FUERU DE LLEÓN Y CONCEYU DE COYANZA. Edición facsímil de dos testos del sieglu XIII na nuesa llingua. ALLA, 2008

fueru-de-llion.jpg

I

Señala Manuel Risco na sua obra Historia de la ciudad y corte de León y de sus Reyes que l’epitafiu de la sepultura del rei Alfonso V de Llión (999-1028) entamaba colas siguientes palabras:

“H(ic) jacet Rex Adefonsus, qui populavit Legionem post destructionem Almanzor, et dedit ei bonos foros”

Los “bonos foros” polos que ye recordáu’l monarca lleonés y a los que se refier la inscripción son el Fueru de Llión que’l rei otorgóu en 1017 na capital nuna curia regia plena a la qu’asistieron los magnates del reinu. El Fueru, que cuenta con 48 preceptos, tien duas partes bien diferenciadas ya que las vente primeiras disposiciones son de carácter xeneral y d’aplicación pa todol reinu y, de feitu, tán consideradas cumo las primeiras normas territoriales de los reinos cristianos medievales. Las restantes disposiciones regulan cuestiones locales qu’afectan a la ciudá de Llión.

Sobre la fecha de promulgación del Fueru güei, despuéis de los trabayos dedicaos a esta cuestión por Menéndez Pidal, Vázquez de Parga y García Gallo, dase por segura la del añu 1017 (el 28 o 30 de xunetu), anque a lo llargo de muitos años datóuse nel añu 1020, tesis esta última defendida con rixu por Claudio Sánchez Albornoz. El discutiniu sobre la fecha del Fueru vieno motiváu pola esistencia de duas redacciones del testu, una procedente del códice conocíu como Liber Testamentorum de la catedral d´Uviéu, y outra del Liber Fidei de la catedral de la ciudá portuguesa de Braga, esta última fragmentaria yá que solo recueye incompleta la primer parte de la redacción uvieína.

Outru tema interesante que plantea’l Fueru ye’l de la tesis defendida por García Gallo qu´afita que´l testu ye productu de polo menos cinco refundiciones y onde al fueru orixinal dau por Alfonso V foron amestándose disposiciones de reis posteriores que confirmoron esi testu faciendo nuevas aportaciones normativas hasta completar la redacción que conocemos. Pola sua parte, Sánchez Albornoz caltuvo la inicial redacción unitaria del fueru anque reconociendo dellas amestaduras posteriores.

El Fueru de Llión, que tien cumo fuente pa dellos preceptos al Fueru Xulgu norma a la que complementa y actualiza, sirvíu bien ceo de modelu pa outros testos forales y espardíuse a otros llugares del reinu por aciu de concesiones reales. Las crónicas del siegru XIII menten estas normas de 1017 señalando que: “in regno legionem etiam hodie observantur”.

II

Facemos cita outra vez del Padre Risco, el primer historiador llionés modernu, quien al tratar el Conceyu de Coyanza dixo:

“Considerando el Rey Don Fernando los grandes bienes que habían resultado de las leyes y fueros que se establecieron por Don Alonso V para el gobierno y la población de Leon, determinó con los Obispos, Abades, y señores de todo el reyno, que se juntaron en Coyanza años de 1048, que así en Leon y sus términos, como en Galicia, Asturias, y Portugal se administrase justicia, con arreglo á los decretos de Don Alonso; confimando al mismos tiempo los fueros que este Príncipe había concedido en el año 1020”.

Efectivamente, en 1055 (non en 1048, nin en 1050) el rei Fernando I de Lleón (1038-1065) y de Castiella convocóu en Castru Coyanza (Valencia de Don Juan) un concilium o conceyu eclesiásticu al qu´asistieron los obispos de Llión, Uviéu, Estorga, Palencia, Viseo, Calahorra, Pamplona y Ourense y nel que s´otorgoron trece cánones con vixencia en todol reinu pa regular cuestiones canónicas pero onde tamién se tratoron cuestiones penales, procesales civiles asina cumo la confirmación del Fueru de Llión de 1017, lo que, teniendo en cuenta la difícil separación ente´l Dereitu canónicu y el Dereitu secular n’aquella dómina, da al Conceyu de Coyanza tamién el calter de conceyu políticu; poro, las normas emanadas d´esti Conceyu conformoron na Alta Edá Media, xunta’l Fueru Xulgu y el Fueru de Llión, el noyu del ordenamientu xurídicu del Vieyu Reinu, y estos testos llegales foron recoyíos xuntos en códices a los que foron sumándose col tiempu outras normas promulgadas polos monarcas llioneses.

Del mesmu xeitu que’l Fueru de Llión, tenemos duas redacciones del Conceyu de Coyanza una que procede del uvieín Liber Tesramentorum, del que dependen tódolos códices onde se conserva’l testu, y outra que provién del Libro Preto da Sé de Coimbra del que solo esiste esti códice y que se correspondería, d’acordias con García Gallo, col testu orixinariu y auténticu del Conceyu, mientras que’l testu d’Uviéu foi dalgo modificáu pol escritoriu del obispu Don Pelayo.

