide eso un científicu de la l.lingua? ¿Áu tán las encuestas ou las prospecciones feitas? Dígovoslo you: nun tán nenyures. Nun existen.

Las cousas encomienzan a quedar más claras cuando se presenta la segunda opción: «la creyación dun estándar independiente». Porque da la casualidá de qu’a favor d’esi “estándar” tán «tolas asociaciones nas que se abríu l’alderique sobru la estandarización», ya esas asociaciones son El Fueyu, El Toralín ya La Barda. ¡Acabáramos, home! Las asociaciones nas que se producíu esi debate son estas trés, agora sí nos lo diz Sánchez. Pero esi debate debe ser internu ya non públicu, porque socialmente nun se tien conocencia de tal “alderique”. Polo que tenemos qu’entender que Sánchez tien accesu privilexáu a documentos internos d’esas trés asociaciones. Cumo amás conocemos, polos poucos nomes propios qu’estas asociaciones tuvienon a bien danos nas súas apariciones públicas, la vinculación clara (“identidá” yía probablemente un nome más acertáu) d’esas asociaciones con Conceyu Xoven, deducimos que l’“estándar l.lionés” yía una necesidá solamente pa Conceyu Xoven ya la súa redolada asociativa. Vender eso cumo pouco menos que’l consensu mayoritariu de los falantes de “llïonés” pa cono supuestu “estándar” yía querer engañanos. Pero a estas alturas yá podemos ver que la “descripción” de los feitos que nos fai Sánchez tien un interés claru, ya qu’esi interés yía vendenos cumo “ciencia l.lingüística” los proxectos políticos d’Abel Pardo ya los sous nenos, cousa que nun ha a estrañar a naide que conoza los métodos fuinos de propaganda ya auto-bombu conos que se suel publicitar esi grupu. Ya ¿qué pensar de Sánchez a estas alturas? Esa conocencia profunda de las interioridades del movimientu abelés de reivindicación l.lingüística, de las que más nadie tien conocencia, faime barruntar que nun yía precisamente un observador “externu” a esa realidá. Creo que tanta conocencia de material inéditu delátalu.

En fin, las siguientes noticias que’l Dr. Sánchez nos vei dando, nun fainen más qu’incidir no anterior, afondando na mentira ya nas “realidades imaxinadas”, al empar qu’estrapal.lando la credibilidá del autor:
• Diz qu’estas «asociaciones usan nas suas páxinas gueb y nas suas comunicaciones internas un llïonés estandarizáu inda nun presentáu en sociedá, peru que yá amuesa un usu mui estendíu ente los falantes maternos más nuevos y los neofalantes». Un bon exemplu de “realidá deseada”: esi “llïonés” qu’inda naide codificóu ta yá “mui estendíu ente los falantes maternos más nuevos y los neofalantes”. Pero esti Sánchez ¿a quién quier engañar, ho? ¿Quién investigóu científicamente’l comportamientu l.lingüísticu de los falantes maternos más nuevos en L.lión cumo pa dicir tal cousa? ¿el propiu Sánchez? ¿áu tán los datos? Outramiente, ¿existen neofalantes en L.lión? ¿áu tán los datos? (ya nun me valen pa computar falantes, lóxicamente, las cifras d’asistentes a los cursos feitos nas ciudades, cumo yá fixo dacuando Conceyu Xoven; con esi métodu podríamos tamién computar los númaros de falantes de francés ou de l.latín: un neofalante yía una cousa bien diferente d’un asistente a un cursu). En fin, ¿tendremos que crer nestoncias que los falantes más nuevos de Cabreira ou de L.laciana, por exemplu, pasanon a usar el “llïonés estandarizáu” de la contorna asociativa de Conceyu Xoven? ¿Qué especie d’idiota piensa’l Dr. Sánchez que vei crer eso? ¿daquién d’esti foru, quiciabes?
