El llionés antias de 1906 (II)

maragatos.jpg

El políticu y xurista Pedro Rodríguez de Campomanes (1723-1802), Conde de Campomanes, nun manuscritu de mediaos del XVIII del que da noticia’l profesor Xosé Lluis García Arias, afirmaba al comentar la edición del Fueru Xulgu d’Alfonso Villadiego:

“He sacado todo el texto de estas Leyes [Góticas] sobre un manuscrito en vitela de más de quinientos años, con tanta puntualidad, como si se leyese el manuscrito mismo. El lenguaje en que está és el que aún se habla en Asturias y montañas de León, y no és estraño cometiese yerros Villadiego en la impresión, ó por vicio del original del que se valió, ó por que siendo toledano, no entendiese bien este romance antiguo, que todavía habla el Pueblo en Asturias”.

Las Lleis Góticas mentadas son una versión asturllionesa del Forum Iudicum, y rescampla de la información la correspondencia que vei Campomanes entre la llingua medieval y la “que aún se habla en Asturias y montañas de León”, asina cumo la identidá qu’observa entre la llingua de las duas lladeiras del Cordal.

Nesi mesmu siegru Frai Martín Sarmiento (1695-1772), persona d’una gran erudición inda que publicóu bien poucu en vida y que ye pa José Luis Pensado “el primero en tener una conciencia lingüística del leonés como unidad dialectal”, manifiestóu interés pol llionés constatable en dalgunas de las suas obras onde apaña léxicu llionés, pero especialmente pol siguiente comentariu feito a mediaos del siegru XVIII al tratar sobre’l Fueru Xulgu nel sou Catálogo de voces y frases de la lengua gallega, inéditu hasta’l siegru XX:

“Tradujose en 1235, por orden de San Fernando, en idioma Leonés”.

Rafael Floranes (1743-1801), historiador y eruditu del siegru XVIII, en referencia a un vieyu códice que contenía’l Fueru Xulgu y el Fueru de Zamora deixóu anotáu nuna cita manuscrita del siegru XVIII que recoyíu más tarde Cesáreo Fernández Duro nel tomu III de las suas Memorias históricas de la ciudad de Zamora, su provincia y obispado (1888):

“(…) me hallo con un libro escrito en pergamino, que por la cuenta comprende toda la legislación con que a la sazón se gobernaba Zamora. Y es el Fuero Juzgo de León, en castellano al dialecto leonés, las sumas legislativa y procesal del maestre Jacobo de las Leyes, y por último, el Fuero de Zamora como se hallaba ya entonces, muy aumentado y alterado de aquel primitivo estado en que le debió conceder D. Fernando, el poblador, del cual ni la menor memoria se hace en todo en todo él. Consiste en unos 77 capítulos; pero debieron ser más, porque, a lo menos, le falta una hoja. Está también al castellano al dialecto leonés, que tiene mucha parte de gallego, pues es el que entonces se hablaba en Zamora, participante no poco de las costumbres y resabios por su inclusión y situación en un ángulo entre las dos”.

La duas menciones al “dialecto leonés” que fai Floranes, señalado la especificidá llingüística de los dous testos medievales que comenta, tienen l’interés de ser la primer referencia al llionés onde vemos la mesma denominación empreada por Pidal siegru y picu despuéis.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s