El llionés antias de 1906 (y III)

lleitariega.jpg

Anque nun ye esactamente un testimoniu al usu de los recoyíos nos dous post anteriores dedicaos a esti tema, el siguiente pareáu n’asturllionés podría indicar la persistencia d’esta llingua na capital llionesa a principios del XIX:

“Por novedades no vos matedes,
faranse vieyas, saber las hedes”.

Esta frase o aforismu aparecía na cabeceira d’ún de los primeiros periódicos llioneses, el Mercurio Sublantino, del que se publicoron tan solo cuatro númaros entre setiembre y noviembre de 1813. Seique al empezar el siegru XIX se siguiera falando asturllionés na ciudá de Llión, bien entre las crases populares de la ciudá, de pouco más de 10.000 habitantes por esa época, bien entre los campesinos de las zonas próximas que s’acercaban a la capital nos días de mercáu o polas ferias y fiestas. Pa entender a xeitu esta afirmación hai que tener en cuenta que cien años más tarde las encuentas llingüísticas certificoron que’l llionés se falaba a poucos kilómetros de la capital. Asina, en La Virgen del Camino, güei casi un barriu de la ciudá, inda se dicía a principios de la pasada centuria “xatu” (encuesta de 1912). En Villadangos, al norte d’El Páramu y a unos quince kilómetros de Llión, recoyíuse la forma “llobu” (encuesta de 1912). Outros informes d’esa época atestiguan que nesi puebru paramés se falaba asturllionés cumo señalaba’l testimoniu de Ciriaco de la Huerta qu’en 1912 indicaba a Martínez Burgos lo siguiente sobre la fala eillí: “Me aseguraron no haber nada de ou ni ei, no siendo esto último, en el perfecto de los verbos en –AR (comprei, mandei). Personas de fuera me dijeron después que también algunos de Villadangos decían queiso. Probablemente existe también el ou que a mí se me ocultó aderede, pues por aquí la F- y el diptongo siguen la misma línea o muy cercana.” Esto ye, la xente del llugar on empreaba una fala llionesa de tipu occidental. En San Feliz de Torío, a unos diez kilómetros al noreste de la ciudá de Llión, tamién se falaba un llionés con rasgos occidentales a tenor del comentariu, outra vez, de Martínez Burgos: “outro y cousa aún lo dicen los jóvenes”.

Outramiente, dalgunos cuentos de Cayetano Álvarez Bardón básanse n’anécdotas sobre las andanzas reales de llabradores de las ribeiras del ríu Órbigu falantes d’asturllionés na ciudá de Llión n’ocasiones cumo mercaos y ferias. Nesti contestu’l testimoniu del Mercurio Sublantino puede servir de referencia pa constatar la presencia del asturllionés nas chanadas llionesas hasta tiempos mui de recién.

De la primer metá del siegru XIX ye una notable referencia sobre la fala llionesa de Babia onde vemos pola primer vez, que you sepia, el testimoniu y las reflexones propias d’un falante llionés sobre la sua llingua. La información en custión aparez nuna de las cartas qu’un anónimu corresponsal babianu remitíu al eruditu, bibliógrafu y polígrafu Bartolomé José Gallardo y que publicóu Emilio Alarcos (“Cartas a Gallardo en dialecto babiano”, 1957). Na primeira de las cartas dizse:

“Nun sei si b. acertará a pernunciar muitus bucablus qe. che escrivu; peru quandu nus veiamus you che dierei la verdadeira pernunciación de cada unu; yá cun esu pudrá servirche de regla pa outras Cartas, qe. che escriva nu mesmu dialectu. Además de la dificulta q’alcuentru pâ escrivir de manera qe. las chêtras y’acentus marquen la pernunciación, trupiezu cun tantas ya tales irregularidades nus verbus, qe. yera menester una gramática particular, poucu menus cumplicada qe. la francesa, pâ quitar muitas dificultades al qe. nun tien idea d’este bastu chapurrau (…). Buste qe., tanto cunoz las cousas antiguas de nuesa querida España, puede ser qe. pur causalida alcuentre n’este toscu chinguaxe alguna cousa qe. s’asemexe cun algun manuscritu d’estraurdianria antigueda de lus muitisimus qe. reconocen su uechus pa ilustrar mas ya mas nuesu preciosu ya incomparable idioma castiechanu; si asi fos, esperu qe. s’alcuerde algn. dia de decirme si pudu servirche d’algn. pruveitu, la pequena idea qe. you che darei de nuesu chapurrau bavianu. Amigu, cumu acho muitas dificultades pa escribir mieu idioma maternu nun puede pur guei estenderme mas (…)”.

Tien interés ver el pouco apreciu que sentía pola sua fala esti anónimu babianu, anque nun deixa de reconocer que ye’l sou “idioma maternu”.

Nel Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España (1845-1850), feito al cargu de Pacual Madoz, alcontramos una singular referencia al estáu llingüísticu de la provincia llionesa:

“Ni hay más conformidad en el diálecto: las palabras generalmente son castellanas castizas; pero no deja de haber según los parages, algunas voces exóticas y de origen desconocido, cuyo significado solo se comprende en ciertos distritos; si á esto se añade el uso inmoderado que en alguno se hace de los diminutivos, la estraña pronunciación de otros y la variedad de acento en todos, se sabrá sin sorpresa que á duras se entienden entre sí los habitantes de la provincia.”

Vemos cumo comienza indicando la esistencia d’un dialectu, en principiu parecíu al castellanu pol sou vocabulariu, pa pasar darréu a señalar las muitas diferencias col mesmu en custiones cumo’l léxicu, la morfoloxía, la fonética o la entonación. El informante de Madoz remata’l sou comentariu dando a entender que las diferencias llingüísticas en Llión son de tanta entidá que “a duras penas se entienden entre sí los habitantes de la provincia”, afirmación avolumada pero que denota la percepción d´una realidá llingüística diferente a la castellana nel ámbitu llionés.

Casi na llinde cola fecha límite de 1906, quergo rematar con esti comentariu del estorganu Andrés Martínez Salazar qu’en 1904 publicóu nel periódicu La Luz de Astorga el trabayu “Los dialectos leoneses y la Parábola del hijo pródigo”, onde termina apuntando:

“Si alguno de mis queridos compatriotas ha tenido alientos para leer este latoso y mal pergeñado articulejo, sírvale como a su autor, de penitencia por habernos burlado, siendo niños, de los que creíamos solecismos o barbarismos pronunciados por nuestros aldeanos y arrabalistas, sin percatarnos entonces de que hablaban, y hablan, la lengua de sus antepasados y nuestros; lengua digna del mayor respeto y del estudio que la consagran los filólogos nacionales y extranjeros. Con que,…regalaivos”

Vale.

Anuncios

6 pensamientos en “El llionés antias de 1906 (y III)

  1. Son verdadeiras; cumo te digo, las cartas publicóulas Alarcos en 1957 na revista Archivum, de la Universidá d’Uvieu (hai una edición posterior). Tán redactadas en pal.luezu y nellas describese la llingua en Babia, hai hasta notas gramaticales con conxugación de verbos. You penséi qu’estos testos yeran bien conocíos.

  2. Son las encuestas lingüístas feitas nas primeras décadas del siegru XX, dalgunas publicadas solo mui parcialmente nos dous primeiros volúmenes de los “Trabajos sobre el dominio románico leonés” y no estudiu “La diptongación en leonés”, de Diego Catalán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s