• Diz Sánchez que «dende la política l’estándar llïonés ye sofitáu y propagáu pur Conceyu Xoven, l’únicu movimientu políticu que s’espresa en llïonés». Faltóu-y dicir qu’amás de “propagar” ya “sofitar” tamién lu inventóu (ou ta no camín). Pero la gracia d’esta frase ta no discursu atapáu (nun vou dicir subliminar, porque nun chega) que propón: si esti yía l’únicu grupu políticu que s’espresa en “llïonés” ya que defende’l “estándar” necesariu pa la sobrevivencia de la l.lingua… ver veredes a quién tenedes qu’apoyar los defensores del idioma. Mui guapo todo, si la propaganda política nun fora tan patayamente evidente.
• Diz Sánchez que «el sofitu social paez garantizáu ente los falantes, comu amuesa’l feichu de la gran acoyía que se brindóu al volumen de cuentos “Cuentos del Sil” (2006), redautáu en gran parte cula ayuda de las indicaciones ortográficas de la Asociación Cultural de la Llingua Llïonesa» [refierse a El Fueyu]. Aiquí yá sí que Sánchez se cubre de gloria. ¿Quién midíu la supuesta “gran acoída” de Cuentos del Sil ya de cuántos miles d’exemplares tamos falando? Suponiendo que vendieran muitos l.libros —que yá ía muito suponer—, ¿quién piensa qu’eso val pa midir la bona acoída de los falantes? ¿Comprar un l.libru de cuentos equival a subscribir una “paranorma” l.lingüística? ¿Qué sociol.lingüista emplega esos métodos? Pero yía que, amás, la l.lingua de Cuentos del Sil ta mala de calificar cumo asturl.lionés, estrictamente falando. La l.lingua de Cuentos del Sil yía una l.lavacierna de castellanu mal traducíu al “llïonés”, con leísmos, laísmos, errores na colocación de los pronomes átonos, emplegu de complementos indirectos reflesivos, malos usos de los posesivos, ya outros fenómenos castellanos inusitaos ente los falantes de la l.lingua. Pero lo más gracioso son los muitísimos escesos léxicos garraos de los errores l.lingüísticos del asturianu escritu, arreigaos na pior tradición hiperdiferencialista asturiana. Sí home sí: casualmente l’análisis l.lingüísticu d’esi l.libru permite trazar la impronta fonda que na l.lingua de Cuentos del Sil tien esi asturianu del que tanto se quier fuxir, lo que demuestra, a la fin, que’l perfil l.lingüísticu d’estos “escritores” mozos vien determináu pola asimilación parcial ou deficente del poucu ou muitu asturianu escritu que cheganon a l.ler, superpuesta a una competencia l.lingüística materna nula (na gran mayoría de los casos) ou puramente residual (en dalgún outru).
• Diz Sánchez: «Comprobemos, polu tantu, qu’esti estándar llïonés, que presenta una convención ortográfica estremada nel sou prantegamientu a la del asturianu, tal nel meyor camín de superare la fragmentación dialeutal escrita del pasáu». Sí, pos menuda comprobación, manín del alma. Con comprobaciones asina d’infundadas yía difícil que chegues mui al.ló. Pero no que quiero reparar d’esta frase yía no de qu’esi “estándar” presenta una convención ortográfica diferenciada de la del asturianu. Una convención que dexuru yá tien redactada Abel Pardo, pero que (outra vez) naide víu, sacante’l doctor Sánchez, que tien facilidá pa chegar a esos documentos (que, por supuesto, nun cita nenyures). En todu casu, convién señalar que la diferencia ente la l.lingua de Cuentos del Sil ya’l modelu l.literariu asturianu nun ta tanto nas cuatro caxigalinas ortográficas que los xebran (que son detalles mínimos), cumo na l.lingua horriblemente castellanizada, hiperdiferencial ya falsa cona que los nenos de Conceyu Xoven se ponen a escribir.
