La regulación constitucional del plurillingüismu

constitucion.gif

La Constitución de 1978 fai un regulación de la pluralidá llingüística ensin precedentes na historia española. La importancia política, social y xurídica que tien la materia llingüística ya s’apunta nel mesmu Preámbulu del testu constitucional que formula la protección a tolos españoles y pueblos d’España nel exerciciu de los derechos humanos, a les sos cultures y tradiciones, y a les sos instituciones y llingües. Reflexu de la trescendencia que se-y quixo dar al tratamientu del plurillingüismu español ye’l llugar onde s’asitia na Constitución l’artículu 3, el que s’ocupa de la cuestión llingüística, nel Títulu Preliminar que define la forma del Estáu y los sos elementos y valores más importantes lo que tien como consecuencia que’l procedimientu de reforma d’esti títulu ye’l más ríxiu de los previstos nesta norma equiparándose dafechu col procedimientu de revisión total de la Constitución del artículu 168.

El testu constitucional declara nel artículu 3.1 al castellán como la llingua oficial del Estáu y establez que tolos españoles tienen la obligación de conocela y el derechu a usala. Pela so parte, el artículu 3.2 de la Constitución diz que les demás llingües sedrán tamién oficiales nes respectives Comunidaes Autónomes acordies colos sos Estatutos. Al filu d’esta posibilidá la mayoría de les Comunidaes Autónomes con llingua propia diferente de la castellana otorgaron un estatus de cooficialidá a los sos idiomes autóctonos y desarrollaron polítiques actives y efectives de normalización llingüística nos sos territorios. La Constitución nun esclara qué ye la oficialidá polo que tenemos de dir a la xurisprudencia del Tribunal Constitucional qu’en delles resoluciones trata esta cuestión, asina la so Sentencia de 86/1986, de 26 de xunu, diz que “(…) ye oficial una llingua, independientemente de la so realidá y pesu como fenómenu social, cuando ye reconocida polos poderes públicos como mediu normal de comunicación en y ente ellos y na so rellación colos suxetos pasivos, con plena validez y efectos xurídicos”. Sicasí, ye bien sabío que delles llingües españoles nun algamaron la so oficialidá anque los Estatutos de les Comunidaes onde se falen si qu’otorguen ciertu grau de protección, son les situaciones que se dan n’Asturies col asturianu y el gallego-asturianu, n’Aragón col aragonés y el catalán y, más recién, en Castiella y Llión col llionés y el gallegu. La regulación constitucional de la protección a les llingües españoles non oficiales asítiase nel artículu 3.3 que dispón que la riqueza de les distintes modalidaes llingüístiques ye un patrimoniu cultural que sedrá oxetu d’especial respetu y protección, entendiendo la doctrina xurídica más axeitada que la espresión modalidaes llingüístiques refierse a tolos idiomes del Estáu, castellán inclusive, tengan o non estatus d’oficialidá. Pero lo cierto ye que la protección de les llingües españoles non oficiales trenta años después de la promulgación de la Constitución tien un tratamientu mui deficiente y precariu en comparanza al menos coles situaciones que vemos nes Comunidaes onde la llingua propia ye cooficial xunto col castellán, lo que pon en grave riesgu una parte del patrimoniu llingüísticu que la Constitución quier amapar. Una posible salida a esta situación de desprotección de dalgunes de les llingües d’España tenémosla na Carta Europea de les Llingües Rexonales o Minoritaries fecha pol Conseyu d’Europa, y que ye un tratáu internacional que busca protexer y fomentar les llingües minoritaries históriques d’Europa que foi ratificáu por España en 2001. Dende´l momentu de la publicación de la Carta nel BOE (el 15 de setiembre de 2001), ésta pasó a ser derechu internu español con fuercia de llei según l’artítulu 96.1 de la Constitución Española, lo que tienen un especial interés porque hasta esi momentu nenguna norma estatal regulaba la protección de les llingües españoles rexonales o minoritaries, cuestión que se dexaba a les Comunidaes Autónomes a traviés de los sos estatutos d’autonomía y normes de desarrollu. La Carta define como llingua rexonal o minoritaria a la falada tradicionalmente nun territoriu d’un Estáu por nacionales d’esi Estáu que constitúin un grupu númbericamente inferior al restu de la población, y que ye diferente de la llingua oficial estatal. La Carta configurase entós como una norma de mínimos cola garantía que tien el fechu de que ye una norma de derechu internu directamente aplicable y d’invocación directa pola ciudadanía, con un sistema de control internacional y periódicu p’asegurar el so efectivu cumplimientu.

Otramiente, la nuesa Carta Magna nun reconoz directamente derechos llingüísticos a los ciudadanos, a escepción del derechu al usu del castellán, pero ye evidente que’l derechu al usu de la llingua propia, acullá de lo regulao nel artículu 3, tien una estrecha rellación con dellos derechos fundamentales amparaos coles más amplies garantíes pola Constitución Española nel so Títulu I, como son el derechu a la igualdá y a la non discriminación (artículu 14), el derechu a la llibertá d’espresión (artículu 20.1), o’l derechu a la educación (artículu 27). La defensa del patrimoniu llingüísticu d’España nun tien nada que ver coles teoríes de la imposición d’un idioma minoritariu o de la so supuesta escasa demanda social coles que dalgunos pretenden argumentar les sos fobies y prexucios pa torgar la normalización de llingües minorizaes, sinon que ye un valor constitucional que tien que ver col respetu a la cultura y a derechos constitucionalmente acoyíos. El plurillingüismu qu’afita la Constitución ye, en definitiva, una forma de llograr una meyor convivencia, una mayor cohesión social y d’evitar inaceptables situaciones de discriminación y d’humillación per aciu del usu d’una llingua que nun ye la estatal. El nivel más altu de respetu y protección d’una llingua y l’únicu que garantiza la efectividá real de los derechos fundamentales mentaos ye’l d’oficialidá, el llogru d’esi oxetivu nun ye otra cosa que facer real l’aplicación de la Constitución a tolos ciudadanos d’esti país, con independecia de la llingua na qu’espresen.

Les Noticies, avientu de 2008

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s