I am legend

i_am_legend_ver2.jpg  Tengo que reconocer que m´apasionan los relatos que xiran alredor del argumentu que trata de la vida del últimu ser humanu sobre la tierra. Seique, el mieu interés nacíu na mia infancia despuéis de lleer un curtiu relatu de Fredric Brown tituláu Knock (La chamada), de 1948, y qu´empieza asina: “L´últimu home sobre la Tierra taba sentáu solu nuna habitación. Picoron a la puerta…”. Despuéis lleí con enorme pracer  Mecanoscript del segon origin (Mecanoscritu del segundu orixe), escrita pol catalán Manuel de Pedrolo y publicada en 1974, onde una pareya de mozos son el nuevu niciu de la humanidá tres desaparecer casi todas  las personas del planeta despuéis d´un ataque estraterrestre. Más de recién emocionéime con The Road (La carretera), de Cormac McCarthy, una obra maestra conmovedora con un escenariu apocalípticu onde se mueven un padre y el sou fiyu pequeñu, y onde los últimos seres humanos enfrentanse al desaniciu de la especie en meyo del horror y la desolación.  

Nun puedo escaecer I am legend, de Richard Matheson. Esta novela de 1954, un clásicu de la lliteratura fantástica, narra la esistencia y resistencia d´un ser humanu, l´últimu al parecer, nun mundu pobráu por vampiros, anque de la sua llectura podemos tirar interesantes reflexones sobre la soledá del ser humanu, la lluita del individuu frente a una sociedá que nun lu acepta, y tamién de cumo nacen los mitos. Nun voi falar de l´adapación de la película de Matheson protagonizada por Will Smith, mui allonxada de la novela, anque tien dellos aciertos notables cumo las imáxenes de la ciudá de New York colas calles vacías (eso si que ye ciencia ficción), o la relación d´afectu cola perra coprotagonista. 

Lo que quiero cuntar ye la esperiencia que tuve al ver la película ya que´l cine onde la ví taba vacíu dafeitu. L´únicu espectador del film ese día y hora nuna sala con trescientas butacas fui you, ante´l mieu desconciertu inicial y sorpresa posterior. Ventayas de vivir nuna cuidá pequeña y dir al cine a horas inverosímiles. Eso si que foi un espectáculu impagable. Por ciertu, que n´outra adaptación de I am legend titulada The omega man, de 1971, (n´España: El último hombre vivo),  hai una escena onde Neville, el protagonista interpretáu por Charlton Heston, contempla una película nuna sala de cine completamente vacía. Inquietante. Pola primer vez na mia vida y a lo llargo de duas horas you sentíme, anque solo fuera un poucu, cumo l´únicu ser humanu sobre la tierra.  

Soi llienda.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s