La parte penúltima del “informe Sánchez” yía un casu paradigmáticu d’una cousa que nun s’ha a faer en l.lingüística, que son las predicciones. La l.lingüística (ya la sociol.lingüística) nun yía una ciencia predictiva, ya nun nos permite faer afirmaciones terminantes cumo esta: «Ensin dubias las asociaciones de defensa de la llingua, n’especial Asociación Cultural de la Llingua Llïonesa “El Fueyu”, tan poniendu las bases pa un desendolcu esitosu de la llingua llïonesa». A esto me refería l’outur día cono de la predicción del eichador de cartas ou del lector de bola de vidru. El doctor Sánchez nun tien duda nenguna de que l’amagüestu l.lingüístico-ortográficu, tan acastellanáu cumo hiperdiferencialista, de Conceyu Xoven vei garantir el futuru de la l.lingua. Pero esa conclusión nun tien absolutamente nada que ver cona l.lingüística, sinón más bien conos deseos políticos.
Claro que lo que menos tien que ver de todo cona ciencia l.lingüística yía la parte final, na qu’un supuestu “científicu” se dedica a dicir a las asociaciones de defensa de la l.lingua lo que tienen de faer. Había muitu tiempu que nun vía cousa tal, ya feita con tantu descaru. ¿Habrá que recorda-y al doctor Sánchez que’l carácter prescriptivu yía incompatible cona ciencia dende qu’esta s’independizóu de la relixón, na chamada Edá Moderna? Personalmente pienso que los que cambian la supeditación de la ciencia a la relixón pola supeditación a ideoloxías, partíos ou sectas tán proponiéndonos una vuelta atrás intolerable a outra “Edá Media” del pensamientu que del.los nun tamos dispuestos a aceptar.
La primera de las recomendaciones a las asociaciones tien tamién muito de predicción perronera d’eichador de cartas contapeiru: «Nun han ceder a las torgas que-ys van ponere dende l’alministración y dende la ALLA. La ALLA repucharáse, yá que ve cun reparu que se faiga una normativa pa una variedá llinguística que n’Asturias usan davezu 30.000 presonas». Pero lo de que se remonten l’ALLA ou l’alministración nun yía lo más interesante d’esta predicción precientífica. Lo más gracioso yía crer que daquién chegue a pensar que’l modelu de sub-l.lingua acastellanada de los nenos de Cuentos del Sil vei suponer un elementu de “enganche” pa los falantes asturianos de la variedá occidental de la l.lingua, que lu van recibir de dalguna manera cumo una “l.liberación l.lingüística”, ya qu’eso vei faer remontase a la institución asturiana. Eso yía conocer mui pouco la realidá, lo que, outramiente, concasa bien cono restu del trabayu de Sánchez. Ou miyor dicho: yía una pura visión alucinatoria. De todas maneras, si l’ALLA se remonta (l’ALLA remóntase siempre con todu’l que nun-y diz directamente amén) será por outras razones. Pero esa yá ía outra historia.
Las recomendaciones de Sánchez / Pardo siguen alantre con del.lo más d’ambición: pide(n) agora una normativa ortográfica ya una gramática normativa qu’han a ser alcordadas «ente tolas asociaciones pula defensa del llïonés interesadas na normativización». Esti yía outru puntu mui interesante: Sánchez & Pardo precisan la conformidá de Furmientu pal cumplimientu d’esi plan porque los planes de Conceyu Xoven pasan pola integración de Zamora nesti proyectu de construcción nacional-l.lingüística que tán diseñando. Cumo en Zamora nun tienen una asociación-pantasma que cubra’l territoriu, precisan convencer a Furmientu de qu’embarque nesta travesía. Ya esa yía la razón de l’aparición de Sánchez Prieto nesti foru cumo vendedor a domiciliu de las directrices políticas de los sous superiores, unas directrices revistidas d’una camadina bien probe de pseudo-ciencia xermánica. Por esi motivu propongo rebautizar el triste “informe” de Sánchez cono nome de “Cuentos del Rhin”, muito más axeitáu que’l que l.lieva agora.