III

La Real Academia de la Historia editóu en 1836 na obra Colección de Cortes de los Reynos de León y de Castilla duas versiones del Fueru de Llión, una llatina que tien cumo base la edición del testu feita al cargu del Padre Risco nel tomu XXXV de la sua España Sagrada, pero rectificándola con una copia d’outru testu manuscritu procedente del conventu de San Juan de los Reyes. Tamién publicóu la RAH una copia en romance del testu fixando cumo base la versión del Fueru conteníu nel códice de la Biblioteca Real que se conserva completu a diferencia del testu procedente del Escorial que solo tien 38 títulos y un fragmentu del 39, anque cotexando entrambos los dous testos y escoyendo a veces la llectura qu’ufre’l códice escurialense.

Pa la edición en llatín del Conceyu de Coyanza’l testu la Real Academia de la Historia escoyíu la publicada pol Padre Risco nel tomu XXXVIII de la España Sagrada, añidiendo variantes. El testu romance ye del mesmu códice de la Biblioteca Real que contién el Fueru de Llión. La Real Academia de la Historia reeditóu en 1861 esta obra na sua magna edición de los ordenamientos y decretos otorgaos nas cortes de los reinos de Llión y de Castiella conocíos daquella, anque sin novedades respective a la edición de 1836.

IV

En 1847 publicóu Tomás Muñoz y Romero la Colección de Fueros Municipales y Cartas Pueblas de los reinos de Castilla, León, Corona de Aragón y Navarra obra de la que solo apaecíu’l primer tomu. Muñoz y Romero ufierta tamién duas versiones del Fueru de Llión, una llatina y outra romance, anque diferentes de las editadas pola Real Academia de la Historia ya que da una llectura directa del orixinal llatín del Llibru de los Testamentos de la catedral d´Uviéu. La versión romance del Fueru procede d’un códice del sieglu XIII que se conservaba nel archivu del monesteriu palentín de Benevivere, cerca de Carrión de los Condes y na llende oriental del Reinu de Llión y de la diócesis legionense. Esi códice, güei perdíu, contenía tamién el Fueru Xulgu, el Conceyu de Coyanza y outras normas en vigor nel Reinu de Llión na Alta Edá Media; la versión romance del Conceyu de Coyanza que reproduz Muñoz tien el mesmu niciu.

V

La Real Academia de la Historia y Tomás Muñoz y Romero refiérense nas suas respectivas ediciones a los testos romances del Fueru de Llión y del Conceyu de Coyanza cumo traducciones redactadas en llingua castellana, idea que caltienen tódolos historiadores del Dereitu y medievalistas que remanoron estos testos. Nel meyor de los casos solo s’indica que las traducciones d’estos testos normativos tán en romance, cumo fai Ramón Mendendez Pidal na sua Crestomatía del Español Medieval al espublizar un cachín del Fueru de Llión. La recién y esplendida edición del Fueru y del Conceyu na nuesa llingua que acaba d’espublizar l’Academia de la Llingua Asturiana col títulu: Fueru de Lleón y Conceyu de Coyanza. Edición facsimilar de dos testos del sieglu XIII na nuesa llingua vien a desfacer definitivamente l’enguedeyu llingüísticu sobre estos testos que foron traducíos nel siegru XIII al asturllionés cumo constatan l’historiador Francisco Javier Fernández Conde y el filólogu Xosé Lluis García Arias, responsables de la cuidada llectura, estudiu y anotación de los testos llioneses. El trabayu que nos presentan estos dous investigadores comienza con un entamu qu’ofrez información sobre los testos consultaos y empreaos pa la edición, y darréu preséntase la edición filolóxica d’éstos faciendo una llectura directa y nueva de los orixinales escoyíos cumo princeps con todol rigor paleográficu. D’estos aspectos encargóuse Fernández Conde, mientras que García Arias, ún de los más importantes estudiosos del nuesu romance medieval, ye responsable del documentáu estudiu filóloxicu; señala l’ex-Presidente de l’ALLA que:

 “Los testos medievales del Fueru de Lleón y del Conceyu de Coyanza son, pernidiamente una torna fecha a la llingua histórica d’Asturies y Lleón y, al impar, un niciu claru del tipu d’idioma que s’escribía daquella a ún y oytru llau del cordal de los ástures. Al mesmu tiempo ye una muestra más qu’enconta’l vezu que se tenía de traducir a la llingua ástur testos llatinos que, como los de calter xurídicu, yeren de fondu interés y sentíu prácticu”.

Esta notable edición remata con una formosa reproducción facsímil de los dous testos. La edición que nos ufierta l’Academia de la Llingua constitúi un monumentu históricu y xurídicu, pero tamién ye una obra escepcional pa la meyor conocencia de la llingua d´Asturies y de Llión y de los sous usos que convién valorar y recuperar pa la nuesa memoria histórica y cultural, y completa’l ricu panorama de fueros asturianos y llioneses na nuesa llingua. Cumo dixo Fernández Conde na presentación de la obra tamos ante dous testos na nuesa llingua que son un auténticu tesouru.

Anuncios

2 pensamientos en “FUERU DE LLEÓN Y CONCEYU DE COYANZA. Edición facsímil de dos testos del sieglu XIII na nuesa llingua. ALLA, 2008

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s