El nacimientu de las Moiras

Paríu la Nueite al malditu Moros, a la negra Ker y a Tánato; paríu tamién a Hipnos y enxendróu la tribu de los Sueños. Despuéis la diosa, la escura Nueite, dióu a lluz sin deitase con naide a la Burla, al dolorosu Llamentu y a las Hespérides que, al outru llau del ilustre Océanu, cuidan de las formosas mazanas d´ouru y de los árboles que producen el fruitu.  

Paríu tamién a las Moiras y las Keres, vengadoras implacables: a Cloto, a Láquesis y a Átropo que conceden a los mortales, cuando nacen, la posesión del bien y del mal y persiguen los delitos d´homes y dioses. Nunca deixan las diosas la sua terrible cólera antias d´aplicar un amarguríu castigu al que delinque.  

HESÍODO, Teogonía, 1982 (s. VIII a. C.)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s