Finalmente, Sánchez ya los que falan por boca d’él reflexionan sobre la necesidá de chegar con cursinos d’esti apañu ortográfico-l.lingüístico-nacional a las tierras del oeste de L.lión au inda vive la l.lingua. De todas maneras, al puntu siguíu avanzan outra nota interesante: «Sicasí, el futuru del llïonés ta nos neofalantes». Esta afirmación revela una molición mínima pola pervivencia de la l.lingua heredada ya, sobremanera, un interés mui marcáu pola implantación d’un constructu l.lingüísticu artificiosu ya falsu, desxoncíu de la fala viva, cono que los nenos acastellanaos de Conceyu Xoven puedan crear el sou símbolu partidariu d’identidá nacional. Pa implantar esi constructu los falantes tradicionales son, verdaderamente, un estorbu. Ta claro qu’esi símbolu d’identidá nacional (que se podría chamar “abelés”, por exemplu) tendrá bastante pouco que ver cona l.lingua asturl.lionesa qu’a la xente d’esti foru-y interesa. De todas maneras, valdrá de divertimientu al que, eichándo-y muitu humor, tenga’l cuayu d’asomase a él con espíritu críticu ya escépticu. You concretamente, qu’yá lo fixi con Cuentos del Sil, tengo que reconocer que me ri abondo.
En fin, termino yá, pidiendo perdón pol l.largor d’esti mensaxe. Creo qu’argumentéi con detalle la mía crítica al informe-trampa de Raúl Sánchez Prieto. Creo qu’expuxi razonadamente las mías críticas a las ideas explícitas ya implícitas nesi “informe”, ya que rebatí con argumentos las súas falsedades ya la súa inanidá científica. Cumo yá dixera hai unos días, creo que’l faer públicu esti “informe” lo primeiro que fai yía rebaxar la categoría profesional del Dr. Sánchez a un nivel ínfimu. La verdá yía que nun entiendo cúmo la xente tien tan poucu amor propiu cumo pa metese nuna operación política tan mal feita cumo esta, arriesgando hasta la credibilidá profesional. Ya la culpa d’eso yía nesti casu namái que de Sánchez, que nos pasa pol fodicu la súa ponencia congresual, el sou doctoráu ya’l membrete de la Universidá de Salamanca, cumo pa impresionanos ya intimidanos cona “irretrucable Ciencia” qu’eso (supuestamente) garantizaría. El problema del debate argumental yía que nél las ideas s’imponen ou se rebaten con razones, non con títulos nin con sellos. L’argumentu d’autoridá yía un colgayu medieval del que muitos inda quieren sacar partíu, ya que diz bien pouco de la categoría del argumentador. Ya querer revistir de ciencia las ideas políticas tamién yía una trampa mui habitual, que descalifica de manera achapladora ya terminante al científicu fraudulentu que la usa. Las dúas clases de fraude danse nos “cuentos del Rhin” que nos contóu el compañeiru Sánchez.
Cuido, yá que tamos con esto, que si esti “informe” sal del ámbitu de los foros ya de las páxinas-web de las asociaciones-pantasma de Conceyu Xoven, sería interesante dar forma académica ya l.levar a los ámbitos científicos que correspuendan esta crítica qu’agora faigo no foru de Furmientu (qu’a la fin ya a la postre yía un “club priváu”). Tou dispuestu a faelo en forma de recensión crítica pa deixar públicamente, ya dientro del ámbitu académicu, al l.lingüista Dr. Sánchez Prieto al altor que’l sou “informe” merez. Por supuesto, con todu’l respetu a él cumo persona, que-y lu tengo. Por si cai el casu, taréi al tantu cuando salgan las actas d’esi III Congresu “Lengua y Sociedad”.

Fernando Álvarez-Balbuena

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s